Buscador
cerrar

¿Debo despedir a un amigo?

Una decisión muy complicada en la que debemos elegir entre el corazón y la cabeza.

24/02/2010
Linkedin Whatsapp

Lucy Kellaway escribe una popular columna en Financial Times respondiendo a consultas de los lectores. Ahora, en su libro Hice una tontería en la fiesta de la empresa (Planeta Empresa) responde sin complejos, y de forma divertida, a preguntas sobre situaciones reales que se dan en la empresa.

Como esta en la que un directivo debe acometer una reducción de su equipo en el que se encuentra un amigo que se ha vuelto resentido y perezoso.
Kellaway ofrece tres alternativas:

Salvar a tu amigo y despedir a otro, a alguien que trabaja más y mejor. Pero eso sería malo para ellos y también para la empresa. Y esta muestra de nepotismo, además, no te granjearía las simpatías de nadie del equipo.

Dimitir y evitar así hacer algo desagradable. Pero esto no funcionaría para tu amigo que, casi con seguridad, acabaría en la calle , despedido por tu sucesor; ni tampoco para ti, que te quedarías en la estacada.

Hacer lo correcto como jefe y dejar que la amistad se rompa. En todo caso, la amistad entre empleados de distintas categorías no funciona. Como jefe, no puedes tener amigos entre tus subordinados; ejerces poder sobre ellos, y las amistades fracasan en estos terrenos resbaladizos.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos