Buscador
cerrar

Muy práctico

Cómo convences a alguien para que lo deje todo (seguridad, dinero y prestigio) y se ponga a trabajar en tu startup que lo mismo no funciona

Convencer a un profesional con trayectoria encomiable y asentado ya en una empresa de éxito para que se sume al sueño de otro del que sólo existe un PowerPoint, no es tarea fácil. Carlos Jiménez, CEO de Valeet lo ha conseguido y nos cuenta cómo.

Ana Delgado | 07/02/2018
Linkedin Whatsapp
convencer trabajar startup

No hablaremos aquí de Valeet como startup porque ya se publicó un artículo contando a lo que se dedican. El motivo por el que volvemos a esta startup se debe a que, en una trayectoria inferior al año de vida, Carlos Jiménez, su CEO y fundador, ha reclutado ya a una plantilla de 14 chóferes para el servicio que ofrecen y 12 profesionales integrados en la estructura empresarial. Todos ellos de notable prestigio y procedentes de compañías propias o ajenas de la talla de BQ o el antiguo fundador y CEO de Gossip, Nacho Espada. Figuran también dentro del equipo el antiguo COO de Washrocks, Cristian Valle, COO de Valeet; Jorge Reyero, co-fundador y CTO de Valeet y con trayectoria en Volkswagen Financial Services o Wiggle,
Teresa López, Product Manager que antes trabajaba en la agencia Summer y Macarena Alonso-Majagranzas, responsable de comunicación y antes Directora de Cuentas en rgtogether con clientes como Hawkers o Jobandtalent.

No todos abandonaron sus trabajos, algunos lo que cambiaron fue su tiempo libre para sumarse al PowerPoint que en su día concibieron Carlos Jiménez y su mujer, Andrea, en solitario. “Con algunos ya había trabajado en proyectos anteriores”, dice Carlos, quien se describe en LinkedIn como “creador de equipos, productos y empresas. Lo pongo por ese orden y convencido. Es a lo que me dedico y creo que, sin un buen equipo, no hay ni producto ni compañía”. Una de esas frases que tanto alaban los inversores.

¿Cómo venderles un sueño?

Es cierto que tendré muchos otros defectos, pero creo que transmito y esa es una de las condiciones necesarias para un CEO. – dice Carlos Jiménez- Uno tiene que transmitir a esos equipos que quiere captar. Luego, cuando tienes ese equipo, tienes que transmitir también a los clientes, a los inversores. Claro que lo primero es creértelo tú, porque si no es muy complicado contagiar confianza, pasión e ilusión. También les vendo un futuro, una buena idea y algo diferente".

¿Cómo captarles?

Estas son sus cartas:

- Liderazgo: “Con algunos ya había trabajado en proyectos anteriores y seguimos siendo fieles uno al otro.  Al final, que yo vaya llevándome a la gente que creo de mi confianza y ellos me sigan define dos cosas: una, que algo tengo de buen líder y, otra, que algo tienen ellos de buenos profesionales porque yo también les sigo el rastro en lugar de contratar a otros nuevos”.

-Entrar como socios: Ninguno de los profesionales se ha incorporado al equipo como asalariado. A todos les ofrece una participación en la empresa, de manera que entran como socios. “Ese es el trueque”.

-No hacer mucho caso al CV: “El tema de contratar es una lotería. Puedes contratar a una persona que en el currículum (CV) sea un fuera de serie y luego no se adapte a la empresa y rompa el equipo.

-Recomendaciones: Como el tema del CV le parece arriesgado, Carlos Jiménez dice haber recurrido a veces a las recomendaciones hechas por otros compañeros del mundo de las startups.

¿Cómo tratarles durante la entrevista?

Dice Carlos Jiménez que a ninguno de los que ha entrevistado para trabajar con él se ha atrevido a preguntarle por cuestiones de trabajo teniendo en cuenta sus respectivos bagajes. Así que lo que hace es:

-Dejar que sean ellos quienes pregunten sobre la compañía y no a la inversa. “Como tienen experiencia, saben perfectamente lo que quieren. A veces les da igual la empresa, lo que persiguen es la experiencia. Este tipo de personas preguntan cuánto tienes en caja, cuánto gastas al mes, cómo vas a conseguir tus planes. Quieren saber donde se meten y tú tienes que ser honesto en las respuestas”

-¿Cómo sería tu día ideal? Dice Carlos que esta pregunta se la formularon a él y le gustó así que ahora también la plantea él para conocer sus aficiones, algo de su vida personal y su actitud.

-Los cuatro valores en los que se fija: “Inteligencia y la pasión con la que se levantan cada mañana. Eso es algo que yo no puedo enseñar. Tienen que traerlo de base. Las otras dos cosas que tengo en cuenta con la sinceridad y la humildad. No soporto la mentira ni a nadie que piense que no tiene nada que aprender de los demás”.

¿Qué les tienes que ofrecer?

Tener un sueño que todavía no es nada no es suficiente para contratar talento. Hay que dar algo más. Esto es lo que Carlos Jiménez dice ofrecerles: 

- Gratitud. “Hay que tener en cuenta que son las primeras piezas dentro de una empresa y lo peor que puedes hacer después de fichar a esa persona es quitarles responsabilidad o fichar a otros por encima cuando empiezas a ganar dinero. Igual que ellos apostaron por ti en su momento, tú tienes que seguir apostando por ellos cuando crece la empresa”.

-Participaciones dentro de la compañía. Como no les puedes contratar, hay que incentivar al equipo con participaciones en la sociedad. Normalmente se da entre un 1 y un 5% a los nuevos fichajes y, cuanto más tardías son las incorporaciones, menos participación ofreces.

-Autonomía,  un desarrollo profesional. “Muchos entran porque les interesa la oportunidad de cambiar las cosas, de hacer algo diferente a lo acostumbrado y hacerlo como ellos creen que debería ser. Por eso no me gusta prohibir, yo les dejo hacer, aunque al final sea un error, pero así aprendemos todos”.

-Flexibilidad: “Otra de las cosas que les atrae muchísimo es la libertad en cuanto a  horarios o espacios de trabajo. “Yo tengo a uno en Barcelona, a otro en Bristol, otro que se va temporadas a trabajar en EEUU. A mí, en el siglo XXI, que más me da dónde trabaje si lo hacen bien y a tiempo. Cada uno tiene su ritmo y yo trato de respetarlo”.

-Transparencia. “Creo es que otro pilar fundamental. Todos mis empleados al día de hoy saben el dinero que tenemos en el banco, cuánto dinero gastamos al mes, cómo van las inversiones. Igual el día que seamos 70 o 100 no tengan todos acceso a saber, por ejemplo, cuánto es el gasto total en nóminas, pero creo que siempre hay que mantener una política de transparencia”.

¿Cómo retenerlos?

En este punto Carlos Jiménez dice valerse de una herramienta que descubrió durante su estancia en Silicon Valley. Es el vesting, un mecanismo para retener el talento que consiste en pagar la participación conforme a un calendario acordado. “Yo les doy, por ejemplo, un 4% de las participaciones pero se lo doy en cuatro años, de manera que el primer año les doy el 25% del 4% total acordado y así sucesivamente. Así consigues que durante 4 años estés motivado para retenerte. Si la compañía va creciendo se pueden ir aumentado las participaciones y el vesting con lo cual consigues que siempre tengan un objetivo en mente para seguir contigo”.

¿Cómo despedirles?

Igual que en este último año Carlos Jiménez ha tenido la fortuna de fichar a grandes profesionales, dice que también se ha visto en la tesitura de tener que despedir a otros. Su política, en este sentido, es “contratar muy despacio y despedir muy rápido”. Entiende que el fallo de una mala contratación es suyo por un desajuste entre las necesidades del puesto y las habilidades que detectó pero que, una vez identificado el error, y por traumático que resulte, “no merece la pena engañarte a ti, engañar a la otra persona y poner en riesgo la compañía. Todos estaríamos perdiendo una oportunidad”.

 
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos