Buscador
cerrar

Financiación

Los inversores se pasan al B2B

Escarmentados por el fiasco que han supuesto algunas compañías que parecían muy prometedoras con el foco puesto en el cliente final, los inversores cambian el chip.

Ana Delgado | 16/05/2017
Linkedin Whatsapp

Algunos relacionan el cambio, no tanto con la burbuja como con el boom del emprendimiento vivido en nuestro país. Javier Villaseca, CEO y fundador de SociosInversores, ratifica este giro. Cuenta que, inicialmente, fueron muchos los inversores que se guiaron por la tendencia en los mercados. “Primero apostaron por los proyectos que se movían dentro de las redes sociales y, posteriormente, se notó otra segunda tendencia con la eclosión de nuevos modelos de negocio dentro la economía colaborativa enfocada al consumidor final. Muchas de estas operaciones han fracasado. Ahora exigen ya a las compañías, según su grado de madurez, un mínimo de facturación. Desde hace más de un año, se observa una clara inclinación de los inversores a decantarse por proyectos más industriales que tienen a otras compañías como cliente final. Al fin y al cabo, ahí siempre va a haber dinero por medio”.

Con las siglas B2B nos referimos a los negocios entre empresas, business to business, mientras que el B2C alude al modelo de negocio enfocado hacia el consumidor final, business to consumer. Según Óscar Torres, director del programa B2B Management de ESADE, en nuestro país, el 54% de las empresas operan en el sector B2B. En opinión de Jorge Oliveros, CEO de Jobin, los negocios B2C son más proclives a generar burbuja. “En este mundo tecnológico, los paradigmas han cambiado. Ahora, para ser una empresa exitosa, parece que no tienes por qué vender ni facturar mucho. Algunos casos han funcionado bien, pero otros parecen globos vacíos. En cambio, en los B2B se pide ya a las empresas que sean rentables, por eso los fondos están apostando por estos modelos. En los dos casos hay gente muy buena, eso hay que reconocerlo, pero el B2C parece que se presta más a vender humo”.

Pau Castillo, CEO de Shargo afirma que, “también en Estados Unidos hace más de un año que se detecta una desaceleración de inversiones en empresas donde la monetización no está clara. Eso de monetize for later (monetizar más adelante) ya no se lleva y se fijan más en el ebitda, es decir la capacidad de una empresa para generar beneficios, con una cuenta de resultados sana. Lo que yo pienso es que también los inversores se están profesionalizando y, si en algún momento hubo burbuja, ésta empieza a autorregularse. Ahora ya desconfían de las startups que no generan caja”.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.