Buscador
cerrar

Piotrek Pérez

Cuando se echa de menos a un jefe

Más que de nostalgia de jefe, en el caso de Pedro J. Pérez hay que hablar de necesidad. Después de varios años de mantener su estudio de diseño con éxito, se vio obligado a cerrar el negocio a causa de la crisis. Ahora su sueño es conseguir un puesto fijo por cuenta ajena y, en paralelo, seguir haciendo sus diseños, pero ya sin presión económica.

Ana Delgado | 08/01/2018
Linkedin Whatsapp

El nombre artístico de Pedro J. Pérez es Piotrek Pérez que es con el que quiere comercializar sus diseños y trabajar la marca personal. Si tiene o no alma de emprendedor ya no sabemos. Doctorando en Marketing e ingeniero en diseño industrial y desarrollo de productos por la Universitat Politècnica de València, Piotrek esperó unos años para ganar confianza en este terreno trabajando por cuenta ajena. Fue en 2004 cuando se animó a emprender y creó su propio estudio de diseño, Vaiba Creatius, donde llegó a reunir a 6 empleados y obtuvo reconocimientos internacionales, como en la primera edición del Festival Internacional de Publicidad Social, Publifestival. Dos años después, en 2008, el estudio cerró a consecuencia de la crisis.

El recuerdo que tiene de aquellos años es positivo. “Todos los del equipo me dijeron que si volvía a montar un negocio contase con ellos”, cuenta, pero lo cierto es que no ha habido aún oportunidad para ello. Tras el cierre, Piotrek Pérez tuvo que reinventarse. Se formó en nuevas tecnologías de diseño y marketing digital y se estableció como freelance para otras empresas a las que atendía desde Alicante. Pasó de no tener jefes, a tener varios, aunque dice que nunca se ha sentido explotado ni mal pagado. Entre sus clientes se hallan algunas empresas de Munich (Alemania) y Suiza.

Aún así, sentía que estaba desaprovechando su talento. En enero de 2017 traslada su residencia a Madrid y empieza a colaborar con Campus Madrid y a impartir clases en IEBS, primero, y la Universidad de Nebrija, después, en el grado de diseño industrial y desarrollo de producto. Ofrece también servicios como consultor freelance para startups y pymes a las que ayuda en el desarrollo de experiencias.

La fuente inteligente

Los ratos que le quedan libre Piotrek Pérez los aprovecha para hacer sus propios diseños. Uno de los más llamativos es la Smart Water Fountain, una fuente de agua potable inteligente con accesibilidad universal para las Smart Cities. La fuente, además, simplifica y personaliza los servicios destinados a los ciudadanos a través de un acceso adecuado a la información con realidad aumentada y tecnología holográfica y realidad mixta.

El proyecto fue seleccionado en la quinta convocatoria de la Aceleradora de Proyectos de Alto Potencial que el Ayuntamiento de Madrid y fue expuesto en el Smartcity Expo World Congress de Barcelona el pasado mes de noviembre, donde según Pietrok, surgieron algunos interesados.

Y así como el deseo de crear parece mantenerlo vivo, el de volver a emprender parece casi apagado tal como revela cuando se le pregunta cómo se ve dentro de 5 años: “Me gusta verme dando clases, trabajando por cuenta ajena para una multinacional y lanzando mis propios productos, pero ya sin presión económica”. Queda claro que lo que más echa de menos de un jefe es la nómina a fin de mes, las vacaciones pagadas y “bueno también la posibilidad de aprender otras metodologías de trabajo”.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos