Buscador
cerrar

Gestionar la diversidad

Contratar una plantilla multicultural hará más productiva a tu empresa

Trabajar junto a perfiles diversos nos hace más creativos, nos obliga automáticamente a esforzarnos más y nos hace más eficientes. No lo decimos nosotros, lo dice la ciencia y los expertos.

Eva Rodriguez | 03/02/2017
Linkedin Whatsapp

¿Eres consciente del impacto positivo que una plantilla diversa puede aportar a tu empresa? “ Las políticas de inclusión de la diversidad en la organización tienden a reducir conflictos, generan creatividad e innovación y mejoran los resultados corporativos. La gestión de la inclusión de la diversidad propicia un clima de satisfacción para las personas empleadas en la organización y esto se traduce en resultados económicos positivos para las empresas. Por el contrario, si esa diversidad no se gestiona adecuadamente aumentarán los conflictos y habrá mayores índices de rotación y absentismo”, sostiene el experto Javier Benavente.

Pautas para integrar

“Cuando hablamos de gestión de la diversidad nos referimos a cómo conseguir que las diferentes visiones, pensamientos y formas de ser de las personas nos puedan ayudar a tener ventajas competitivas para acceder a nuevos mercados, clientes y productos”, sostiene la profesora Celia de Anca. Y cita como ejemplo el caso de una empresa automovilística en cuyo departamento de ingeniería trabajaba una persona con problemas de movilidad. “Gracias a su visión diseñaron un modelo de automóvil apto para personas discapacitadas”, añade.

¿Qué es lo que hay qué hacer para convertir la diversidad en una ventaja competitiva? Las medidas pueden ser muchas y muy diversas. Las más conocidas son las políticas de conciliación y la flexibilización horaria. Pero además otras medidas que pueden introducir empresas de cualquier tamaño son:

Ten presente la ley. Conoce la legislación. La ley europea prohíbe cualquier discriminación en cuanto a origen racial o étnico, religión o creencia, discapacidad, edad, orientación sexual, nacionalidad o género. Asegúrate de que directivos y empleados son conscientes de lo que exige la ley. Si surge un caso de discriminación, no lo ignores: puedes originar pérdidas de tiempo, dinero y estrés para todos los implicados.

Aprende a identificar los momentos. No se trata de implantar políticas individualizadas para todos en todos los momentos. “La diversidad es beneficiosa para generar ideas, pero no siempre es buena para ejecutar un proyecto. Esto no significa que a la hora de ejecutar vayas a echar a las personas que son diferentes, sino que habrá momentos en los que esa diferencia de las personas tendrá que supeditarse a los objetivos de ejecución común y en otros momentos esa diversidad tendrá que florecer. Esa es la clave de gestión: saber en qué momentos las normas comunes predominan sobre la diferencia y cuándo las diferencias pueden tener su máxima libertad para poder aportar”.

Revisa tus políticas de reclutamiento. Crea una fuerza laboral diversa y evita la homogeneidad de tu plantilla. Para lograrlo la consultora Sonsoles Morales recomienda definir los puestos en función de las competencias necesarias para ejercerlos, no de características sociodemográficas. “Por ejemplo, no pidas que en el CV incluyan la foto, el estado civil o la fecha de nacimiento, ni lo preguntes durante la entrevista de trabajo”, dice la consultora.

Corre la voz. Comunica tanto interna como externamente tu deseo de ser una empresa respetuosa y favorecedora de la diversidad. “Dile a tus trabajadores y a los representantes de estos lo que estás haciendo para asegurar que la discriminación será combatida”, aconsejan desde la Comisión Europea. “Díselo también a tus clientes y a tus proveedores. Incluye un apartado en tu web o cuelga un cartel en tus instalaciones donde aparezcan tus compromisos en esta materia”, señala Morales.

Toma conciencia de tus propios prejuicios y estereotipos. “El etnocentrismo (sentir que nuestra cultura es superior a las demás) hace tiempo que dejó de ser operativo como estrategia empresarial en este mundo globalizado”, sostiene Morales.

Ponte en el lugar del otro (empatía): Lo que para mi es evidente puede no serlo para otras personas. Y huye del yo trato a todo el mundo por igual: Lo justo es ser equitativo, no igualitario.

Facilidades para el ejercicio de la libertad religiosa. “Puedes flexibilizar la jornada laboral y los períodos de vacaciones, habilitando espacios para el rezo, introduciendo modificaciones en las comidas de empresa”, recomienda Morales.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos