Buscador
cerrar

Muy práctico

Cómo empezar a invertir en tu marketing personal

Construir tu marca personal te ayudará a conseguir diferenciarte del resto de profesionales.

23/04/2017
Linkedin Whatsapp

"El marketing personal es más que la propia identidad e imagen", asegura Núria Costa en su libro Emprender tu marca personal. Para ella "es todo lo que te permitirá diferenciarte y posicionarte mediante una comunicación, networking, presencia y visibilidad propias".

Núria Costa nos ofrece en su libro estas diez acciones a emprender para un buen enfoque de marketing personal:

1. Celebra tu singularidad y realiza una auditoría de tu propia marca. Busca aquella característica y habilidad que te haga diferente a los demás ¿Cuál es tu mayor activo? ¿En qué conocimientos puedes considerarte experto?

2. Controla el panorama general. Construye un DAFO: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

3. No evites la competencia. Ponte en un entorno que pueda parecer amenazador. Si eres el mejor de la clase, cambia de clase.

4. Encuentra su sweet spot. El punto fuerte de tu marca. Céntrate en la estrategia correcta para conseguir tus objetivos. Ten presente lo que haces bien, lo que amas hacer y lo que las personas piden. Trabaja la intersección entre hacer algo que amas, hacer algo que se te dé bien y hacer algo que las personas piden. Encuentra el equilibrio entre estas tres áreas.

5. Aprovecha el poder de la autopresentación. Aprende los principios de la identidad verbal, habla en público de forma eficaz y con confianza, Aplica las pausas necesarias para poner énfasis en la parte importante del relato.

6. Aprovecha el poder las palabras. Comunica como un mantra o una frase breve la idea de tu marca personal. Mantenlo short & sweet, corto y bonito. Para que la gente pueda acordarse.

7. Piensa en términos de mercado. Leer las noticias a diario te permitirá saber cómo va la situación en general... por si te hace falta tener un back-up plan.

8. Expande tu red de contactos y visibilidad. Déjate conocer por la gente por algo que hayas logrado. A través del "sofisticado y potente" sistema que es el boca-oreja, más gente sabrá de tu marca personal y de tu identidad. Es muy importante ser alcanzable por todo el mundo.

9. Pon en marcha el plan de tu marca personal. Desarrolla tácticas específicas y trata de implementarlas tal y como habías planeado. Para eso debes crear un plan de acción temporal, en el que decidirás cuál va a ser la estrategia semanal que implementarás en tu marca personal.

10. Permanece relevante. Mide cómo vas con tu trabajo y tus propósitos. Analiza las estadísticas disponibles en redes sociales. Mírate al espejo. Esa persona que ves es la única en la que puedes confiar. Y esto no es triste: es poderoso.

¿Por dónde empezar?

A partir del contacto con la diversidad de emprendedores nacionales e internacionales que participan en la Startup Competition y se reúnen en cada edición de South Summit, la cita más importante del ecosistema emprendedor del Sur de Europa, los expertos de Spain Startup-South Summit han elaborado un decálogo para guiar la construcción y difusión de la marca personal de los emprendedores y su influencia en el éxito de su startup. Estos consejos se pueden aplicar perfectamente a cualquier profesional.

1. Descubrir los propios valores: "¿Quién eres? ¿Qué ofreces? ¿Qué aportación realizas al mercado? ¿Qué te hace diferente? Estas son las primeras cuestiones que debe plantearse un emprendedor para construir su propia marca personal y así definir los valores que lo hacen relevante y diferente del resto. Es importante hacer una lista con los puntos fuertes y débiles: atributos que el propio emprendedor ha de identificar como suyos, sin caer en el error de proyectar en sí mismo valores ideales con los que realmente no se identifica", explican.

"¿Cuáles son los atributos personales más demandados? Creatividad, carisma, eficacia, especialización, adaptabilidad, ética, polivalencia o rapidez. ¿Todos valen para crear la marca personal? Depende de la situación, la tipología del proyecto y, por supuesto, las propias capacidades personales", continúan.

2. Búsqueda de contactos: "De nada sirve ser muy relevante profesionalmente si nadie te conoce. El networking es, por lo tanto, un factor clave para generar visibilidad y desarrollar la marca personal. ¿Cómo generar estos vínculos relacionales? Es fundamental retomar contactos anteriores, organizar eventos propios y asistir a ferias, congresos o seminarios  del sector, donde ‘dejarse ver’ y al mismo tiempo conocer a los profesionales más relevantes de ese ámbito. Ser prescriptor de otros que forman parte de tu red de contactos, realizando algunos favores o apoyando a alguien de manera altruista, siempre puede ser una ventaja para fortalecer y crear nuevos vínculos", argumentan.

3. La actitud: "La perseverancia es una cualidad fundamental de cualquier emprendedor para sacar adelante su proyecto. En este caso, juega un papel fundamental la gestión del fracaso y qué consideración tiene en la sociedad. Muchos emprendedores han fracasado antes de triunfar, como Juan Urdiales, cofundador y CEO de Jobandtalent, quien tras fundar su primera empresa junto con dos compañeros de facultad, decidió salirse del proyecto. Tiempo después co-fundó la plataforma de búsqueda de empleo, que ya ha obtenido importantes rondas de financiación por inversores internacionales", añaden.

4. Experto en una determinada materia: "Como emprendedor en un ámbito profesional concreto hay que compartir los conocimientos sobre el sector para posicionarse como un experto y fortalecer su reputación y prestigio profesional. Ofrecer contenido e información de calidad será fundamental para lograr ser un experto. Una forma de demostrar ser un auténtico gurú consiste, en muchas ocasiones, en saber dominar un lenguaje apto para todos los potenciales receptores, ser claro, conciso y concreto, no abusar de tecnicismos y utilizar un vocabulario siempre positivo", siguen.

"Para llegar hasta ahí, siempre suele haber un largo camino. Allan Grant, speaker del próximo South Summit, lleva siendo un apasionado del desarrollo de software desde que diseñó con siete años su primer juego. Entre los 13 y 18, dedicó 10.000 horas a codificar juegos online con miles de jugadores. Ya en la universidad, fundó una empresa de desarrollo web y no paró hasta convertirla en una compañía rentable con más de 50 empleados. Ahora Allan está volcado en Hired, un mercado en Internet en el que las empresas más importantes pueden competir por hacerse con el mejor talento técnico (ingenieros de software, diseñadores, científicos de datos y gestores de productos)", comentan.

5. Mezcla de canales: "¿Dónde ofrecer este contenido? ¿Cómo crear valor? Para que un emprendedor forje su marca personal hay que ser activo en cualquier canal. Por tanto, la mezcla de offline y online es la sinergia perfecta", anotan.

"Internet es una herramienta accesible, útil y que no exige muchos recursos a nivel económico. Pero sí esfuerzo, constancia y una importante dedicación. Además, no todo vale; hay que adaptar cada mensaje. Cada espacio tiene sus propias características: vocabulario, tono o público objetivo. Y prestar especial cuidado al contenido que colgamos online; cualquier mensaje o comentario inapropiado se paga caro en el mundo digital. Otro de los errores de muchos emprendedores es considerar Internet como un mero escaparate y olvidar la interacción con el resto de usuarios. La Red es sinónimo de conversación y a golpe de clic podemos acceder a consumidores, inversores, posibles socios estratégicos u otros emprendedores", indican.

"El canal offline es también una de las mejores formas de construir la imagen personal. El emprendedor no puedo olvidar ‘salir a la calle’ y establecer relaciones cara a cara o participar en los medios de comunicación como un experto en su sector", concluyen.

6. Dejar huella: "Que el fundador de una empresa sea reconocido y tenga un fuerte impacto en la sociedad, hasta llegar a convertirse incluso en un icono, siempre es una importante ventaja. ¿Qué requisitos son necesarios para lograr dejar esa huella? Por un lado, ser fiel a los propios valores y, al mismo tiempo, tener claros la misión, visión y objetivos a perseguir. En definitiva, mantener un rumbo firme y defender lo que se cree. Este doble perfil es lo que permitió, en gran parte, el éxito de Steve Jobs", comentan.

7. Coherencia, autenticidad, naturalidad y transparencia: "Son principios básicos para la creación de una marca personal sólida y sincera. Para contar con una buena reputación es imprescindible saber transmitir credibilidad, coherencia, seguridad y construir un discurso transparente, que genere confianza. La naturalidad y adaptación del mensaje a nuestras formas y maneras son también premisas fundamentales", dicen.  

8. Construcción del storytelling personal: "¿Qué historia hay detrás de un emprendedor? ¿Cuál es su trayectoria profesional? ¿Cómo darla a conocer? ¿Cómo crear un discurso verosímil y que capte la atención? El personal branding no es improvisación, es estrategia, por lo que es aconsejable el asesoramiento profesional para descubrir la historia, desarrollarla y comunicarla. “Se trata de construir una historia auténtica, con valor, diferente y que genere interés”, asegura Álex Barrera experto de Press 42 en storytelling y. Por lo tanto, el storytelling personal es una obligación para los emprendedores si quieren despertar la atención, seguridad y notoriedad de su proyecto, sobre todo en las fases iniciales", plantean.

9. Tiempo y recursos: "El personal branding se crea y moldea poco a poco y ha de ser afrontado como una inversión a largo plazo y que requiere paciencia. Para evitar malgastar tiempo y dinero, hay que conocerse bien a sí mismo, no vender ‘humo’ y saber identificar qué tiene realmente cabida en la creación del storytelling personal. La medición del impacto generado permitirá ver cómo evoluciona la marca personal, la aceptación que tiene y plantear posibles mejoras", ponen sobre la mesa.

10. La marca personal sobrevive a la profesional: "Que una startup deje de existir significa el fin de una marca profesional, pero la personal sobrevive, porque va unida al emprendedor más que al proyecto. Invertir en personal branding es hacerlo también en visibilidad para futuros proyectos", concluyen.

Y todo eso no lo puedes hacer sin salir a la calle. 

Para hacerte visible, ser reconocido y cultivar tu marca deberás retomar contactos olvidados, asistir a las ferias, organizar tus propios eventos, participar de manera activa en alguna asociación y ser un prescriptor desinteresado.

Como pone de manifiesto Andrés Pérez Ortega, consultor de personal branding, un profesional puede ser muy relevante “pero si no lo conoce nadie es como si se multiplicase por cero”. Una de las herramientas más potentes para hacer visible tu marca es el networking, o el cultivo de tu red de contactos. Son muchas las posibilidades que se te presentan a través de esta vía relacional.

Asiste a actos relevantes
Ponte al día de cuáles son los principales eventos (ferias, congresos, seminarios, conferencias, presentaciones de libros o productos, etc.) a los que te interesa asistir para conocer el ‘quién es quién’ de tu sector. En estos actos debes adoptar una actitud activa, “ir plantando la semilla en la mente de toda esa gente”, tal como apunta Pérez Ortega. Procura intervenir en los debates, conferencias y mesas en que estés presente, y haz preguntas que te permitan tanto dejarte ver como conocer más acerca del resto de asistentes y sus necesidades. En todas estas ocasiones, “acuérdate de ir siempre con tu tarjeta , transmitiendo tu mensaje”, señala Pérez Ortega.

Retoma contactos
Después de un evento de este tipo, lo normal es que acabes volviendo a tu oficina con un puñado de tarjetas de nuevos conocidos de tu sector. Es oportuno que, pasados unos días, retomes el contacto con ellos a través de un e-mail o una llamada de teléfono, ofreciendo una cita (casi nadie se niega a tomar un café), y poder conversar con calma. No debes preocuparte de salir de ese encuentro con un contrato en la mano, sino de explicar bien todo lo que puedes ofrecer como profesional, y dejar que el boca-oreja haga su trabajo.

Prescribe, haz favores...
Cuando tengas ocasión, ejerce como prescriptor de las personas que forman parte de tu red de contactos. Hablar bien de ellos a otros a los que le puedan ser útiles sus servicios es una forma de fortalecer tu red y llegar a nuevos contactos, dentro de una cadena de favores recíprocos.

Asóciate
En prácticamente cualquier sector existen una o más asociaciones patronales que juegan un papel activo. Hacerte miembro de alguna de ellas es una vía para conocer a otros profesionales con intereses comunes. Trata de implicarte lo más posible en las actividades de la asociación y no te importe asumir responsabilidades en su funcionamiento, aunque no exista una compensación económica. Sólo el hecho de poder presentarte en sociedad como miembro o representante de esa asociación puede ayudar a fortalecer tu imagen como profesional de referencia.

Organiza tus propios eventos
Otra opción es que convoques tú mismo tus propios eventos en los que, por ejemplo, invites a potenciales clientes a una charla formativa sobre contenidos que estén relacionados directamente con tu área de trabajo. A cambio de asumir el coste de ese acto, y de brindar a la audiencia alguna información y datos novedosos, tendrás la oportunidad de publicitar la bondad de tus servicios ante un público receptivo al discurso. También ganas visibilidad. Yendo un paso más allá, con ocasión del encuentro puedes ofrecer al cliente que pruebe de manera gratuita la eficacia de tu producto.

Ofrécete en tu empresa, sin complejos
De la misma manera, como trabajador por cuenta ajena puedes hacer uso del networking y redes sociales para mejorar tu notoriedad.

Tal como recomienda Andrés Pérez Ortega, si surge la opción de participar en la presentación de un plan, una convención o cualquier otro acto de tu empresa, en lugar de agachar la cabeza y rehuir la visibilidad, ofrécete voluntario. Si muestras que posees más habilidades que las que requiere tu puesto, aumentarán las opciones de que piensen en ti para responsabilidades más acordes con tu ‘marca’.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos