Buscador
cerrar

Gimnasiodelfuturo.com

02/08/2018
Linkedin Whatsapp

Regina lleva varios días con la mosca detrás de la oreja por causa de un nuevo producto cuya publicidad ella se encuentra por todas partes. Enciende el televisor y ahí están sus anuncios. De camino al trabajo lee sus vallas publicitarias a ambos lados de la carretera. Y cuando entra en internet parece como si banners parpadeantes copasen todas las páginas web que ella consulta. Le pica la curiosidad y finalmente decide buscar información y ver uno de sus vídeos promocionales:

«Llega GimnasioDelFuturo.com. El concepto más revolucionario de la historia del ejercicio. GimnasioDelFuturo.com. ¡Hacemos tu ejercicio por ti! Tú te quedas en tu sofá y lo único que tienes que hacer es entrar en GimnasioDelFuturo.com, elegir uno de nuestros esculturales monitores, seleccionar el tipo de ejercicio y voilà. Él o ella hará el ejercicio por ti mientras tú te quedas tranquilo en tu sofá comiendo patatas fritas y presenciando a través de una videoconferencia cómo lo hace. Hacer deporte nunca ha sido tan fácil. Millones de personas de todo el mundo se han apuntado a este revolucionario modo de hacer ejercicio. ¡Nosotros levantamos tus pesas mientras tú observas!».

¿Se cree ella un anuncio así?

Hay un motivo por el que ni Regina se lo cree ni tú tampoco.

Es que si alguien levanta tus pesas por ti, el que se fortalece es él y no tú. ¿Por qué? Porque...

La resistencia produce crecimiento.

Ahora, la pregunta es: si en el gimnasio el 100 % de las personas que se inscriben quiere encontrarse una resistencia porque sabe que solo así podrán tener éxito con sus objetivos de musculación, ¿por qué el resto del tiempo queremos evitar esa resistencia y aun así obtener éxito en la vida?

El objetivo de este Peldaño es conseguir que tengas la misma actitud con los baches de la vida que con las pesas del gimnasio. Igual que en el gimnasio no solo eres tú quien busca enfrentarse a esas pesas, sino que hasta pagas por ello porque sabes que si hay resistencia hay desarrollo, cuando te encuentres con una adversidad en la vida, emplea el mismo amor propio para ser tú quien acepte enfrentarse a ella, ya que si el que la atraviesa eres tú, el que crece gracias a ella, también.

Deja de ver los obstáculos como obstáculos y empieza a verlos como oportunidades de crecimiento.

Si haces esto, sucederán dos cosas. La primera es que invertirás el papel de las adversidades en tu vida. Si antes las veías como una losa que tan solo nutría un pozo de desaprovechamiento, ahora las verás como unas mancuernas de gimnasio que alimentan tu pozo de crecimiento. La segunda es que invertirás asimismo la actitud de tu mente, repercutiendo con ello sobre tu propia inteligencia del éxito. Si antes un revés era motivo de desánimo, ahora lo es de desarrollo y por tanto de ilusión.

#LaInteligenciadelÉxito
El tesón no se mide por cómo nos comportamos cuando hace sol, sino por cómo actuamos en la tormenta.
@Anxo

La gente con mayor inteligencia para el éxito son inversores de situaciones. Toman una situación negativa y le dan la vuelta: las situaciones desfavorables las invierten para convertirlas en favorables, las amargas para convertirlas en el azúcar con el que endulzar los triunfos futuros, los reveses para convertirlos en preparación para la siguiente batalla, las adversidades en instructores y los obstáculos en gimnasios.

Convierte la frustración de hacer lo que detestas en motivación para impulsar lo que amas.

 
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos