Buscador
cerrar

E-commerce manager, arquitecto de software, experto en seo, analista de ventas...

Cómo son los profesionales de internet

No hay mejor noticia que tener que hacer cambios porque nuestro negocio va viento en popa y las ventas no paran de crecer. Aunque una tienda online más o menos artesanal puede ser suficiente al principio, cuando adquiere tráfico, notoriedad y, sobre todo, volumen de pedidos y de venta, hay que contar con especialistas. ¿Sabes qué puestos debes cubrir y qué hace cada uno? ¿Y cuánto cobran?

David Ramos | 22/08/2013
Linkedin Whatsapp

En este reportaje destacamos los perfiles que suelen ser más necesarios para desarrollar un comercio online, una red social o profesionalizar tu presencia en Internet.

En cualquier caso, hay que señalar que estas categorías laborales no son compartimentos estancos, ya que algunos puestos se solapan y hay casos en los que un solo profesional asume tareas que normalmente corresponden a otros perfiles. ¡Pero cuidado! Hay que evitar caer en la tentación de querer ahorrar en salarios y cargar a un empleado con ocupaciones que no le son propias y para las que tal vez no esté preparado.

“Pensar en los técnicos-orquesta es un error común fatal. El mercado de trabajo en el mundo online está altamente especializado, por lo que aglutinar demasiados roles en un colaborador suele ser la antesala del fracaso”, asegura Luis Hurtado, director de Producción de la firma Netvision.

¿Contratados o externos?
Para Marta Vázquez, consultora de Adecco Professional, “los profesionales en este ámbito pueden estar tanto en plantilla como ser freelance. No está al 50%, pero cada vez se contrata más a estos últimos”. ¿Es preferible cubrir estas necesidades con personal en nómina o contratar a expertos o consultoras especializadas?

Según Enrique Benayas, director general del Instituto de la Economía Digital (ICEMD) de ESIC, “las empresas de comercio electrónico o puntocom deben tener estas funciones y sus perfiles dentro de su estructura, ya que son el centro de su negocio. Si bien, según su tamaño y volumen de actividad, tiene sentido apoyarse en compañías de servicios o profesionales especializados, como consultoras o agencias online o freelances”. Encargar estas tareas a personal externo reduce los costes fijos, pero también tiene inconvenientes.

“Un profesional autónomo trabaja en distintos proyectos donde su tiempo laboral se destina a varios clientes. Al tener una persona en plantilla, sabes que está a tiempo completo con el proyecto de la empresa, conociendo al 100% lo que busca y lo que quiere, siendo conscientes de los cambios que se producen y que hay que aplicar en todo momento”, remarca Vázquez. Desde el portal Laboris.net se reconoce que la contratación ajena puede conllevar “desconocimiento de la estrategia de la empresa, sus valores y filosofía, así como falta de comunicación con otros departamentos”.

Además, el director de Producción de Netvision advierte que puede acabar teniendo “un coste más elevado si se opta por perfiles freelance multiorquestales y de baja capacitación”. No obstante, contar con colaboradores externos también tiene ventajas como la “flexibilidad, optimización de recursos y tiempos empleados para la selección de personal”.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos