Emprendedores.es

Igual que cocinamos para comer, nacemos para aprender

30/04/2015

Quizá por el momento de crisis, quizá por la singularidad de nuestra historia, el éxito de 8Belts en España fue muy sonado. El número de entrevistas se multiplicó exponencialmente en muy poco tiempo. Hubo semanas que llegué a tener más de veinte. Periodistas de la talla de Ana Rosa Quintana, Carles Francino o Isabel Gemio se mostraban sorprendidos no solo de que «8Belts tuviera un nivel tan alto de eficacia», sino de que «Anxo pudiera haber aprendido nueve idiomas o a tocar seis instrumentos musicales». Yo, fiel a mi mensaje habitual, incidía en que tanto el éxito como el fracaso en el aprendizaje dependen poco del alumno y mucho del método (dando por hecho que el alumno sí tiene una motivación real), y que el mérito no era tanto mío como de la forma en que yo aprendía. Pero normalmente a ellos mi respuesta no les resultaba del todo convincente y lo que seguía era una pregunta que, aunque ya se convertía en un hábito, a mí me seguía resultando desconcertante: «¿eres superdotado?».

     Por un lado la pregunta me hacía sentir halagado, pero por otro tremendamente ruborizado. Es cierto que en Estados Unidos me habían hecho unas pruebas cuyos resultados no eran precisamente «mediocres», pero he descubierto que hay algo infinitamente más importante que si lo soy o no.

     Es: qué me considero.
     Y lo que me considero es...
     ... un humilde aprendiz.

#88peldaños
Igual que si cocinamos es con la finalidad de comer, si nacemos es con la finalidad de aprender.
@ANXO

     Si la máxima es cierta (y lo es) y realmente hemos venido a este mundo para aprender, entonces eso nos convierte a todos en aprendices, y si es así, estamos de suerte, ya que la curva de aprendizaje está de nuestro lado. Tan sólo ten en cuenta estas palabras:

     Ser un experto en algo, requiere 10.000 horas.
     Defenderse con soltura, sólo requiere diez.

     ¿Qué? ¿Estoy a 10 horas de mantener una conversación básica en un idioma, tener unas nociones de kárate o tocar un par de canciones en el piano?

     Sí. De hecho, de esas diez, la mayor parte de los progresos suceden en la primera. ¿Por qué?

     Porque la curva de aprendizaje está a favor del novato y en contra del experto.

     Pasar del cero al 80 por ciento en el dominio de una destreza, bien enseñada, puede llevar poquísimo tiempo. Pasar del 80 al 100 por ciento y ser experto lleva toda una vida.

     Reflexiona sobre este Peldaño. El día que fermente en tu mente no quedará espacio en tu currículum para tus nuevas habilidades. ;-)

Del libro “Los 88 Peldaños del Éxito”
Anxo Pérez, CEO 8Belts.com (Habla un idioma en meses)
www.anxoperez.com

Publicidad
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir lo mejor de Emprendedores en tu correo? Date de alta en nuestra Newsletter y descárgate gratis la ‘Guía Quién te ayuda a Emprender 2016’.


Encuentra tu Franquicia