Buscador
cerrar

Técnicas de pensamiento creativo para que tu empresa sea más innovadora

Franc Ponti, en su libro ‘La empresa creativa’, propone unas nuevas técnicas para mejorar la actividad empresarial.

10/05/2018
Linkedin Whatsapp
‘Brainstorming’ (Lluvia de ideas)

Consiste en anotar en una pizarra todas las ideas sugeridas por un grupo de personas y escoger luego las mejores. Su funcionamiento es el siguiente:

  1. Elija participantes con ganas de dar ideas y sin miedo al ridículo. Procure evitar interferencias jerárquicas, que todos se sientan libres.
  2. Centre el tema y construya el foco creativo.
  3. Piense qué resultado final se quiere obtener (número de ideas).
  4. Escriba el foco creativo en el centro de la pizarra en letras bien grandes.
  5. Puede optar por hacer alguna pregunta para calentar motores.
  6. Cuando considere que el ambiente es el adecuado, lea el foco en voz alta y pida ideas al respecto.
  7. No detenga el proceso hasta conseguir el número de ideas que estime mínimo. Lo ideal, de 100 a 200.
  8. A partir de ahí, puede tomar decisiones in situ o esperar a una segunda sesión. Si escoge lo primero, dé a los participantes diez minutos para analizar lo escrito. Pídales que escojan las cinco ideas que más les gusten y que repartan entre ellas 100 puntos. Elabore un ranking final de ideas. Pregunte si el resultado les es satisfactorio.
  9. Si deja el proceso para una segunda sesión (opción más aconsejable), deberá elaborar un documento escrito que contenga todas las ideas de la pizarra, fotocopiarlo y entregarlo a cada uno de los participantes para que reflexionen sobre las ideas obtenidas y elijan las que consideren más factibles. Convoque la segunda sesión y proceda como se ha descrito. Los participantes habrán tenido más tiempo para reflexionar y, quizá, alguna de las ideas se convierta en una gran propuesta.
  10. Aplique la decisión adoptada e informe de ello a los participantes.
Scammper

Es un conjunto de ocho técnicas cuyas iniciales (dos de ellas repetidas) constituyen la sigla que le da nombre. Su funcionamiento es el siguiente:

  1. Una vez seleccionado su foco creativo, escríbalo en una parte visible de la pizarra y divida la misma en ocho apartados.
  2. A continuación, divida el foco en cuantos aspectos quiera y confronte las siglas SCAMMPER con cada uno de ellos.
  3. Céntrese en el foco, o en un subfoco si lo ha dividido, y aplique todos los pasos. Por ejemplo, si nuestro foco creativo es “ideas para un diseño innovador de un programa MBA”, la aplicación de las ocho técnicas SCAMMPER sería:

S = Sustituir. ¿Qué puede ser sustituido en un MBA?

C = Combinar. ¿Qué otro producto/proceso/servicio se puede combinar con un MBA para crear algo distinto y novedoso?

A = Adaptar. ¿Qué podría ser adaptado/copiado para mejorar un MBA?

M = Modificar. ¿Qué puede cambiarse/modificarse en un MBA para mejorar su funcionamiento?

M = Magnificar. ¿Qué se puede exagerar/llevar al máximo en un MBA?

P = Proponer para otros usos. ¿Para qué otras cosas serviría un MBA?

E = Eliminar. ¿Qué se puede eliminar o reducir al mínimo en un MBA?

R = Reordenar/Reinvertir. ¿Qué otra ordenación de un MBA sería mejor?

  1. En el manejo de esta técnica es importante conseguir un equilibrio entre su uso ortodoxo y pautado y un uso más libre y creativo.
  2. Completada la parrilla SCAMMPER, se pueden tomar decisiones.
Provocaciones al azar

Se trata de elegir una palabra cualquiera para luego relacionarla con el foco creativo. De este modo, surgen las ideas al subvertir la lógica de las cosas.

  1. Defina claramente su foco creativo. Por ejemplo, “Ideas para aumentar la coordinación entre los departamentos de la empresa”.
  2. Obtenga una palabra al azar. Por ejemplo, elefante.
  3. Elabore la fórmula de la provocación. Se consigue yuxtaponiendo la palabra obtenida al azar con el foco creativo.
  4. Piense en todo lo que significa elefante y anótelo.
  5. Intente ver si le sirven las anotaciones realizadas para obtener nuevas ideas sobre su foco creativo. Por ejemplo, “la trompa del elefante es larga y se adapta a cualquier función”. Quizá la política de comunicación de la empresa debería hacer lo mismo: elaborar un plan de actuación que transmitiera la sinergia entre departamentos.
Técnica del grupo nominal (TNG)

Como el brainstorming, busca generar ideas, pero preservando la intimidad expresiva y la capacidad de los participantes de pensar individualmente.

Cada participante escribe ideas en una hoja. Cuando todas están visibles, se le pide que las defienda una por una. Finalmente se efectúa una valoración grupal a partir de los criterios individuales.

Analogías

Plantear una analogía es establecer un paralelismo entre dos realidades, por muy distintas que sean entre sí. Es una técnica útil para forzar conexiones entre realidades aparentemente lejanas.

  1. Defina su foco creativo.
  2. Obtenga un campo analógico a través de un proceso al azar.
  3. Anote significados asociados al campo analógico.
  4. Formule esta pregunta: “¿En qué se parece nuestro problema al campo analógico obtenido?”
  5. Busque paralelismos entre ambos, forzando conexiones.
  6. Trate de analizar si alguna de las conexiones puede ser aplicada.
Mapas mentales

Se asientan sobre el “pensamiento irradiante”, un pensamiento que parte de un núcleo fundamental y, a través de unos principios ordenadores, va generando ideas a añadir a éstos.

  1. Tras formular el foco creativo, seleccione la palabra o concepto rector sobre el que va a trabajar. Si el foco es “ideas para un libro de creatividad”, el rector podría ser “creatividad”.
  2. Hágase con una hoja de papel, rotuladores normales y fosforescentes y un bolígrafo.
  3. Escriba en el centro de la hoja la palabra CREATIVIDAD.
  4. Busque los principios ordenadores que conformen la base para el desarrollo de ideas.
  5. A partir de estos principios, deje que su mente fluya y que, de forma irradiante, vaya completando con total libertad el mapa mental.
  6. Expresa cada idea con una sola palabra, utilice distintos colores y procure que el mapa sea bonito.
  7. Ramifique el mapa al máximo: verá cómo aparecen nuevas ideas o nuevas relaciones entre ellas.
Máscaras

Mediante las máscaras utilizamos las provocaciones para alterar la realidad y sacar el máximo beneficio de la exageración o tergiversación. Es una técnica para abordar temas complejos con un estancamiento creativo.

  1. Defina claramente su foco creativo: “Ideas para aumentar la eficacia de los mailings de la empresa”.
  2. Encuentre el término clave del foco: “mailing de empresa”.
  3. Busque una asunción básica sobre esta expresión: “Un envío se hace porque hay algo que enviar”.
  4. Invierta la asunción: “Un envío… porque no hay algo que enviar”.
  5. Despeja la máscara de esta inversión, fuerce conexiones y medite sobre qué ideas creativas encierran: piense las veces que la empresa castiga a sus clientes con excesiva información a través del correo. Coordine esfuerzos y sea capaz de enviar sólo información relevante.
‘Collage’ creativo

El collage como forma artística fomenta la libre asociación de ideas al mezclar objetos o imágenes en apariencia inconexos. En el pensamiento creativo es una técnica divertida e interesante para generar ideas.

  1. Forme equipos de 4 o 5 integrantes en torno a una mesa. Reparta a cada grupo revistas con ilustraciones, tijeras y cola.
  2. Pida que recorten las cinco imágenes que más les gusten y les asignen un nombre.
  3. Cuando cada participante tenga las imágenes recortadas, debe mostrar el foco que motiva la sesión creativa: “Ideas de lámparas creativas para mesillas”.
  4. Pida que generen ideas sobre el foco creativo. No se trata de pegar imágenes porque sí, sino de elaborar propuestas creativas con ellas. Así: “Una lámpara creativa es como (insertar una imagen)… porque (argumentario)…
  5. Cuando todos los grupos hayan terminado hay que compartir los resultados. Es fundamental que no peguen palabras. Al trabajar a través de imágenes, irán más allá en sus análisis que si lo hiciesen solo con palabras.
El diamante del deseo

Da las pautas de acción para transformar un simple deseo o una idea utópica en algo real.

  1. Plantee un deseo o una situación a la que quisiera llegar.
  2. Escoja uno, el que realmente le ilusione. Con estas dos operaciones completamos el primer rombo de nuestro diamante.
  3. Empiece a pensar ideas sobre cómo conseguir su objetivo. Procure acercarse a su deseo a través de vías nuevas y atrevidas. No se preocupe por si las ideas generadas son más o menos factibles. Cuando tenga un buen número, haga un esfuerzo por seleccionar la que le parezca más interesante. A través de estas dos operaciones más, habremos completado el segundo rombo del diamante.
  4. Entre en el tercer y último rombo del diamante. Evalúe a fondo los aspectos positivos y negativos de la idea seleccionada en el segundo rombo. Hágalo como en un campo de fuerzas (a favor, en contra). Si las positivas son más relevantes, trate de elaborar un plan de acción.
 
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos