Buscador
cerrar

Financiación

Segundo semestre: ¡Habrá más dinero para las startups españolas!

Barco (casi) vacío, barco lleno. El horizonte para un emprendedor español ha cambiado de manera radical en el último lustro.

07/07/2015
Linkedin Whatsapp
dinero startups

 

En este tiempo, la escasez de fondos de capital riesgo y dinero para tratar de impulsar sus proyectos se convirtió en abundancia. El año 2014 fue paradigmático, después de alcanzar un nivel de inversión en startups españolas que rompió todos los techos. La duda reside en si se mantendrá la tendencia para la segunda parte de este año. Las cifras (y los inversores) dicen que sí, aunque el ritmo de crecimiento no sea sencillo de igualar.

¿Cómo se ha llegado hasta este punto? Varios factores han sido determinantes para construir este nuevo escenario. Las mejores condiciones de financiación para potenciales inversores, con los tipos de interés muy bajos y con iniciativas públicas como el Fondico en liza, se mezclan con una escasa rentabilidad en segmentos como el inmobiliario o en  mercados financieros. El cóctel se completa con el surgimiento en los dos últimos años de nuevos casos de éxito de startups lideradas por emprendedores españoles.

El interés por los emprendedores y sus startups es, por tanto, creciente. No sólo expresado por los actores que ya ocupaban el mercado antes con anterioridad. También por los que desembarcaron después. Una cifra: desde junio del año pasado el número de business angels registrados en la comunidad online Startupxplore ha crecido casi un 80%. Al añadir la irrupción de más 'family offices' (instituciones que gestionan grandes patrimonios), el círculo se cierra.

Las cifras

La consecuencia: mucho más dinero en el mercado para financiar startups. En 2014 se destinaron 320 millones de euros, un 30% más que un año antes, según la firma de análisis VentureWatch. Sin embargo, no ha sido hasta el primer trimestre de este año cuando la temperatura del sector se ha disparado. En esos primeros meses se ha multiplicado casi 2,5 veces respecto al año anterior rozando los 110 millones. La influencia de grandes inyecciones de capital en proyectos con marcado acento internacional y el sello de fondos de inversión extranjeros, como Kantox, Peertransfer o Wallapop, ha sido decisiva.

¿Se mantendrá esta tendencia al alza? Si así fuera, se conseguiría un nuevo récord superando con creces la barrera de los 400 millones de euros. Sin embargo, hay voces que llaman a la calma. “Hay que asumir estas cifras con cierta distancia, pues el sector es tan pequeño que cualquier operación importante, como las que se han dado los primeros meses del año, hace que las gráficas se disparen”, explica Pablo Ventura, director gerente de la Fundación José Manuel Entrecanales, un fondo de inversión en fases iniciales de startups. Él no cree que se pueda mantener el ritmo del primer trimestre, aunque sí una aceleración muy significativa.

Esta mejora no será flor de un día. Al menos, hay movimientos que indican que no lo será. Fondos con  experiencia en el ecosistema emprendedor español como Vitamina K o Kibo Ventures se encuentran en pleno proceso de financiación propia para 'rearmar' sus brazos inversores. El socio fundador del segundo, Aquilino Peña, también se muestra convencido de que habrá más dinero para destinar a proyectos emprendedores y destaca algo relevante: la llegada de dinero de fondos internacionales. “Están poniendo a España y sus emprendedores en el radar de muchos de los grandes inversores extranjeros... Y no es más que la señal de la madurez de las compañías españolas, que han comenzado a salir fuera de forma agresiva”, reconoce.

Consecuencias positivas... y negativas

Desde el lado del emprendedor, esta tendencia representa, sin duda, una oportunidad. Si el proyecto es sólido, su dificultad para encontrar financiación será menor que hace tan sólo cinco años. “Es un momento muy bueno para lanzar compañías, ya que hay disponibilidad de capital y la gente que invierte entiende bastante bien el negocio”, recuerda Peña.

Este escenario, además, está permitiendo al emprendedor con un buen proyecto poder elegir entre sus inversores. “Los emprendedores tienen más capacidad para negociar y los inversores empiezan a competir entre sí por entrar”, explica Ventura. El dinero y los términos de los acuerdos de financiación son dos de las armas con las que combatir.

Pese a todo, no hay que olvidar la cruz de la moneda. La introducción de más capital en el ecosistema emprendedor incrementará también el número de proyectos financiados e, indirectamente, el de fracasos importantes. “Cuanto más dinero entra, más proyectos emprendedores se crean y más van a fracasar y, por tanto, más gente habrá perdiendo su dinero”, reconoce Peña.

La otra sombra hay que buscarla dentro de las compañías. En concreto, en el interior de su caja. La abundancia puede llevar también a un menor aprecio por el dinero y su control en la gestión diaria. “Siempre se corre el riesgo de que la gente se acostumbre a recaudar grandes cantidades de dinero sin necesitarlo y acaben malgastándolo”, recuerda Ventura.

El futuro

Los inversores coinciden en que llega un tiempo de mayores oportunidades de financiación para los emprendedores. Oportunidades que no deberían distraer de lo importante. “Cuanto menos preocupado esté por conseguir dinero, más lo estará por construir un negocio... Lograr financiación no es un éxito en sí mismo, sino sólo es un fin”, advierte Peña.

Para Pablo Ventura, ahora todos los ojos miran al lado del emprendedor. Suya es la responsabilidad de responder con sus proyectos a una ola inversora de la que no hay precedentes en los últimos quince años. Y concluye: “Ahora deben demostrar si son capaces de asumir toda esta financiación”.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia