Emprendedores.es

¿Puedes convencer a cualquiera?

Si no eres capaz de explicar en qué consiste tu idea en menos de cinco minutos, date por perdido. No se trata de tener una habilidad innata como comercial, sino de que seas capaz de transmitir a todos tus colaboradores la misma ilusión que te mueve.

01/03/2012

Tienes madera de emprendedor

14. ¿Tienes dotes de comunicación?

Puchol insiste, y junto a él todos los expertos que hemos consultado para elaborar este dossier, en que “todos los emprendedores con éxito son buenos o excelentes comunicadores. Son capaces de expresar deseos, necesidades, objetivos, ideas a sus socios, clientes y proveedores”. “Paralelamente suelen tener buen conocimiento de la naturaleza humana y saben vender sus ideas con tacto. En relación con lo anterior, distinguen cómo tratar y comportarse con personas distintas, y son muy perceptivos en distinguir cuándo es el momento oportuno para entablar una negociación”, añade.

Beviá define así al emprendedor nato: “Tiene que ver con la preferencia por las relaciones interpersonales laborales, lo que incluye la capacidad de comunicación y de obtención de la información adecuada para lograr los objetivos que se persiguen, o para la generación de relaciones de colaboración”.

15. ¿Defiendes con habilidad tus posturas?

La capacidad de comunicación, señalan los expertos, tiene que ver con la confianza en tu proyecto y en tu postura a la hora de defender tu idea de negocio. En este sentido, Puchol señala: “Es una cuestión de asertividad, que no de agresividad. El emprendedor tiene que estar dispuesto a defender sus opiniones, sus posiciones, sus intereses”. “Los emprendedores toman sus decisiones por sí solos, lo que no quiere decir que, por prudencia, y para contrastar opiniones, no pregunten a otras personas antes de tomar una decisión, pero cuando la adoptan se hacen plenamente responsables de ella”, continúa.

Según Javier Fernández Aguado, “equivocarse en una decisión no supone el fin de nada. Habitualmente ayuda a pisar tierra. Facilita considerar que hemos de esforzarnos para gestionar el conocimiento de quienes nos han precedido para evitar caer en los mismos errores”.

Resulte indispensable generar confianza al equipo interno, pero también a proveedores

16. ¿Sabes trabajar en equipo? ¿Sabes delegar? ¿Sabes crear equipos?

Un emprendedor tiene que ser capaz, no sólo de saber reclutar un buen equipo, sino que tiene que saber delegar y aprovechar el potencial de cada uno de sus jugadores. Esta es una habilidad que tiene que ir evolucionando al mismo tiempo que va creciendo la empresa. Además de saber seleccionar a sus colaboradores, la habilidad del emprendedor reside en saber cuándo reclutar. Y no se trata sólo de hacer equipo con empleados, colaboradores o socios, sino también con proveedores de servicios y productos. Según Eugenia Bieto: “Esta habilidad aglutina capacidad de convicción, de seducción, de conocimiento, de comunicación, pero para arrastrar a un equipo tienes que tener un buen proyecto. Es difícil arrastrar a una locura a la gente”. “Y para arrastrar a la gente tienes que tener una capacidad de liderazgo, y tener dotes de liderazgo implica saber crear equipos, saber trabajar con equipos, y saber comunicar. Hay que saber motivar a la gente. Vamos a beneficios y a pérdidas. Se resume en esto”, concluye.

 Saber trabajar en equipo significa también saber delegar. “Dominar esta habilidad constituye una herramienta útil de motivación para los empleados”, indica Beviá.

17. ¿Eres hábil a la hora de negociar?

Precios, contratos de servicio, alianzas, captaciones de capital… un emprendedor se enfrenta constantemente a la necesidad de negociar. “Y lo hace tanto externamente, como clientes, proveedores o socios potenciales, como con personas de la propia organización: colaboradores, superiores o subordinados”, señala Beviá. “A pesar de que se trata de una actividad cotidiana, los procesos de negociación tienden a reflexionarse poco y dejarse en manos de la intuición”, continúa. “Esto puede hacer que, en muchos casos, no se llegue a acuerdos de colaboración y que las relaciones se deterioren, que las partes no se comprometan o, simplemente, que se pacte en condiciones muy inferiores a las que se podrían alcanzar”, concluye.

18. ¿Tienes orientación comercial?

Respira tranquilo, no hace falta. “Un emprendedor ha de ser un buen comunicador interno y externo. Si no te sabes vender, mal asunto. Ahora bien, no se trata tanto de no ser buen comercial como de saber transmitir tu visión de la empresa, del producto, de cómo se tiene que ofrecer el servicio a un comercial: qué y cómo quieres vender, y cuál es la imagen que quieres dar”, destaca Begoña Beviá.

El emprendedor nace, pero también se hace. Tienes la idea, tienes unas buenas dotes como comunicador y estás más que dispuesto a asumir riesgo, pero sin embargo careces de otras habilidades. ¿Eres por ello menos emprendedor? No te preocupes, hay recursos a tu disposición para aprender aquellas habilidades de las que, por el momento, careces. Desde cursos gratuitos financiados por el Fondo Social Europeo, coordinados por las comunidades autónomas, hasta recursos on line.

ILUSIONAR EN CADENA

Habilidad para comunicar, constancia, optimismo y una capaci- dad innata para minimizar problemas y maximizar éxitos. Estas son, para Félix Tena, las habilidades del emprendedor.

El fundador de Imaginarium está convencido de que todos los empleados de su empresa tienen que ser buenos comunicadores. Si, aparte de conocer bien el producto, no son capaces de transmi- tir sus ventajas a los futuros compradores, el juguete no tendrá futuro. “No se puede tener una tienda especializada en la que cada uno de los productos ha sido muy pensado, para que después la persona que está como responsable máximo de la marca, el ven- dedor, no entienda de ellos”, explica Tena. La habilidad como comunicador ha sido la principal baza de este emprendedor, pri- mero para convencer a sus inversores –la empresa se financia con capital riesgo– y, después, para atraer a los consumidores a sus tiendas. A la hora de emprender, Tena también defiende una visión optimista ante cualquier iniciativa empresarial.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista, te ahorrarás un 20% y recibirás 12 números por sólo 28,80 euros.

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • Lo mejor de Emprendedores en tu correo. ¿Te vas a resistir? Date de alta en nuestra Newsletter, y descárgate gratis el ‘Manual práctico del emprendedor’.