Buscador
cerrar

Fiscalidad

Los ingresos que percibes de Google Adsense también se declaran

Una de las opciones publicitarias más rentables en Internet es Google AdSense. Alojar en tu sitio esta publicidad genera ingresos pasivos que Google paga periódicamente sin exigir factura. No obstante, ello no te exime de declarar esos ingresos a Hacienda.

Ana Delgado | 25/09/2017
Linkedin Whatsapp

Blogs, videos de YouTube, páginas webs, apps…de todo el mundo son el soporte que Google utiliza para mostrar la publicidad que, a su vez, contratan a la multinacional estadounidense. Es decir, los anunciantes contratan publicidad a través de Google Adwords y Google, a su vez, contrata espacios en sitios webs u otros de particulares  través de Google AdSense. A cambio, la multinacional paga a los editores por los anuncios que se publican en su sitio en función de los clics de los usuarios o de las impresiones, según el tipo de anuncio. Es una manera sencilla de rentabilizar tu sitio y de obtener ingresos pasivos. La mayoría hablan de cuantías que oscilan entre los 200 y 500 € al mes, pero en algunos casos podría añadirse otro cero tranquilamente.

El secreto del negocio radica en que todos ganan. Google, como intermediario publicitario gigante, el anunciante, que obtiene un público segmentado casi hasta la personalización, y el editor por ceder espacio a esos bloques publicitarios. El problema radica en que Google, para hacer los ingresos periódicos -vía transferencia electrónica- a los propietarios de los sitios que ceden espacios, no exige la emisión de facturas. Sus algoritmos le permiten  llevar la cuenta y saber con bastante precisión el tráfico de cada página, las visitas a los anuncios y los resultados de las mismas pagando en consecuencia. En este sentido, Google Analytics ayuda bastante.

No obstante, los anuncios publicados por Google AdSense son fácilmente identificables. Basta con poner el cursor en la parte derecha del anuncio, usualmente aparece un letrero que dice Anuncios Google, AdChoices o DoubleClick.  

Responsabilidades legales y fiscales

Nando Olcina, responsable de El abogado digital, explica en su blog algunas de las implicaciones de tipo fiscal y tributario de esos ingresos que se obtienen a través de Google AdSense. Anticipamos ya que su máxima se atiene a Derecho, de manera que, independientemente de la cantidad percibida, esos ingresos deben declararse tras darse de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Esta útima condición se exige “cuando se realiza una actividad económica de forma habitual, personal y directa , a título lucrativo”. Por tanto, advierte Olcina, “si trabajamos con AdSense, la actividad se está prestando de forma habitual pues el anuncio está ahí publicado las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana y se obtendrán mayores rendimientos cuantos más “clics” sobre el anuncio se obtengan”.

El apartado 6 de las condiciones del servicio online de Adsense, referente a los impuestos, estipula que "entre Google y tú, Google es responsable de todos los impuestos (si los hubiese) asociados con las transacciones entre Google y los anunciantes en relación con los Anuncios mostrados en las Propiedades. Tú serás responsable de todos los impuestos (si los hubiese) asociados con los servicios, distintos de los impuestos basados en la ganancias netas de Google. Se considerará que todos los pagos que te efectúe Google en relación con los Servicios incluyen impuestos (si corresponde) y no deberán ser ajustados".  La conclusión principal es que Google se desentiende de lo que hagas en tu país conforme a las exigencias legales locales porque ellos actúan conforme a Derecho, aunque sea en uno tan bondadoso como el irlandés.

¿A quién le facturamos?

En cuanto a la factura, habrá de remitirse al pagador o empresa con la que tenemos contratado el servicio, en este caso Google Ireland Ltd, “que es una filial de Google en Irlanda, esto es, una empresa de un Estado miembro de la Unión Europea, por tanto estamos ante operaciones intracomunitarias a efectos del IVA”, aclara Fernando Olcina. En este post de su blog puedes consultar todos los requisitos y declaraciones tributarias que deberías efectuar.

En cualquier caso, la recomendación legal de este abogado es tan clara como esta: “ Desde mi punto de vista, el escenario perfecto para poner publicidad de Adsense en un blog o web es estar ya dado de alta como autónomo para cualquier otra actividad, y que ese servicio de colocar anuncios en nuestra web sea un complemento a lo que hacemos.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos