Buscador
cerrar

Según Cristina Hoole, “no les cobramos ya que, al apuntarse, traen consigo sus contactos”. Unos contactos (perfiles) que cobran valor por la cantidad disponible en la web, su distribución geográfica (presencia en el mayor número de países y ciudades posible) y la calidad profesional de los mismos.


En Linkedin llegan a explicar su liderazgo por su dominio de estos factores. Además de disponer de 53 millones de perfiles contra los 8,3 millones de la alemana, presume de estar más globalizada, con 27 millones de suscriptores en EE UU, 12 millones en Europa y el resto en Asia y Latinoamérica, “algo decisivo en la actualidad en que los negocios se hacen a escala global”,  recuerda Hoole. Xing es más local: el 62% de sus miembros se concentran en cinco países (Alemania, Austria, Suiza, España y Turquía) y sólo el 38% está en el resto del mundo. Otro argumento a la hora de vender la suscripción premium es la calidad de los perfiles. “El 80% de nuestros miembros son graduados universitarios y el 60%, personas que toman decisiones”, asegura Hoole, de Linkedin.


En Xing hacen hincapié en “los profesionales universitarios jóvenes, con algunos años de experiencia y ganas de moverse. Las personas con posiciones avanzadas no tienen tanta necesidad de desarrollar su network”.


El talón de Aquiles del modelo es el bajo porcentaje de suscriptores premium. Xing tenía en septiembre 662.000 suscriptores premium de un total de 8,3 millones. En Linkedin no informan sobre esa cifra, pero se cree que es similar. Hacerlos crecer es, pues, el objetivo prioritario: ambas tratan de incentivar la llegada y permanencia de estos miembros con nuevas prestaciones. “Hay que trabajar para que la gente se apunte al premium”, apunta Daniel Pérez, “explicándole y enseñándole a utilizar todas sus ventajas”.


Combinar todas las ventajas

Linkedin y Xing amplían constantemente la oferta de funciones para dar valor añadido y fidelizar a los suscriptores, software que procede de acuerdos con socios u otras empresas de la web 2.0. Xing ha creado la posibilidad de que sus miembros organicen eventos off line lo que, según Pérez, “permite combinar las ventajas de la web y el mundo real y multiplicar los beneficios del networking”. Estos eventos, de los que en el 2008 se han realizado  55.000 (2.300 en España), pueden ser convocados por cualquier miembro premium o por los llamados ambassadors de Xing, personalidades bien relacionadas y capacidad de convocatoria en una zona.


Pérez reconoce que el servicio premium tiene fuertes limitaciones, en especial en países como España, con poca cultura de pagar por Internet, donde el ratio de miembros particulares que pagan es mínimo. “Eso nos está obligando a orientar el servicio a las empresas.



 
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia