Emprendedores.es

Marketing

Cómo reactivar tus ventas cuando la competencia te lanza una ofensiva

¿Sabes cómo tienes que reaccionar cuando tu competencia va a las barricadas? Estos son los cuatro escenarios más comúnes. 

14/09/2015

Lo más habitual es que las ventas se vean amenazadas porque la competencia cambia las reglas del juego y te ves obligado a mover ficha: una empresa entra en el mercado en mejores condiciones que tú, un competidor introduce un nuevo producto o lanza una ambiciosa campaña de comunicación. Sólo en los dos primeros meses del año se crearon en España 26.484 nuevas empresas, según Informa. Esto significa que en muchos sectores, como en el que tú te estás moviendo, ha entrado competencia, y, en teoría, si entran en el mercado es porque tienen posibilidades.

1. Un competidor baja los precios

Evita bajar tú también los precios. Cuando caen las ventas no conviene que entres en una guerra de precios. Salvo que seas líder en tu sector o la empresa de mayor tamaño, llegará un punto en el que los demás podrán ajustar mejor los márgenes que tú. Aprovecha tus diferencias y tu posición en el mercado. ¿Qué puedes hacer?

1. Amplía tu fuerza de ventas con nuevas delegaciones o ampliando el público al que te diriges si antes no te atrevías. Para ello externaliza algunos servicios: call centers (si quieres que otros se encargan de atraer nuevos clientes o para cubrir la atención al cliente, de forma que tu fuerza de ventas se vuelque en los actuales) o servicios más complejos de outsourcing (si quieres que además de atraer nuevos clientes, se ocupen de ellos)..

2. Lanza una nueva marca. En el fondo se trata de ampliar tu oferta de productos. En ocasiones, si tienes una marca sólida y te dedicas a la distribución de productos, puedes invertir en lanzar líneas propias, al estilo de las marcas blancas.

3. Comunica tus diferencias. A través de campañas de publicidad o mediante patrocinios para ganar notoriedad.

2. Tu competencia lanza un producto nuevo

Los cambios tecnológicos y las formas de distribución de los productos marcan nuevos escenarios competitivos y abren posibilidades a nuevos competidores en nuevos mercados. Por ejemplo, las nuevas forma de configuración social (inmigrantes, población más mayor, etc.) obligan a apostar por nuevos diseños de productos y canales de distribución. Aunque tu primera reacción puede ser bajar los precios, no debes hacerlo. Un nuevo producto cambia las reglas al diferenciarse de tu oferta. ¿Qué deberías plantearte?

1. De nuevo, comunica tu diferencia. Si tus características siguen siendo diferentes y competitivas, házselo saber a los consumidores o clientes. Utiliza las habituales tácticas para darlo a conocer: posibilidades de descuentos, dos por uno, regalos directos, cupones, etc.

2. Retoca tu producto. A lo mejor tu producto está bien, pero quizá le funcione mejor la estrategia de darle un lavado de ‘cara’. El producto no se toca tanto como su ‘envoltorio’: recycling y packaging.

3. Lanza un nuevo producto. Si mejora notablemente tu servicio o tus productos no tienes más remedio que investigar y lanzar un nuevo producto o un nuevo servicio. Cuando un servicio o un producto queda obsoleto, hay que o bien retocar las características o bien encontrar un sustituto.

3. La competencia seduce a tus colaboradores (proveedores, distribuidores...)

Si, por ejemplo, tu red de ventas no es propia y trabajas con distribuidores, puede que tus distribuidores estén trabajando con tu competencia. Aquí huye de ‘criminalizarles’ o amenazar con renegociar las condiciones en las que trabajáis. ¿Qué es lo que sí puedes hacer? Ofrece formación gratuita. Saca la formación e incentivos fuera de tu empresa y ofréceselo también a tus distribuidores. Les harás sentirse parte de tu equipo y encontrarán un beneficio en trabajar contigo.

4. Tu competencia lanza un 'campañón' de publicidad

Generalmente este tipo de campañas están asociadas al lanzamiento de nuevos productos, pero en ocasiones también se trata de ‘órdagos’ para arañar cuota de mercado. De nuevo, no bajes los precios. ¿Estrategias para combatir esta campaña?

1. Reanima tus puntos de venta. Concentra tus esfuerzos de comunicación en el punto de venta. Para ello organiza eventos dirigidos a clientes en tus puntos de venta: probar productos, encuentros con expertos...

2. Comunica tu diferencia. Si tus características siguen siendo diferentes y competitivas, hazlo saber a los consumidores o clientes. Utiliza las habituales tácticas para darlo a conocer: posibilidades de descuentos, dos por uno, regalos directos, cupones, etc.

Publicidad
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir lo mejor de Emprendedores en tu correo? Date de alta en nuestra Newsletter y descárgate gratis la ‘Guía Quién te ayuda a Emprender 2016’.


Encuentra tu Franquicia