Buscador
cerrar

Emprender

Ideas iniciales si quieres montar una bodega

El vino vive una revolución. Por ello es un buen momento para montar una bodega. Te apuntamos algunas claves.

05/03/2018
Linkedin Whatsapp
montar bodega

El mundo del vino es profundamente clásico. Quizá sea porque su elaboración es algo ancestral, por la importancia de la tradición (incluso de la familia) en su proceso de producción o por el ritual y el halo de distinción que envuelve su consumo. Y esto se refleja en los productos. ¿Cuántas marcas conoces que incluyan las palabras ‘castillo’, ‘marqués’, ‘viña’, ‘señorío’...? Por no hablar de las botellas y sus etiquetas, casi siempre con los mismos colores (burdeos, morado, blanco...) y tipografías (letras doradas). Sin embargo, cada vez son más las bodegas que están explorando caminos distintos, tratando de desmarcarse y buscando la manera de destacar en un mercado donde todavía existen muchas oportunidades. Aquí tienes cinco buenos ejemplos.

Pero para destacar en este mercado, hay que desafiar el establishment del sector, actuando sobre algunas vertientes del negocio:

La calidad del vino. 

Como es lógico, la primera innovación viene de la mano de los propios vinos. Todas las bodegas buscan elaborar los mejores productos y distinguirse de los demás por su calidad. Además, muchos fabricantes están tratando de revestir sus vinos con nuevas cualidades. Aquí encajan el vino de producción ecológica, sin alcohol, funcional, vegano y kosher.

Innovar en los envases. Muchos fabricantes están rompiendo la monotonía del embotellado tradicional, apostanto por botellas con colores y formas distintos (serigrafiadas, plateadas, con forma de bote de perfume o de una antigua frasca de vino) o incorporando etiquetas en las que prima el diseño, a veces incluso con la firma de afamados modistas. Hasta las hay que se han decidido a lanzar vinos en lata, como si se tratase de un refresco.

Más canales de venta. 

El vino tiene dos canales clásicos: a través de la hostelería o de la distribución organizada, bien sean en grandes superficies o en tiendas convencionales y gourmet, a las que llegan mediante empresas comercializadoras. Sin embargo, hoy en día es evidente la importancia que tienen las tiendas online y casi todas las bodegas están desarrollando este canal. Además, existe la posibilidad de la venta directa telefónica o por catálogo.

Negocios tangenciales. 

Se trata de actividades relacionadas con el vino, como el enoturismo. Esto incluye las visitas guiadas a bodegas, los cursos y catas o la puesta en marcha de restaurantes, hoteles y spas. Aquí se enmarca la fiebre por la construcción de bodegas diseñadas por renombrados arquitectos. También la investigación y desarrollo de elementos funcionales a partir de la uva para su aplicación a la industria alimenticia, cosmética y farmacéutica.

Nuevos mercados. 

Aunque antes hemos visto que el comportamiento de las exportaciones de vino con D.O. no fue todo lo bueno que cabría esperar en 2010, las bodegas consultadas coinciden en resaltar la relevancia de dos mercados: EE UU y Asia. Y dentro de éste último, China. Algunos productores ya cuentan con filiales en estos países y todos son conscientes de que hay que estar en Oriente para el momento en que la cultura del vino empiece a arraigar.

 
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.



Ver más articulos