Emprendedores.es

Capitalizar el paro

Conseguir la prestación del paro en un pago único puede convertirse en una opción interesante para probar el autoempleo. ¿Interesa siempre? Veámoslo.

Isabel García Méndez 08/08/2014

Todos los pasos para cobrar el desempleo en un pago único y emplearlo para poner en marcha un negocio
Se puede solicitar cuando ha cesado totalmente la actividad laboral anterior. La cantidad máxima que se puede cobrar es del 60%. Válido para autónomos, cooperativas y sociedad laboral.

A sus 45 años, Javier López se ha quedado en paro. Por delante le quedan 24 meses de desempleo, pero el futuro no se presenta nada alentador. Con una tasa de paro en subida constante, alcanzando cotas que no se veían desde 1998, las perspectivas de encontrar un trabajo interesante se recortan en proporción inversa a su edad. Ante esa situación, ha decidido optar por el autoempleo y pedir la capitalización del paro. Aunque éste es un caso hipotético, lo cierto 39.302 personas optaron en 2008 por esta solución: 34.176 para darse de alta como autónomos, 2.528 para integrarse en una cooperativa y 2.231 para hacerlo en una sociedad laboral. Pero, ¿en qué consiste esta fórmula? ¿Cuáles son los requisitos? ¿Interesa siempre?

QUIÉN LO PUEDE PEDIR

La capitalización del paro es el cobro en un único pago de la prestación de desempleo para iniciar una actividad profesional. Para conseguirlo debe justificarse la finalidad de la inversión, que ha de ser exclusivamente empresarial. Desde que se solicita hasta que se cobra, puede pasar entre un mes y mes y medio. Lo pueden solicitar todos aquellos desempleados que estén cobrando una pensión retributiva por cese definitivo de su relación laboral y que justifiquen la necesidad de ese capital para una inversión empresarial:

  • Que quieran trabajar por cuenta propia o como autónomos y tengan una minusvalía igual o superior al 33%.
  • Que quiera trabajar como autónomo aunque no tenga ninguna minusvalía.
  • Jóvenes menores de 30 años que destinen la prestación al capital social de una nueva sociedad.
  • Que quieran incorporarse como socio trabajador estable de una cooperativa o una sociedad laboral de nueva creación o con la que estuviese unido antes por una relación laboral inferior a los 24 meses.
CANTIDADES A COBRAR

De la cantidad desembolsada se deducirá el importe relativo al interés general del dinero, que será el que corresponda en el momento de la solicitud. Las cantidades a que se tienen derecho varían en función de la situación personal y laboral del solicitante:

Autónomos. La cantidad que se puede cobrar en un pago único es del 60%, que alcanza el 100% para los menores de 30 años y las mujeres hasta los 35 años. El resto del dinero se destina a compensar las cuotas de la Seguridad Social. “Esto explica el aumento del capital del que pueden disponer los dos colectivos antes mencionados, puesto que ambos están ya bonificados con un 25% en sus cuotas de la Seguridad Social, por lo que no tiene sentido dejarles tanto dinero para la compensación”, afirma Sebastián Reyna, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). El abono de las cuotas se realiza mensual o trimestralmente previa presentación de los pagos de las cuotas por el particular.

Autónomos con minusvalía. En el caso de discapacitados con un grado de minusvalía igual o superior al 33% se puede solicitar el 100% del capital pendiente de cobrar.

Sociedades. Si tienes menos de 30 años puedes conseguir el 100% de tu prestación si la destinas integramente al capital social de una entidad mercantil de nueva creación o que no lleve constituida más de 12 meses.

Cooperativas y sociedades laborales. Aquí existen dos posibilidades: que estés ya trabajando en cualquiera de estos dos tipos de sociedades y quieras pasar a ser socio o que estés desempleado y quieras crear una sociedad laboral o una cooperativa con otros socios. En ambos casos, cabe la posibilidad de solicitar el 100% del paro si es la cantidad necesaria para aportar como capital social de la organización. Si necesitas menos, el Servicio Público de Empleo te concederá la cantidad necesaria y el resto lo destinará a la compensación de las cuotas de la Seguridad Social. Si es más, sólo te concederán el máximo que te quede por percibir.

"
Nuevas normas a partir del 10/10/2015 para el cobro del 100% de la prestación por desempleo

A partir de esta fecha se podrá abonar a los beneficiarios de prestaciones por desempleo de nivel contributivo hasta el 100 por cien del valor actual del importe de dicha prestación, en los siguientes supuestos:

a) Cuando pretendan constituirse como trabajadores autónomos. En este supuesto, el abono de la prestación se realizará de una sola vez por el importe que corresponda a la inversión necesaria para el desarrollo de la actividad por cuenta propia, incluido el importe de las cargas tributarias para el inicio de la actividad.

No se incluirán en este supuesto quienes se constituyan como trabajadores autónomos económicamente dependientes suscribiendo un contrato con una empresa con la que hubieran mantenido un vínculo contractual previo inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo, o perteneciente al mismo grupo empresarial de aquella.

b) Cuando capitalicen la prestación para destinar hasta el 100 por cien de su importe a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil de nueva constitución o constituida en un plazo máximo de doce meses anteriores a la aportación, siempre que vayan a poseer el control efectivo de la misma, conforme a lo previsto por la disposición adicional vigésima séptima del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social y a ejercer en ella una actividad profesional, encuadrados en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

No se incluirán en este supuesto aquellas personas que hayan mantenido un vínculo laboral previo inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo con dichas sociedades u otras pertenecientes al mismo grupo empresarial.

En ambos casos, quienes capitalicen la prestación por desempleo, podrán destinar la misma a los gastos de constitución y puesta en funcionamiento de una entidad, así como al pago de las tasas y tributos. Podrán, además, destinar hasta el 15 por ciento de la cuantía de la prestación capitalizada al pago de servicios específicos de asesoramiento, formación e información relacionados con la actividad a emprender.

Se abonará como pago único la cuantía de la prestación, calculada en días completos, de la que deducirá el importe relativo al interés legal del dinero.

No obstante, si no se obtiene la prestación por su importe total, el importe restante se podrá obtener mensualmente para subvencionar la cotización del trabajador a la Seguridad Social y en los siguientes términos:

a) La cuantía de la subvención, calculada en días completos de prestación, será fija y corresponderá al importe de la aportación íntegra del trabajador a la Seguridad Social en el momento del inicio de la actividad sin considerar futuras modificaciones, salvo cuando el importe de la subvención quede por debajo de la aportación del trabajador que corresponda a la base mínima de cotización vigente para cada régimen de Seguridad Social; en tal caso, se abonará esta última.

b) El abono se realizará mensualmente por la entidad gestora al trabajador, previa comprobación de que se mantiene en alta en la Seguridad Social en el mes correspondiente.

La solicitud del abono de la prestación por desempleo de nivel contributivo deberá ser de fecha anterior a la de inicio de la actividad como trabajador autónomo o como socio de la entidad mercantil, considerando que tal inicio coincide con la fecha que como tal figura en la solicitud de alta del trabajador en la Seguridad Social.

No tendrán derecho a percibir la prestación por desempleo en su modalidad de pago único quienes en los 24 meses anteriores a su solicitud hayan compatibilizado el trabajo por cuenta propia con la prestación por desempleo de nivel contributivo.

Si tras el cese involuntario en el trabajo por cuenta propia sin haber extinguido la prestación por desempleo de nivel contributivo, el trabajador tuviera derecho a la protección por cese de actividad, podrá optar entre percibir esta o reabrir el derecho a aquella. La opción por una u otra protección implicará la extinción de la prestación por la que no se opta.

"
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir lo mejor de Emprendedores en tu correo? Date de alta en nuestra Newsletter y descárgate gratis el ‘Especial Franquicias Emergentes’.


Encuentra tu Franquicia