Buscador
cerrar

El contrapeso

02/08/2017
Linkedin Whatsapp

MALO-lete tenía mala memoria. Él sabía que si MALO-lita, su pareja, le enumeraba siete alimentos para que los comprara al volver del trabajo, él sólo recordaría tres, y que si su mecánico le decía que su coche tenía varios problemas, él no conseguiría recordar más de la mitad para cuando llegase de vuelta a casa. Su amigo BUENE-dicto, por el contrario, tenía una memoria muy buena. De hecho, estupenda. Podía recordar cualquier cosa que le contaran, conseguía describir momentos de su infancia con todo tipo de detalles e, incluso, era capaz de memorizar las fechas de nacimiento de personajes históricos. Un día, su esposa BUENE-dicta, durante un evento en el que ambas parejas coincidieron, hablando de la memoria de su esposo con MALO-lita, le confesó que, a pesar de su gran memoria, era habitual que su marido de vez en cuando se olvidara de alguna cosa.
—Después de todo siempre hay mil cosas que recordar —expresaba BUENE-dicta a modo de justificación— y no es de extrañar que alguna, de entre tantas, se le escape.
—Pues el caso de MALO-lete es muy curioso, ya que no tiene buena memoria pero al final nunca acaba olvidando nada. No sabría muy bien el motivo, pero lo cierto es que es así.
—Qué curioso. ¿Estás segura de que tiene mala memoria?
—Sí. Terrible. Pero ahora que lo pienso, es cierto que SIEMPRE anota todo. Quizás sea por eso…


  ¿Cómo puede ser que a MALO-lete, que tenía una memoria desastrosa, no se le olvidaran cosas y a BUENE-dicto, que la tenía prodigiosa, sí?

  La respuesta está en el contrapeso.

  MALO-lete es consciente de que su memoria no es prodigiosa, sino más bien lo contrario, y de que eso no va a cambiar. Y la manera de contrarrestar esa debilidad es haciendo uso de un contrapeso, un mecanismo compensatorio que hace que su nuevo yo, en esa área, no sólo sea más fuerte que antes, sino incluso más fuerte que muchos. Su contrapeso consiste en anotarlo absolutamente todo. Hay un gran motivo por el que hacer uso del contrapeso es aumentar tu inteligencia del éxito, y es que el contrapeso tiene el poder de convertir una debilidad en una fortaleza.

  Entender esto hace que lo que inicialmente para ti sea un problema acabe convirtiéndose en una ventaja. MALO-lete acaba recordando las cosas no porque tenga mejor memoria, sino precisamente por no tenerla, ya que eso le obliga a anotarlas. La paradoja de este Peldaño está en que nadie elegiría tener un problema de memoria y, sin embargo, si no lo hubiera tenido, no haría uso de la herramienta que constituye el contrapeso y le permite recordar las cosas mejor que aquellos que la tienen buena. Es precisamente la existencia de la debilidad la que te da la motivación para encontrar un contrapeso, ya que si no existiese la debilidad, tampoco existiría la motivación.


#LaInteligenciadelÉxito
Lo importante no es tu número de flaquezas, sino cuántas de ellas conviertes en fortalezas.
@Anxo


  Tu médico te dice que tienes un problema de espalda que sólo puedes sanar fortaleciéndola. ¿Qué decides hacer? Poner en marcha tu contrapeso y hacer ejercicio. Ahora no sólo tienes una espalda más fuerte que antes. Además, tienes mejor salud.

  Tu jefe te dice que te ve falto de conocimientos. El primer día te hunde. Luego decides encontrar tu contrapeso. Completas un MBA y, como consecuencia, te conviertes en el jefe de tu jefe.

  Tu pareja lleva una temporada demasiado negativa. Tú le regalas este libro como contrapeso. Ahora no sólo ha encontrado un Peldaño que le hace ser más positiva, sino que, además, ha descubierto tres Peldaños de oro más que le han revolucionado la vida. :-)


  La lista no es larga, sino larguísima. Lo único que tienes que hacer para que este Peldaño aumente tu inteligencia del éxito es tenerlo presente cada vez que te halles ante una debilidad y dar la vuelta a los problemas para convertirlos en ventajas, aplicando el poder del contrapeso.


Tener un contrapeso es convertir una pequeña debilidad en una gran fortaleza.


Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos