Emprendedores.es

Empresa de formación

Rafael Galán 23/02/2010

  • Definición de la empresa: Centro de formación.
  • Forma jurídica: Sociedad Limitada.
  • Instalaciones: 400 metros cuadrados.
  • Equipos y maquinaria: Equipos informáticos, software, mobiliario…
  • Personal y estructura organizativa: La empresa, estará formada por aproximadamente ocho personas, incluidos los emprendedores.
  • Cartera de servicios: Los servicios que ofrecerá la empresa son cursos de formación. Impartidos en cualquiera de las tres modalidades siguientes: presencial, on line y blended- learning.
  • Clientes: Los clientes se estructurarán en: responsable de formación; trabajador; estudiante...
  • Herramientas de promoción: Página web; dípticos; folletos; material promocional; contacto directo con los clientes; anuncios en prensa especiliazada.

IDEA DE NEGOCIO

Sí, has acertado. Tienes que innovar. “Debes tener en cuenta que la innovación no tiene que ser solamente de producto, puede llevarse a otros terrenos, como la metodología didáctica, la calidad del profesorado, la combinación de clases on line y presenciales, sistema de clases vía webcam, gestión de prácticas profesionales en empresas para alumnos que no estén trabajando, sistema de acompañamiento del profesor a los alumnos/trabajadores en la empresa durante un periodo para aclarar dudas y supervisar la formación, etc.”, propone Vieites.

Además, tienes que segmentar a tu público tanto como puedas.“Si quieres poner en marcha un centro de formación especializada para empleados de pymes, no quieras llegar a todas. Céntrate en un sector y cuanto más concreto sea, mejor. Por ejemplo en la línea de: Voy a ofrecer formación especializada a los directivos de empresas ubicadas en el polígono industrial X de esta o esta otra ciudad. En su mayoría son empresas familiares y tienen carencias en materias de organización de ventas, productividad, reducción de costes, y gestión de crisis”, plantea Alfaro. Montar otra escuela de negocios en las principales capitales de provincia españolas no tiene sentido.

Ajusta tu oferta formativa
“Esta especialización te permitirá conocer de cerca las necesidades de las empresas, ajustar tu oferta formativa a esta demanda y fidelizar clientes realizando cursos de reciclaje o de actualización (por ejemplo, en el uso de nuevos programas informáticos...)”, añade este experto en creación de empresas.

¿Por qué tienes que afinar tanto? “Es un sector complicado con mucha competencia donde abundan las acciones gratuitas. En el caso de la formación para empresas hay ya acciones gratuitas de calidad a través de la Fundación Incyde, EOI o Fundación Tripartita o semigratuitas, tipo Cámaras de Comercio, entre otras muchas, además de una larga lista de escuelas de negocio”, destaca.

CLIENTES
¿A qué clientes te vas a dirigir? “No se puede generalizar. Para definir el tipo de cliente es necesario conocer, y bien, el entorno empresarial y laboral de nuestro territorio (Comunidad Autónoma, provincia o ciudad) y las necesidades de los clientes de ese entorno. ¿Con qué grado de detalle? Si nos dirigimos, por ejemplo, a trabajadores de pymes, tendremos que analizar las necesidades de las empresas: qué perfil de trabajador trabaja en ellas, qué empleados buscan o mejor aún, no encuentran y, por lo tanto, ofertar actualizaciones de habilidades y conocimientos profesionales (correcta gestión del tiempo, organización de equipos... Lo que sea). También podemos analizar, por ejemplo, si se va a producir una fuerte demanda laboral en la Administración para un colectivo específico (sanitario, policial...). Conocer todo esto es importante y determinará nuestro proyecto y plan de negocio”, apunta Vieites.

Cuestión de horarios
Sí que es cierto que hay una serie de consideraciones generales a cualquier tipo de negocio dentro del mercado de la formación. “Resultan fundamentales los horarios. Tienes que plantearte ofrecer horarios especiales: nocturnos, en horas de comida, o por la mañana, muy temprano. Tienes que buscar nichos-horarios. Es un gran problema para mucha gente que quiere formarse y que no puede por el ritmo de vida que llevan”, plantea Javier Celdrán.

Tutor–coach
“Tan importante como la oferta horaria es el seguimiento de los alumnos, que la formación no sea sólo autoformación. Tiene que haber un seguimiento personalizado de cada alumno. Sobre todo cuando ofreces formación semipresencial y on line. Tienes que vigilar que tus clientes/alumnos no se queden con la impresión de que aprenden una materia... y que la aprenden solos. Tiene que haber un seguimiento: para cubrir lagunas, profundizar en temas... En el fondo se trata de combinar formación, asesoramiento y coaching. Se está comenzando a introducir ahora en las empresas de formación el concepto de tutor–coach”, añade. Y esto vale para una escuela de negocios y para una academia de matemáticas para la ESO.

COMERCIAL
“En este sector hay mucho intrusismo. Sobre todo en formación empresarial. La buena noticia es que es fácil solucionarlo. ¿Cómo? Que las hagan expertos en la materia. Los profesores tienen que ser expertos. En este sector es muy fácil defraudar y el boca–oído va muy rápido. Profesores expertos y con una orientación de coach”, señala Javier Celdrán.

También tienes que tener en cuenta que muchas veces tu cliente no va a ser el consumidor de tu servicio–producto. “Si es una formación más académica, para universitarios, ESO, Primaria, Formación Profesional... en este caso por la tipología de clientela, hay que pensar que el consumidor no es el cliente: lo son los padres o tutores. ¿Y qué buscan? Que su hijo se centre, estudie...”, continúa.

FINANZAS
“Un centro de formación va a te­ner los costes lógicos de espacio y alquiler de locales, adquisición de herramientas informáticas pa­ra formación on line, carga de contenidos, y profesores. Aquí hay que tener cuidado con la formación en empresas y con la Administración. Se da formación para empresas y organismos públicos y los ritmos de pago son más lentos y se provocan problemas de tesorería. Es importante medir bien el ritmo de tesorería: los clientes pueden tardar en pagar y tú tienes unos gastos fijos todos los meses”, destaca.

Por último, tienes que andar con cuidado con los precios de lanzamiento. No son sostenibles en el tiempo, así que debes dejar claro cuándo los vas a subir, cuánto y cómo lo vas a comunicar.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue un 20% de descuento: 12 números por solo 28,80 € (ahorro 7,20 €).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • Lo mejor de Emprendedores en tu correo. ¿Te vas a resistir? Date de alta en nuestra Newsletter, y descárgate gratis el ‘Manual práctico del emprendedor’.