Buscador
cerrar

Team building

Los departamentos de RRHH se apuntan a los juegos de escape

Los juegos de escape se revelan como una poderosa herramienta para conformar equipos de alto rendimiento en las empresas.

Ana Delgado | 27/07/2016
Linkedin Whatsapp
Imagen de la sala del marchante de arte

Hay quien sitúa el origen de los juegos de escape (escape room) en Silicon Valley, en el año 2006, mientras que otros lo trasladan a Japón, un año después. A Europa, sin embargo, no llegaron hasta 2011 y en España lo hicieron 2 años más tarde. Desde entonces no paran de inaugurase salas de este tipo donde se reta a los equipos jugadores a resolver misiones trascendentales en algo más de 1 hora.

Descubrir la casa de un marchante de arte que trafica ilegalmente con el patrimonio cultural, detener el estallido de un arma nuclear o averiguar el contenido de un examen final para superar el curso, son algunas de las misiones que se plantean en Exit Game, unas instalaciones de 400 m2 distribuídos en diferentes salas. La primera de ellas es para recibir a los clientes y explicarles la dinámica del juego, mientras que las otras dependencias están ambientas para trasladar a los jugadores a distintas épocas, como en un escenario cinematográfico.

En la toma de contacto, se informa a los equipo de la misión a superar en un tiempo máximo de 66 minutos. Durante este tiempo nadie podrá entrar ni abandonar la sala, aunque en Exit-Game han habilitado un botón en cada una de ellas por si alguien sufre una crisis claustrofóbica. Se advierte también a los jugadores de que irán recibiendo pistas desde la sala de control, que les ayudarán a superar la misión, cada una con distinto nivel de dificultad. La lógica, la intuición y la creatividad son las tres habilidades que deberán poner en activo los jugadores.

Cuenta Alexander Sansa, responsable de Exit-Game en Madrid, que desde que el espacio abriera sus puertas, en enero de 2015, han pasado por las instalaciones más de 22.000 clientes y, de entre ellos, 150 empresas. Carrefour, Banco Santander, Scania u Opinno, entre otros muchos, son algunas de las que se pueden ver en su página web. La mayoría de las organizaciones, acuden al centro en busca de una actividad lúdica que favorezca el entretenimiento y la cohesión de los equipos, pero lo cierto es que los guiones de las misiones de Exit-Madrid han sido diseñados “con el objetivo de ofrecer una herramienta única en España para analizar las dinámicas de grupo, enfocado a actividades de Team building (creación de equipos), formación y coaching”, afirman. Para ello, disponen de paks a medida de los objetivos de cada empresa y tarifas grupales, con aforo de hasta 30 personas y uso exclusivo a la sala de control.

Jugadores monitorizados

Un circuito cerrado permite acceder, desde la sala de control, a lo que sucede en el interior de cada sala. Desde aquí se van emitiendo las pistas de ayuda que lanza el coach gamer de cada equipo y que los jugadores reciben a través de una pantalla, pero también se permite el seguimiento al responsable interesado de la empresa, bien sea del departamento de Recursos Humanos, un jefe de equipo o cualquier otro mando. Y así, a modo de Gran Hermano, puede observar sobre la marcha quién ejerce funciones de liderazgo, quién de equipo, quién es el más audaz asociando las pistas en forma de puzle, el de mayores dotes de atención, el sentimiento de pertenencia al grupo, la capacidad de escucha, competitividad… “Todo lo que se quiera, puede verse en un entorno donde es imposible fingir porque el equipo está absorto en una actividad en la que hay que emprender acciones sin pausa y donde el tiempo avanza en tu contra”, explica Sansa.

Utilidades

Reorganizar las plantillas aprovechando las habilidades de cada empleado, resolver fricciones entre algún componente del equipo, o como prueba previa antes de decidir la contratación de un nuevo empleado, son algunas de las utilidades que las empresas hallan en los juegos de escape. Existe también la opción de medir capacidades de diferentes equipos, antes de asignar un proyecto, mediante lo que en Exit Game denominan el modo combate. Este permite reservar dos habitaciones idénticas para que ambos grupos compartan la misión y compitan, no sólo contra el reloj, sino también contra ellos mismos.

Una vez finalizado el juego, el coach gamer,mantiene un encuentro con los equipos para, desde su experiencia, señalar las principales conclusiones observadas el el transcurso de la partida. Nos quedamos, eso sí, con las ganas de saber en qué consistirá la nueva misión que Exit-Madrid pondrá en marcha el próximo mes de octubre, denominada La Pena de muerte y cuyo tétrico decorado está ya concebido.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos