Buscador
cerrar

Puedes solicitar medidas de salvaguarda, un arbitraje, una demanda judicial... e incluso un concurso de acreedores

Mi deudor es una empresa china, ¿qué hago?

La desaceleración de la economía China está generando problemas de liquidez y de morosidad empresarial. ¿A qué instancias judiciales reclamar una deuda? ¿Cuáles son los plazos...? Las respuestas nos las ofrece Atradius Collections.

18/04/2016
Linkedin Whatsapp

Cómo afrontar el impago de una deuda de una empresa en China? ¿Cómo reclamarla? ¿Cómo plantear una demanda? ¿Qué pasa si el deudor es insolvente o cómo solicitar un concurso de acreedores? Atradius Collections, responde a estas cuestiones a través de su Manual para el cobro de deudas.
Antes de plantear una actuación legal, recuerda que hay unas medidas previas de salvaguarda para los casos de impago, como pedir al deudor un compromiso por escrito de pago aplazado, ofrecer una garantía o un plan de repago.
“Es importante verificar los antecedentes del deudor, si se trata de una empresa privada o estatal. También conviene conocer la verdadera razón de la demora. En China no todo el mundo se comunica en un idioma extranjero, especialmente el personal de oficina”, advierte Tony Au, responsable regional Asia-Pacífico de Atradius Collection. ¿Y si esas medidas de salvaguarda no funcionan?

Cómo reclamar

La solicitud de cobro de deuda se puede realizar en primera instancia en el tribunal local –también denominado tribunal popular básico–, que tiene competencia para iniciar una orden de pago “siempre que no existan deudas pendientes entre acreedor y deudor y que la orden de pago pueda ser notificada al deudor”.
A partir de la recepción de la orden de pago, el deudor tiene un plazo de 15 días para saldar la deuda o para renunciar, por escrito, a hacerlo. Si se da la primera circunstancia, durante el periodo de 15 días el acreedor puede solicitar la ejecución. Si se da la segunda, el acreedor deberá presentar un recurso.

Demanda judicial

Una demanda civil sólo puede ser iniciada por un acreedor en el tribunal popular de la ciudad o área donde viva el demandado. Si el lugar del domicilio del demandado es diferente a la de su residencia habitual, la demanda deberá estar bajo la jurisdicción de la Corte Popular de esta última.
No obstante, si alguna de las partes no está de acuerdo con un juicio por un tribunal popular local, cabe presentar un recurso ante el Tribunal Popular Superior.
El costo legal de la administración del tribunal puede ser alrededor del 5%, el 10% de la cantidad demandada.
Respecto a los plazos previstos, abierto el procedimiento judicial la corte del pueblo deberá resolverlo en tres meses, ampliable a seis meses más en circunstancias especiales y siempre con la aprobación del presidente del tribunal. No obstante, recuerda Tony Au, “las empresas exportadoras pueden tener dificultades a la hora de ejecutar una sentencia debido a que muchas empresas chinas no tienen activos en otros países y la ejecución de una sentencia de otra jurisdicción puede ser muy complicado”.
Nuestro experto recomienda “elevar una reclamación legal en las ciudades más grandes donde los tribunales son más fiables y tienen más experiencia internacional”.
Más información:
www.atradiuscollections.com

"
¿Qué pasa si el deudor se declara insolvente?

Si después de haber seguido los pasos anteriores, el deudor resulta ser insolvente, se abre la vía del concurso. En este caso, los acreedores pueden presentar al tribunal una solicitud de liquidación por quiebra, que el deudor recibirá en el plazo de cinco días posteriores a la recepción de la solicitud de concurso de acreedores. Si el deudor mantiene su negativa a través de su correspondiente escrito, el tribunal popular tiene 10 días para decidir si acepta o no esa solicitud de concurso. Si acepta el concurso, el tribunal se lo comunicará a los acreedores y hará un anuncio público. Ya en este punto un administrador se hará cargo de la propiedad del deudor y de resolver el procedimiento concursal, que suelen durar entre dos y cuatro años, e incluso más. Todo lo dicho anteriormente afecta a las empresas de responsabilidad limitada, ya que las no limitadas no pueden declararse insolventes y están obligadas a mantener la deuda hasta que terminen de pagarla o sea exoneradas por el acreedor.
Para evitar llegar a ese escenario siempre incierto, Tony Au aconseja acudir al arbitraje, “que puede ser más eficiente en China”, y sin duda más económico.

"
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos