Buscador
cerrar

Claves antes de firmar

El contrato de alquiler de tu oficina

Antes de suscribir un contrato de alquiler para tu oficina, debes tener claros los contenidos que ha de incluir, las cláusulas clave para evitar sobrecostes y las garantías que te pueden exigir.

19/08/2014
Linkedin Whatsapp

Lo primero que debes tener claro es que en el contrato se debe reflejar muy bien el uso que vas a dar al inmueble, porque de no hacerlo podrías tener problemas de licencias, impuestos, etc. También, tienes que dejar estipulado quién se encargará de conseguir las licencias necesarias en el caso de que no dispongas de ellas, según la firma MisOficinas.es.

Además, y aunque parezca una obviedad, has de asegurarte de que la persona que va a firmar el contrato de alquiler tiene poder para ello, “que su firma da validez al contrato. Para ello, busca en la escritura de constitución de la compañía o pregunta si tiene un poder especial que haya sido otorgado ante notario”, recomiendan desde esta enseña.

Duración del contrato

Es posible que el arrendador te quiera obligar a comprometerte en el contrato por un periodo mínimo de tiempo. Legalmente no puede hacerlo; no existe un periodo mínimo establecido por la ley. Pero sí puede incluir una cláusula de “Obligado Cumplimiento” en la que se especifique ese límite temporal mínimo.

Legalmente no existe una duración mínima de un contrato de alquiler, pero te la pueden exigir con una cláusula de obligado cumplimiento

“Ten en cuenta que en función de esa cláusula, podrás establecer carencias, es decir, periodos libres de coste y que suelen ser de un mes por cada año de obligado cumplimiento que ser firme. Incluso puedes solicitar ayudas a la implantación del negocio, es decir, su propietario asume una parte del coste de implantación del nuevo inquilino. Puede ser un fijo o un variable en función de la superficie contratada”, añaden.  

Garantías y avales

Legalmente te los pueden exigir para cubrir una situación de incumplimiento de tus obligaciones contractuales. Pueden ser en efectivo o mediante avales bancarios, que implican más gastos (al coste de la entidad avalista hay que añadir un tipo de interés).

Gastos incluidos en la renta

Asegúrate de que se especifican bien los gastos incluidos y no incluidos en la renta del alquiler para evitar sorpresas. “Lo habitual es que el propietario te repercuta los gastos comunes como las tasas de basura, IBI, vados de aparcamiento, consumo energético, seguridad y limpieza de las zonas comunes en función de los metros cuadrados contratados respecto del total del edificio”, explican en Misoficinas.es.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos