Buscador
cerrar

Marketing

Ideas sencillas para empezar tu estudio de mercado

Antes de crear una pequeña empresa, conviene hacer un estudio de mercado. De entrada, reducirás muchísimo el riesgo de apostar por un negocio que no sea rentable y te puede ayudar a enfocar mejor tu idea o detectar otros nichos potenciales.

16/07/2015
Linkedin Whatsapp

Por dónde empieza un estudio de mercado de nicho? ¿Analizamos sencillamente ese pequeño segmento para ver cuánto es de grande o empezamos por un mercado generalista y vamos acotándolo? Lo ideal es lo segundo: ir de mayor a menor, de lo generalista a la especilidad.

Así, por ejemplo, del mercado de transportistas puede surgir la idea de cubrir traslados de artículos delicados, como los pianos que desplaza Transportes Rabanal. De una librería, se puede acotar a una librería que sólo venda libros de deportes (Librería Deportiva) u otra hiperespecializada, sólo libros de fútbol (librofutbol.com). Y nada tiene que ver vender un comercio de comida para alérgicos (Alervita) con una empresa que fabrica dulces para alérgicos (sin gluten) enfocados al mercado B2B (Muuglu).

Donde pongamos el listón de la especialización es lo de menos, en este caso la cuestión es: ¿cómo vamos a conseguir la máxima rentabilidad?, ¿somos más eficientes siendo más grandes o siendo más pequeños? Las respuestas a estas interrogantes dependerán del tamaño del mercado y de la competencia.

¿Cómo calcularlo?

En la mayoría de los casos, podrás calcularlo a través de Internet. “Con herramientas SEO como Google Keyword Planner puedes conocer cuántas consultas se hacen de promedio en la web sobre un tema determinado. No es que nos diga exactamente el tamaño del mercado, pero nos da una idea aproximada de cuánta demanda puede tener al cabo de un mes un producto determinado”, señala Fernando Maciá, que advierte: “El problema con los micronichos es que los tamaños de muestra son muy pequeños, están muy dispersos y es mucho más difícil que esas herramientas lleguen a tener un tamaño de muestra como para que nos de una idea. Lo aconsejable en estos casos es localizarlos en comunidades, en buscadores verticales de un sector determinado, en foros profesionales, en grupos de Linkedin o Facebook. Conviene identificar dónde están y ponerse en contacto con ellos e, incluso, intentar convertirlos en nuestra propia comunidad”.  

También debes tener claro que Internet no te dará posiblemente el tamaño de mercados de nicho B2B. “Si miro en Google cuánta gente busca empresas de mantenimiento de motores de avión, me sale cero. No hay muestra, pero el nicho existe. Y seguramente esta empresa con pocos clientes al año es superrentable”, comenta Maciá.

Conoce a tu competencia

“Google también te permite investigar si hay competencia o no, el coste potencial de entrar en ese pequeño nicho para hacer marketing, etc.”, apunta de Pinedo.  
Teniendo claro que hay suficientes clientes y podemos con la competencia, queda por  asegurarnos de que las personas que hemos detectado como potenciales clientes estarán dispuestas a pagar por nuestro producto. Además, habrá que valorar cómo se comportan esos clientes: ¿cuánto están dispuestos a pagar por ello y con qué frecuencia? Y, sobre todo, si nuestra oferta resuelve, realmente, una necesidad concreta.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.



Ver más articulos