Buscador
cerrar

Las claves para convertir un negocio tradicional en una empresa capaz de multiplicar sus beneficios con el mínimo coste posible

Negocios escalables

Empresas que puedan triunfar en grandes mercados, con la estructura mínima y que ofrezcan un gran margen. Ese es el objeto de deseo de cualquier inversor. Ellos mismos nos dan las claves para adaptar todo tipo de empresas a este modelo de crecimiento y 10 emprendedores explican sus propios patrones.

Pilar Alcázar | 20/12/2012
Linkedin Whatsapp

La definición formal del negocio escalable es que se trate de empresas que tengan un potencial de crecimiento muy fuerte, que se puedan internacionalizar y que sean capaces de hacer crecer los beneficios sin reinvertir en infraestructuras al mismo nivel que aumentan los ingresos. Vamos, que si para conseguir un beneficio de 50 euros ahora tengo que gastar 20, para obtener 100 euros de beneficios no tenga que invertir otros 20. Que basten 5 o 10 euros.

En esta definición formal, estarían los productos que se pueden distribuir por Internet y que no exigen transporte. O sea, negocios basados en contenidos como “los SaaS (software as a Service) que tienen una rentabilidad bruta del 100%. Una vez hecho el desarrollo, lo vendes cuantas más veces puedas mejor, porque todo lo que ingresas es margen. Es el mejor ejemplo de negocio escalable. Como lo son también los bienes virtuales, los juegos, etc. Cuesta lo mismo que jueguen 100 personas que un millón”, explica Enrique Dubois, CEO de Mola.

La realidad es que cualquier negocio tradicional se puede hacer escalable. “Una empresa que fabrique cuadros en Cuenca, por ejemplo, que es lo más físico del mundo, se puede transformar en una empresa del siglo XXI perfectamente escalable e internacionalizable. Si bien es cierto que no es algo natural para una empresa tradicional, con las herramientas de hoy en día se puede hacer”, explica Rodolfo Carpintier, presidente de DaD.

La sastrería de Bere Casillas o el comercio de cuchillos de Ricardo Lop, son dos buenísimos ejemplos de cómo un negocio pequeño y local puede llegar a convertirse en una empresa global. No se trata tanto de qué vendes, como de la forma en la que lo ofreces al mercado para crecer sin que tampoco te asfixie la inversión necesaria para poder llevarlo a cabo.

Eso sí, detrás de este objetivo debe haber una estrategia de negocio que se ajuste como un guante a tu nueva empresa. “Debes tener un objetivo claro, un presupuesto claro, que tiene que ser proporcional a la empresa que lo pone en marcha, al igual que los resultados tienen que ser proporcionales a la inversión que se va a hacer”, añade Rodolfo Carpintier. La pregunta es: ¿cómo diseñarla?

CORE BUSINESS
Piensa en una firma como Apple que “ha sido capaz de vender una serie de software y servicios que son la máquina de hacer dinero. Sólo tienen cuatro productos, pero ha crecido no en venta de hardware, sino en todo lo que compras por Internet y móvil en su plataforma. La recurrencia de ingresos de Apple viene de su parte online, la App store, iTunes, etc.”, explica Javier Torremocha, socio fundador de Kibo Ventures.

SISTEMATIZA PROCESOS
“Si quieres montar un negocio escalable, móntalo como una franquicia de tu empresa o de ti mismo. Para que funcione sin que estés tú. Crea un manual de operaciones basado en la experiencia de los puntos de venta que tengas. Como hacen los de McDonald´s, que garantizan un porcentaje de rentabilidad a todos sus franquiciados, pero que les obligan a asistir a cursos para aprender a utilizar sus procesos”, señala Joan Pons, fundador de Workmeter.  

MEJORA CONTINUA
Busca la mejora continua midiendo todo lo que puedas. No es tan importante la calidad inicial, como el hecho de que lo puedas medir e ir mejorando. Construir negocios que no dependan del expertise de una persona. Cuanto más conocimiento esté en la empresa y menos en las personas, mejor. Hay un ejemplo de libro. Una señora que tiene una pastelería y que le va muy bien. Abre una segunda y no funciona. Y se da cuenta de que ella es el alma de su pastelería. No se puede escalar porque no ha sistematizado los procesos de éxito. Pero si lo hace, puede crear una franquicia y convertirlo en escalable”, continúa Joan Pons.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos