Buscador
cerrar

Gowex, Bodaclick y Zinkia

Tres historias representativas

Tres ejemplos a no seguir: el de Gowex, con la falsificación de las cuentas; Bodaclick, afectada por la crisis de la publicidad y el descenso de las bodas; y Zinkia, con su arriesgada apuesta de monocultivo con Pocoyó, cuyo éxito no ha tenido relevo.

Fernando Barciela | 30/07/2014
Linkedin Whatsapp
Gowex

La codicia rompe el saco

Jenaro García, fundador de Gowex, ha reconocido la falsificación de las cuentas denunciada por la firma Gotham City.

Cuando los expertos en empresas tecnológicas reconocen que un cierto nivel, incluso elevado, de destrucción empresarial es lógico y previsible, no se refieren al caso de Gowex, al que todos califican de ‘estafa’. La caída de la empresa de wifi gratis, ya suspendida de cotización en el MAB, se inició tras la publicación de un informe de Gotham City en el que se la acusaba de falsificar sus cuentas: según la sociedad neoyorquina, la facturación presentada por la empresa española en el 2014, de 183 millones de euros, era ficticia y lo más probable es que ni llegara al 10% de esa cifra.

Aunque el fundador, Jenaro García, reconoció esa falsificación, al cierre de esta edición no se conocía la facturación real de Gowex. De ser cierto que no superaría los 18 millones de euros, sería claramente insuficiente para atender al pago de una nómina de 200 trabajadores. ¿Cómo logró García cuadrar las cuentas? Mediante una serie de recursos con los que fue logrando liquidez (los ingresos de Gowex por su negocio, ayudas de la Administración y ampliaciones de capital en el MAB). Se ha sabido que García ha recibido ayudas, subvenciones y créditos de todo tipo de entidades, desde el ICO al Ministerio de Industria y CDTI, lo que convertiriía el caso en una especie de estafa piramidal del tipo de la de Bern Madoff en EE.UU.

Por debajo de coste

La gran pregunta es si García cometió, además de la falsificación de cuentas, errores de gestión que llevaron la empresa a la insuficiencia de recursos y si el modelo de negocio era inviable. Lo que es innegable es que se convirtió en pocos años en uno de los primeros players europeos. Estaba presente en muchas de las mayores ciudades de España y en lugares como Nueva York, Buenos Aires, China o Dubai. Gowex obtenía teóricamente sus ingresos a partir de la construcción y gestión de infraestructuras de wifi gratis para ayuntamientos, del off-loading para operadoras, de los ingresos de publicidad geolocalizada y del pago de una tarifa para los premium. Que el wifi gratis funciona, parece creíble. Otras empresas en el mundo lo practican. ¿Qué puede haber fallado con Gowex? Según las opiniones más extendidas, de que vendía sus servicios por debajo de coste para obtener contratos y de que estaba creciendo a un ritmo superior al de su capacidad.

Bodaclick

Crisis de la publicidad...y de las bodas

Luis Pérez del Val, cofundador del portal Bodaclick,
ahora en liquidación.

Durante años los fundadores del que fue portal líder de servicios nupciales, Luis Pérez del Val e Íñigo Vega de Seoane, mostraron una inusual capacidad de adaptación a las dificultades y convirtieron a Bodaclick en una especie de red social del mundo nupcial o multicentro de e-commerce y contenidos en el que se podía contratar y comprar de todo, desde la lista de bodas al viaje, a los fotógrafos o las flores, leer blogs, intercambiar fotos o participar en foros. Además de ser el líder de su sector en España, donde presumía de tener el 40% del mercado de bodas, la empresa se hizo con posiciones interesantes en Italia, México y Brasil. Pero en julio de este año, después de haber entrado ya en concurso de acreedores en febrero, los dos fundadores se rindieron a la evidencia y acordaron la liquidación de la compañía, cargados de deudas y con pérdidas acumuladas en los últimos dos o tres años que sólo en 2012 alcanzaron casi cuatro millones.  

La época dorada

Fundada en 2000, no paró de crecer hasta que la crisis la atacó desde todos los frentes. Además de que las bodas cayeron en picado, por la falta de expectativas, la publicidad (el 80% de sus ingresos) se hizo de rogar o se pasó a otros portales de la competencia como Bodas.net. Y es que pese a que las tecnológicas funcionan bien en las crisis, no pasa lo mismo con las de e-commerce.

Zinkia

Los peligros del monocultivo

José María Castillejo, fundador de Zinkia, empresa ahora en concurso, y del popular Pocoyó.

En Zinkia, la empresa del popular Pocoyó fundada por José María Castillejo, explican sus tensiones de tesorería, que le han llevado al concurso de acreedores, en abril, por la dureza de la crisis. Y así es. Después de años de crecimiento de dos dígitos, la empresa se enfrentaba el año pasado a una fuerte caída de su facturación desde los 15,6 millones del 2012 a los 13 millones del año pasado. Ahora bien, esa caída tan fuerte no puede deberse, según los expertos, a la crisis sino que habría que atribuirla al agotamiento de su casi único activo: Pocoyó.

“El problema que han tenido –explica José Manuel Mas, de ESIC– es que no han sido capaces de sacar un relevo a su personaje, algo que le ha sucedido a otras empresas del sector como Zynga”. De hecho, el problema de las empresas montadas sobre un producto casi exclusivo o dominante (Microsoft con el Windows u Office) es que tienen dificultades para encontrar otro que compense el declive del antiguo. De ahí que la impresión más generalizada es que, según Pocoyó vaya pasando al baúl de los recuerdos, las ventas tenderán a descender año tras año, y muy deprisa.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos