Buscador
cerrar

No llegar a ninguna conclusión, la principal causa

¿Por qué fracasan las reuniones de trabajo?

Las reuniones de trabajo tienen una mala reputación, y llegan a ser consideradas inútiles. ¿Por qué razón? Los expertos coinciden en que son un instrumento muy útil para la gestión empresarial, pero que, habitualmente, se organizan de manera deficiente. Conoce las claves para lograr que tus reuniones sean más eficaces.

21/07/2015
Linkedin Whatsapp

Son consideradas por muchos como una gran pérdida de tiempo, aunque los expertos en ningún momento cuestionan su utilidad. Sin embargo, si en algo están de acuerdo es en que las reuniones de trabajo, con frecuencia, están mal gestionadas, y por eso fallan como herramienta dentro de la empresa la mayoría de las veces.

¿Cuáles son las causas de su poco éxito? Un informe realizado por la escuela de negocios EOI Andalucía ha determinado las principales razones por las que una reunión de trabajo puede terminar siendo un fracaso.

Según indica el informe, la falta de resultados concretos al término de las reuniones es uno de los factores más determinantes. Ausencia de conclusiones, ausencia de asignaciones concretas de tareas, ausencia de decisiones finales... son los principales motivos por los que no triunfan. Las relacionadas con la agenda de la reunión y con la participación de los equipos son otras de las razones más destacadas.

¿Tan difícil resulta que una reunión sea eficaz? Los expertos que han participado en el informe dan las claves para gestionar reuniones.

    • No a la improvisación. Antes de juntarte con tu equipo, prepara los temas a tratar y el orden en el que lo harás. Cíñete al orden del día.

    • Para facilitar el proceso de trabajo a los asistentes, distribuye previamente toda la documentación necesaria.

    • Elabora un registro en el que reflejes las  decisiones que se vayan tomando, las normas establecidas y tareas asignadas. Al terminar, repasa los acuerdos a los que se han llegado.

    • Sé puntual, tanto al comenzar la reunión como a su término.

    • Gestiona bien el tiempo de la reunión: distinge lo urgente de lo importante y reconduce las pérdidas de tiempo y las digresiones.

    • Las reuniones no tienen por qué ser periódicas: convócalas sólo cuando haya temas importantes que tratar y sea necesario.

    • Al empezar, transmite claramente el motivo y los objetivos de de la reunión.

    • Fomenta la participación de tu equipo: favorece el debate constructivo y las opiniones críticas.

    • Intenta que  todos se sientan copartícipes de las decisiones, aunque sean contrarias a su criterio.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos