Buscador
cerrar

Ideas

Asi cambiará las fábricas el Internet de las cosas

El internet de las cosas no se limita al hogar conectado. Es en los procesos de producción donde se va a dar la auténtica revolución.

Pilar Alcázar | 13/10/2017
Linkedin Whatsapp

¿Qué aporta el Internet de las cosas a la tecnología que se emplea ya en las fábricas? Básicamente, que todo lo que sucede se conoce en tiempo real, lo que permite tomar decisiones en el momento y conseguir así mejoras y ahorro de costes en todos los procesos. Así será lo que llaman la industria 4.0:

La fábrica enchufada. Incorporan
do Internet de las cosas al proceso de producción se obtiene una coordinación y asignación de recursos just in time o justo en el momento preciso. Por ejemplo, si un producto necesita una determinada temperatura para elaborarse en condiciones óptimas y se produce un aumento o caída de la temperatura en el proceso de producción, el sistema puede detectarlo en 
el momento y tomar una decisión sobre si conviene desviar el proceso de fabricación o es mejor detenerlo por completo.
 En algunos casos, incluso, se podría anticipar el fallo de fabricación; es decir, predecir errores antes de que se produzcan, algo que hoy es imposible. Otra gran mejora de esta tecnología es que permite optimizar la producción adaptándose a la demanda del mercado (fabricar lo que funciona mejor) e introducir la personalización si se introducen herramientas de big data en los procesos.

Almacenes inteligentes. La gestión del stock con Internet de las cosas permite conocer cuándo es necesario realizar
 un pedido a un proveedor porque nos estamos quedando sin stock o si estás comprando demasiado de otro. Y lo que es más, el sistema puede llegar a realizar los pedidos de forma automática para que antes, incluso, de que nos hagan falta ya puedan estar de camino.
 La inteligencia aplicada a los almacenes incluiría tanto la gestión delstocken fábrica como las necesidades en los puntos de venta físicos (si los hay) o de los puntos de venta online.

Envíos optimizados al máximo. Con un sistema logístico conectado se planifican mejor las rutas y se conoce en tiempo real el estado de los productos. Por ejemplo, se puede detectar en el momento cuando uno de nuestros camiones se ha salido de una ruta o si un contenedor se ha quedado retenido en un puerto de embarque. Y tomar las medidas oportunas. O conocer información sobre el estado de los productos a través de sensores en los contenedores que controlen la temperatura, la humedad, etc.: unos datos claves para los productos más sensibles, como los alimentos perecederos. También para anticipar devoluciones en el caso de productos que sufran roturas o retrasos que impidan su venta.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos