Emprendedores.es

Consigue negocios y contactos

¿Te interesa inscribirte en un club de networking?

Ni la falta de tiempo ni la de personal eximen a un empresario de la necesidad de salir a la calle para interactuar con otros emprendedores y ampliar y fortalecer, así, su red de contactos profesionales. Inscribirte en un club de networking puede ser una solución. 

Ana Delgado 06/09/2015

Argumentan que lo que se contratan son personas, no empresas, algo que va muy ligado a la confianza y a la empatía. Para ello los clubes de networking organizan encuentros periódicos en los que se estructuran dinámicas que obligan a los empresarios a contactar rápidamente entre sí en busca de vínculos comerciales y, mejor aún, si se convierten en lazos de amistad. Habrás ganado así no sólo un nuevo cliente sino también a todos los que te recomiende.

Grupos de 25 emprendedores que en una primera ronda exponen en menos de un minuto, bajo el formato de elevator pitch, lo que ellos ofrecen y, en un segundo turno lo que necesitan; sesiones de Speednetworking donde coinciden 40 empresarios que se sientan ahora cara a cara y van rotando; After Works donde se reúnen hasta 300 empresarios en un ambiente distendido que les permite hacer negocio pero sin sentir que siguen trabajando, almuerzos empresariales, mesas redondas… son algunas de las fórmulas de las que se valen en estos clubes para orquestar encuentros profesionales entre emprendedores.

“Vivimos una revolución en el mundo de los negocios y salir al encuentro de otros clientes es vital, pero tenemos que buscar nuevos métodos, más eficientes que la prospección a puerta fría o el telemarketing”, dice Ángel Calvo Mañas responsable de Expansión de Occursum y autor de una conferencia pronunciada recientemente en Campus Madrid sobre ¿Cómo ampliar tu red de contactos e incrementar ventas? Aprovechó este espacio el ponente para hacer una prueba que evidenciase la eficacia de los clubes de networking. Así, pidió a los 70 asistentes que elevasen la mano aquellos inscritos ya en algún club. Invitó luego a quienes la alzaron a que la bajasen los que no habían cerrado algún negocio a través del club de networking. Ninguna desapareció, lo que le condujo a confirmar “el 100% de la eficacia de estas organizaciones”.

¿Me interesa?

Puede que para muchos fuera la prueba definitiva para animarse a adherirse a un club de networking pero ¿cómo saber cuál le interesa?

La mayoría de los clubes ofrecen una o dos sesiones gratuitas de las que puedes extraer una idea tanto de su funcionamiento como de la calidad del equipo humano. Es también importante informarse de la asiduidad de las actividades programadas e intercambiar información con otros de los asociados. Claro que nada como los casos de éxito para calibrar la valía de cada club. Ángel Calvo recomienda la permanencia mínima de cuatro meses para empezar a recoger frutos. Transcurrido un año el emprendedor podrá cuestionarse si le interesa seguir o abandonar el club tras valorar el pago de las cuotas con lo que ha obtenido a cambio.

Continuidad

Sin embargo, para Calvo Mañas el juicio no es tan sencillo dado que habrá que tener en cuenta otras variables. Puede que no esté en el club adecuado pero el fallo también podría corresponder a la actitud del empresario. “De nada sirve que te presenten a 30 empresarios de golpe si luego no haces un seguimiento a los contactos establecidos con mails, llamadas telefónicas o cualquier otro compromiso que hayas asumido en el transcurso de la conversión del networking como puede ser agregarle a LinkedIn o quedar a tomar un café. La confianza es la clave para convertir los contactos en clientes, proveedores, colaboradores, y esta no se gana con una tarjeta sino cumpliendo con tu palabra”.

Contraproducente también para generar empatía “entrar a vender producto directamente en lugar de escuchar al otro e interesarte por cómo podrías ayudarle, y mostrar excesivo orgullo respecto a tus logros empresariales”.

Quién va

Además de la aportación de las cuotas y las contraprestaciones recibidas Ángel Calvo sugiere a los emprendedores a reflexionar sobre las posibilidades reales que tendría por su cuenta de coincidir con otros 30 empresarios y no sólo hablar con ellos sino también, “y más importante, con la predisposición a escucharte, que para eso están las dinámicas”.

Otra opción es la pertenencia simultánea a varios clubes siempre que estés dispuesto al pago de varias cuotas y dispongas de tiempo y ganas suficientes para acudir a cada evento. No obstante esta última responsabilidad puede compartirse entre distintos integrantes de la empresa, conforme a los objetivos propuestos, el tipo de evento y el público asistente. El único requisito que, según Calvo Mañas, debe reunir la persona que asista en nombre de la compañía es que tenga capacidad de decisión.

A partes iguales

Justifica Ángel Calvo la necesidad de clubes de networking en nuestro país por el hueco dejado en su momento por los organismos competentes como las Cámaras de Comercio, Federaciones de empresarios o asociaciones, que eran las que se encargaban de organizar estos eventos y encuentros empresariales pero donde los asistentes acudían más a escuchar a un ponente de altura que a compartir experiencias. “La filosofía de un club no es esa, sino la de crear ambientes propicios donde conectar a personas, autónomos, emprendedores, empresarios o directivos que podrían traducirse en potenciales clientes y colaboradores, con la finalidad de establecer relaciones profesionales sólidas, en las que ganen las dos partes”.

http://www.occursum.com/

Publicidad
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir lo mejor de Emprendedores en tu correo? Date de alta en nuestra Newsletter y descárgate gratis la ‘Guía Quién te ayuda a Emprender 2016’.


Encuentra tu Franquicia