Buscador
cerrar

Finanzas

Planificación financiera para un emprendedor novato

¿Cómo planifico mis necesidades financieras? La respuesta rápida: desde tus necesidades de caja. La liquidez es la sangre de tu negocio y cuando arrancas tienes poca. Tienes que sentarte y prever el ritmo al que va a desaparecer y aparecer dinero en la cuenta del banco.

Rafa Galán | 07/07/2015
Linkedin Whatsapp

“Según el modelo de negocio y la actividad, la tesorería tiene sus matices. Hay sectores en los que es una práctica habitual cobrar primero y pagar después, en los que el periodo de maduración es inverso: tú gestionas una tesorería abundante sin tener que preocuparte por los pagos. Ese es el modelo, en general, del pequeño comercio y de otros negocios. Sin embargo, en otras actividades hay que avanzar mucho dinero, incluso para diseñar un proyecto –a riesgo–, y eso conlleva un gasto de recursos”, asegura Isidro de Pablo, responsable del Centro de Iniciativa Emprendedora de la Universidad Autónoma de Madrid.

Antes de empezar

“Un buena planificación empieza con un estado de tesorería para el arranque del negocio, válido hasta que se pone en marcha la empresa, y otro para cuando entras en el mercado”, afirma De Pablo. “Hasta que arrancas tienes que ir haciendo desembolsos de distinta naturaleza. Ese primer estado de tesorería tiene que ser semanal para evitar imprevistos [la licencia del ayuntamiento que no llega, ese proveedor que no te coge el teléfono], para no tener que parar determinadas decisiones... Este estado de tesorería tiene que estar supeditado a la planificación financiera del proyecto. ¿Con qué recursos propios cuento? ¿Con qué capacidad cuento para levantar recursos ajenos a corto plazo? ¿Tengo posibilidades de conseguir un crédito puente para contingencias...? Y aunque hayas hecho un buen despiece de todos tus gastos y pagos para esta primera etapa, te recomiendo que dotes un porcentaje de la inversión total para imprevistos. Porque van a surgir”, plantea De Pablo.

¿Tienes que avanzar dinero antes de cobrar o cobrar primero y pagar después?

Después de arrancar

“Y luego tienes que pensar en tu tesorería, cuando ya tienes ventas. Para esa primera fase tienes que fijar políticas sensatas como no manejar varias cuentas y no trabajar con varios bancos; como buscar un banco que tenga cuentas de negocio para empresas, ventajas de operativa, gastos... Y si puedes tener una sola cuenta con un banco, mejor; como tener políticas internas de cobros y pagos en la que siempre pagas después de haber cobrado. Si todos los meses tienes que hacer cobros y pagos, piensa, por ejemplo, en pactar con tus clientes que tienen que pagar antes del día 10 del mes y pacta con tus proveedores que les vas a pagar a partir del día 20 del mes. De esta forma no vas a tener que tirar de tu tesorería”, sugiere.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.



Ver más articulos