Buscador
cerrar

El Cociente Intelectual del éxito

05/07/2017
Linkedin Whatsapp

Los detractores de los tests de inteligencia defienden que no son válidos por un motivo. Las pruebas de sus exámenes pueden ejercitarse, por lo que, según ellos, no obtiene más resultados quien es más inteligente, sino quien más veces los realiza.

Defienden que si haces la prueba más de una vez, acabas pillando el truco al examen, y tus resultados acaban mejorando. Sin embargo, mi interpretación de ese hecho es justo la contraria: si tu puntuación puede aumentar es porque tu inteligencia puede mejorar. La inteligencia no es algo estático, sino fluctuante; no fijo, sino mejorable.

  Dado que nadie ha creado un CI del éxito, nadie puede saber el cociente intelectual del éxito de cada persona, pero que no conozcamos ese número no quiere decir que no haya unos que lo tengan mucho más elevado que otros. Tras años investigando qué personas tienen un CI del éxito mayor y qué hábitos los hacen únicos, estos son mis consejos para ti de lo que yo he extraído de ellos.

  Entrena el hábito de curiosear. Una de sus principales cualidades es que han desarrollado la virtud de tener una curiosidad insaciable, y ese es el primer paso para acabar descubriendo cosas increíbles. La inmensa mayoría serán descubiertas sólo por el placer de saberlas, pero unas cuantas de entre ellas acabarán siendo llaves que en el momento adecuado te abrirán un atajo hacia tu éxito. ¿Cuál es la forma de entrenar esta aptitud? Si compras un coche nuevo, pulsa esos botones que no sabes para qué sirven. Si desconoces el funcionamiento de un aparato, investiga tú cómo manejarlo en lugar de preguntar a otro. Si siempre tomas el mismo camino al trabajo, hoy elige uno que nunca has tomado. Al principio no lo hagas tanto por descubrir cosas como por entrenar tu curiosidad. En la medida en que esta aumente, tu CI del éxito también lo hará.

  Entrena el hábito de adquirir conocimiento. Si te pido que pienses en alguien que siempre parece tener todas las respuestas a todo, seguro que una o dos personas te han venido a la mente de forma inmediata. Mi amigo More es esa persona para mí. Siempre lo sabe todo. ¿Casualidad? En absoluto. En su casa tiene una biblioteca más grande que la de muchos colegios. Él se guía por un principio que me encanta y que te recomiendo: «nunca escatimes en conocimiento». Si alguna vez tienes que decidir entre comprar un libro y comprar una comida, elige el libro.

Una comida te alimenta por un día. Un libro te alimenta para toda la vida

  Entrena el hábito de aprender nuevas destrezas. Presta atención a algo revolucionario que te voy a contar a continuación. Es un principio sobre la adquisición de habilidades que casi nadie conoce y que te golpeará en la cabeza como un ladrillo:

  Imagínate que aprender una destreza te llevase cien horas de práctica. Supón que todo ese conocimiento lo dividieras en dos grupos: la primera mitad, que representa pasar de no saber nada a ser mediocre, y la segunda mitad, que representa pasar de ser mediocre a ser experto. Ahora viene el ladrillazo:
  Lo que se tarda en adquirir la primera mitad de una habilidad y ser mediocre es una hora.
  Lo que se tarda en adquirir la segunda mitad y ser experto son las 99 restantes.


  Este principio es terrible para los que quieran ser expertos, pero REVOLUCIONARIO para ti que sólo buscas aumentar tu lista de destrezas. Reléelo un par de veces y no pases al siguiente hasta que no hayas captado su enorme magnitud.

  Entrena el hábito de relacionarte. Las personas con mayores capacidades para salir adelante, esto es, mayor CI del éxito, han desarrollado no sólo el don de gentes, sino la disciplina de aplicarlo: exponerse, salir, conocer gente, mantener relaciones, adquirir contactos. Pero lo que los diferencia verdaderamente de otros es que no lo hacen por lo que puedan obtener a cambio, sino porque han aprendido a disfrutar de ello. Sus relaciones no son interesadas, sino genuinas. Y ¿qué sucede como consecuencia? Cuando muestras un interés genuino por alguien, ese alguien estará más que encantado de ser escalón en tu escalera del éxito el día que necesites de su impulso.

Las mayores puertas hacia el éxito no son puertas. Son personas


  Entrena el hábito de no preocuparte. Si hay algo que realmente sitúe en una categoría aparte a las personas con mayor CI del éxito es su capacidad para gestionar la preocupación. Mientras el resto del mundo se atenaza por nimiedades, ellos no se inmutan ni con grandes infortunios. Aquí te dejo la semilla para que des tu primer paso de cara a la conquista de este punto.

Preocúpate sólo de aquello que puedas e intentes cambiar. Al resto, no le concedas ni un suspiro

  O mejor aún...

#LaInteligenciadelÉxito
No te preocupes por nada que no vayas a recordar dentro de un mes.
@Anxo

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos