Buscador
cerrar

Tu éxito no depende de cuánto te ayuden otros. Depende de tí

03/12/2014
Linkedin Whatsapp

 
@ANXO
El fin a tus problemas coincide con el primer día en que TÚ decidas ponérselo.
#88Peldaños

He conocido a gente con inteligencia que ha fracasado y a gente con dinero que ha fracasado, pero no a gente con determinación que haya fracasado. La determinación es el imán del éxito. Si me preguntaran qué tienen en común las personas de mayor éxito del planeta y qué atributo es el principal responsable de ese éxito, mi respuesta no sería otra: la determinación.

En la vida, toda nueva circunstancia siempre encierra algún tesoro por pequeño que sea, el cual solo pertenece a aquellos con la determinación de hallarlo

Cásate con tu idea. Márcate un objetivo y hazte la promesa de no retirar los ojos de él. No saltes con un pie, sino con dos. Conciénciate de que el camino será duro pero arranca a pesar de ello. El mejor momento para mentalizarte de tu flaqueza en los valles es durante la euforia de tus picos. Usa la ilusión del arranque sin ser iluso. Adelántate a los baches. Sé consciente de que tu primera tentación de abandonar llegará en tan solo unas semanas o meses. Reconoce que no será la única. Anticipa lo intensa que será esa tentación de hacerlo, pero prométete que tu determinación a continuar pesará siempre un gramo más que ella; lo suficiente para inclinar la balanza hacia tu lado y vencer.

No rechaces la ayuda de otros, pero tampoco la busques. Dedica menos tiempo a pensar qué pueden hacer otros por ti y más a qué puedes hacer tú por ti mismo. Entrar a debate sobre si otros podrían o incluso deberían hacer algo por ti, es estéril. No te acerca ni medio paso a tu objetivo, sino al revés, ya que aumentará tu frustración y te centrará en problemas en lugar de en soluciones. Cuando esperas ayudas de otros, dejas el balón en el tejado de ellos y no en el tuyo. Es bueno que no te ayuden. Demostrarás que hacerlo por ti solo sí era posible. La pregunta es ¿quién es dueño del control de la solución? Y la respuesta siempre es «yo».

Cada gota de sudor tuya vale por diez que otros derramen por tí. Cada euro que tú consigas valdrá por diez que otros te den

No puedes ayudar a nadie que no quiera ayudarse a sí mismo. Nadie estará dispuesto a ayudarte si no eres tú el primero que se ayuda. Yo me alegro de que sea así, ya que de otro modo sería fomentar lo injusto.

No voy a poner nombres a los miles de casos de fracaso por indeterminación. Todos conocemos muchos: hijos de padres millonarios que estudiaron en los mejores colegios, que querían ser presidentes, actores, cantantes o modelos, a quienes se les abrían puertas por intervención de los contactos que sus padres movilizaban. Tenían supuestamente todo a favor salvo un ingrediente. No pensaban que el éxito dependiera de sí mismos, sino de cuánto les ayudasen otros.

Si tu barco lo mueve el viento, el día que se acaba el viento te quedas sin barco.

En ese momento en que descubres que tienes el poder de ser tu propio viento y que la puerta a tu éxito no está en otros, sino en ti, es cuando tu potencial se desata y pega su mayor salto para cruzar el umbral del no-retorno.

Del libro “Los 88 Peldaños del Éxito”
#88Peldaños

Al igual que TU llave de casa, la de TU éxito también está en TU propio bolsillo

Anxo Pérez, CEO 8Belts.com (Habla un idioma en meses)
www.anxoperez.com

@anxo8BELTS

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia