Buscador
cerrar

34 técnicas para detectar ideas realmente innovadoras

¿Cómo encuentran los emprendedores más activos sus ideas de negocio? Con pequeñas vueltas de tuerca a actividades y productos tradicionales, buscando soluciones a problemas cotidianos, adaptando ideas de fuera... En este artículo se incluyen 34 formas de inventar y detectar oportunidades muy reales.

Pilar Alcázar | 18/04/2018
Linkedin Whatsapp
detectar-idea-realmente-innovadora
1) Invertir un producto o servicio

La inversión de una cualidad clave de un producto, o de todo él, suele dar como resultado ideas de negocio radicalmente innovadoras. Así, si se niega la principal cualidad de la cerveza, que es una bebida alcohólica, se obtiene una cerveza sin alcohol. El mismo procedimiento se puede aplicar a una idea de negocio.

2) Distribuye productos creados por otros

No es muy habitual que una empresa que ha desarrollado productos innovadores los ofrezca a otros para que los comercialice, pero siempre hay excepciones que confirman la norma... Un ejemplo es la empresa Body Esthetic , que ofrece la posibilidad de comercializar sus desarrollos de I+D bajo marca blanca a otras empresas. Body Esthetic está especializada en el desarrollo de productos de cosmética, dietética, veterinaria, fitosanitarios, plantas medicinales y productos farmacéuticos OTC para sus clientes. Otra opción es comercializar productos de fuera, como los que se pueden encontrar en la web www.planetapluton.com https://www.curiosite.es/ . Son artículos de todo tipo importados de Estados Unidos, Reino Unido y Japón, como una nariz electrónica para saber si una carne está en mal estado, un acuario que se cuelga en la pared para que parezca un cuadro; una baca hinchable para el coche... Su filosofía es buscar productos divertidos para vender al consumidor final o a tiendas y mayoristas.

3) Genera experiencias diferentes

Busca actividades o experiencias de uso en las que otros productos estén muy bien posicionados, pero en los que el tuyo, aparentemente, no tenga cabida. Un ejemplo: hasta que la empresa Vaughan System no creó su propia emisora de radio y popularizó sus cursos de idiomas para aprovechar los tiempos muertos en los atascos, no era habitual aprender un idioma a través de la radio. También era impensable entonces asistir a un curso de inmersión de inglés en un pueblo español en lugar de enviar a los alumnos al extranjero.

4) Inspírate en modelos tradicionales

La empresa Certest Biotec creó una gran variedad de test de autodiagnóstico inspirados en el de embarazo. Así, con los kits que empezó a comercializar esta firma cualquiera podí hacerse su propia prueba y conocer si tiene alguna afección digestiva o respiratoria sin necesidad de acudir al médico. Una idea muy parecida es la que desarrollaron los responsables de la empresa MyGen para realizar pruebas de parentesco y ADN, veterinaria y controles sanitarios sin necesidad de pasar por un laboratorio.

5) Ofrece un valor añadido

La cadena de fruterías gallega Frutas Nieves logró desmarcarse de su competencia con productos de valor añadido, como zumos de fruta recién exprimidos, ensaladas y sándwiches elaborados con ingredientes de alta calidad. Con esta oferta, la frutería ofrecía unos productos propios de los bares y restaurantes, pero a un precio inferior lo que lo convierte en un valor añadido atractivo para sus clientes.

6) Sustituye atributos

La innovación en productos empieza por diseccionar cualquier artículo en todas sus partes y encontrar después nuevas combinaciones posibles: sustituyendo materiales, eliminando atributos, combinándolos de otra forma, mezclándolos con los de otros productos existentes... Para ello escoge uno o varios elementos del producto y piensa si se podrían cambiar o sustituir por otros atributos diferentes (bien sea eliminando partes, sustituyendo formas, materiales... ). Otra opción es crear un producto nuevo imitando elementos propios de otros. Por ejemplo, al diseccionar un reloj en todas sus partes y eliminar las manecillas, se pudo llegar a añadir un mecanismo distinto para crear los relojes digitales. O para innovar en los envases de alimentación, hubo que eliminar el material con el que se habían fabricado durante muchos años (cristal y plástico) para llegar al tetrabrik.

7) Innova el canal

La adaptación negocios de siempre a nuevos canales de distribución, como Internet o el móvil generó una fuente inagotable de nuevos modelos de negocios. Así, empresas como la francesa Trigger Networks inauguraron un nuevo canal de distribución de publicidad, a partir de una plataforma diseñada por ellos que permitía insertar anuncios en diferentes países y soportes a través de Internet. Trigger hace de intermediaria entre los clientes y las agencias de publicidad y con este sistema ha inventado un modelo de negocio que recuerda al de los viajes por internet.

Áreas tecnológicas. También se adaptaron a nuevos canales negocios surgidos en internet como las redes sociales o los blogs. Así, algunos emprendedores crearon tecnología propia para que los bloggers pudiesen acceder y escribir sus post desde el móvil. En esta línea estaban empresas como SpinVox, una compañía de capital cien por cien español basada en el uso de la voz para facilitar la mensajería interpersonal.

Pero no todas las innovaciones en el canal tienen que venir de la tecnología. Hay muchas otras transformaciones que se pueden conseguir utilizando canales de distribución tradicionales para comercializar productos que no se vendía por ese medio: por ejemplo, a través de máquinas de vending, artículos como paraguas, libros o revistas. Incluso en el clásico puerta a puerta, ya casi en desuso, se puede ser creativo: la firma alemana Eismann vendió puerta a puerta nada menos que productos congelados a través de una red de comerciales calcada de los desaparecidos vendedores de enciclopedias. Más tarde vimos cómo dos tipos de productos bien distintos (los artículos eróticos de empresas como La maleta roja y el robot de cocina Thermomix) triunfaban en el mercado utilizando un sistema de venta que hizo famosa la empresa Tuperware: las reuniones de mujeres en sus casas.

8) Traslada el lugar de compra

Se trata de trasladar el lugar de compra o consumo del producto a un sitio en el que no esté presente en ese momento. Lo hizo Cola-Cao al lanzar sobres de Cola-Cao para tomar en los bares (hasta entonces su consumo estaba restringido al hogar) o los fabricantes de GPS adaptados a los coches, un producto que antes se utilizaba exclusivamente para navegación. Esta idea también se puede aplicar a los servicios: restaurantes como Tu Chef en Casa trasladaron la experiencia de tomar una comida de autor al domicilio del cliente.

9) Hiperespecialízate

Que sea en un pequeño grupo de consumidores de cualquier tipo de negocio en el que la competencia entre grandes empresas deje espacios para la entrada de las pequeñas. Un ejemplo es el mercado de la moda dominado por Zara, Mango y otras marcas de renombre. La empresa Ropa Capaz encontró su hueco a partir de la especialización en una moda pensada para discapacitados. Otro modelo innovador: la franquicia holandesa Gumbusters que se dedica a la limpieza de chicles en lugares públicos y privados.

10) Busca nuevos usos

En este caso se trataría de intentar añadir uno o varios elementos al producto sin cambiar el resto de sus atributos. Por ejemplo, si aplicamos a un libro la facultad de que se pueda escuchar tendremos un audio libro y si añadimos un grifo a una botella de agua obtenemos los envases de 50 litros que se han popularizado en muchas oficinas. Otra opción es buscar nuevos usos a un componente básico de un producto, como han hecho los responsables de la empresa Veracetics, que ha creado una gama completa de productos basados en el aloe vera. En lugar de limitarse a crear productos de cosmética como habían hecho otras empresas, los responsables de Veracetics desarrollaron productos de alimentación (bebidas isotónicas y productos saciantes).

11) Mejora la usabilidad

El concepto de la usabilidad se utiliza para definir la facilidad con la que el usuario puede acceder a la información navegando por una web, pero también se puede aplicar a cualquier producto que reduzca el tiempo invertido en la búsqueda de información. Un ejemplo lo encontramos en la empresa Foodio 54, un amplio directorio de restaurantes que se adapta a los gustos del usuario. Al navegar buscando locales, la empresa aprende qué tipo de lugares le gustan y cuando busca un local nuevo le aconseja en función de los hábitos y preferencias registrados.

12) Busca una oportunidad en la ciencia

En los centros de investigación públicos como el CSIC y en las Universidades existen muchos proyectos que pueden tener una salida comercial, a la espera de que alguien quiera invertir su dinero para ponerlos en órbita. Suelen ser soluciones innovadoras que intentan dar respuesta a nuevas necesidades sociales. Un ejemplo son las baterías ecológicas basadas en microorganismos capaces de generar electricidad o combustible diesel que desarrollaron unos investigadores del CSIC, una respuesta a la necesidad de encontrar fuentes de energía menos contaminante. Las innovaciones en formación de las escuelas de negocio también pueden servir de guía para detectar mercados incipientes. Un ejemplo: el Idec (Instituto de Formación Continua) de la Universitat Pompeu i Fabra creó el primer master para formar profesionales en Asesoría Genética, una especialidad que ya existía en Reino Unido, Holanda y Estados Unidos. La entrada en España de esta especialidad abrió la puerta a nuevos emprendedores.

13) Mejor contracorriente

Si te mueves en un mercado en el que todos se centran en añadir nuevas funciones a un producto, rompe el mercado ofreciendo al cliente un producto más sencillo. Y al revés. Si tu negocio se encuentra en un mercado en el que los productos no ofrecen todas las prestaciones que demandan los consumidores, intentar agregar más para cubrir sus necesidades. “La estrategia de simplificar puede ser real o sólo aparente. Los iPod son simples aparentemente, aunque contienen un amplio mundo de servicios”, explicaba un experto. Se trata de ir contracorriente.

14) Altera el orden de utilización

La idea de utilizar una loción de afeitado antes de afeitarse llevó a Williams a crear Lectric Shave, una loción que al aplicarla sobre la barba la seca y facilita el paso de la maquinilla. En esta línea se podría incluir cualquier producto que se consuma combinado con otro y que se pueda servir ya mezclado, como las bebidas alcohólicas con refresco o los yogures con cereales.

15) Crea otras necesidades

¿Puede un yogur convertirse en un producto de belleza? Sin duda. Essensis, de Danone, quiso sustituir en su momento la necesidad de tomar un postre sano por el de cuidar el físico de los consumidores. Éste es el punto de partida de una de las fórmulas que utilizan los expertos en márketing lateral para desarrollar nuevas oportunidades de negocio: buscar una utilidad diferente a un producto que ya existe en el mercado. ¿La premisa para que tenga éxito? Que responda a una necesidad del público. Los yogures Danacol encontraron esa utilidad a partir de una tendencia muy marcada en la sociedad actual: la preocupación por la salud. Pero en el mercado existen otros ejemplos clásicos. El sujetador Wonderbra sustituyó el uso tradicional de esta prenda femenina por la necesidad de realzar el pecho que tienen muchas mujeres. Y todos los productos bajo la etiqueta de alimento funcional (con ingredientes que ayudan a mejorar algún aspecto de la salud) están sustituyendo la necesidad básica de comer por la de reducir el colesterol, controlar la tensión…

16) Elige un nuevo público objetivo

La idea de intentar abarcar un público que no consume habitualmente un producto ha dado como resultado muchos negocios de éxito. Un ejemplo es el de las video consolas Wii, que se crearon para atraer a quienes no solían jugar con estos dispositivos: mujeres y mayores. Una forma de ampliar el público de cualquier producto es pensar en los obstáculos que tienen esos otros consumidores para acercarse al producto y buscar la forma de resolverlos. Un ejemplo: ¿Por qué las películas de animación habían sido hasta hace muy poco un producto exclusivamente para niños? Seguramente, porque los argumentos eran infantiles. Las películas de Pixar rompieron esa barrera y descubrieron un filón económico enorme en el público adulto. Otra forma de romper moldes es adaptando un artículo de consumo masculino o femenino al gusto del otro sexo, como hicieron los responsables de Gillette al lanzar la Gillette Venus, de color rosa y con un diseño que se adapta a las piernas de las mujeres. O romper las barreras de entrada de productos de élite adaptando el precio para que llegue a todos los públicos: como los formatos de coches pequeños de Audi y Mercedes.

17) Cambia el modelo de consumo

Adaptando cualquier negocio tradicional a un nuevo momento de compra se pueden generar oportunidades inéditas, incluso sin tener que cambiar el modelo de negocio. Basta recordar cómo se posicionaron en el mercado los supermercados Opencor: les bastó ampliar el horario habitual de sus competidores para encontrar su propio hueco. Esta misma idea de cambiar el momento de consumo se puede aplicar a los productos. Cuando los responsables de la empresa Heros lanzaron al mercado una barrita de cereales, no estaban pensando en crear un producto para consumo en el desayuno; crearon una nueva categoría al permitir que los cereales se pudiesen consumir en cualquier lugar. En este caso, el resultado fue que, al ampliar las situaciones de consumo, aumentaron también el mercado. Para conseguir esta vuelta de tuerca, hace falta “cambiar la forma de segmentar al público objetivo”, explicaba Borja Martín, socio y general manager de la consultora Salvetti & Llombart . “En lugar de atacar clientes hay que centrarse en las ocasiones de consumo: se identifican muchas más oportunidades”, señala. Por ejemplo, las empresas de bollería industrial tienen problemas para colocar sus productos en el hogar porque las madres limitan el consumo de bollos a sus hijos. “Si en lugar de crear un producto para niños se centrasen en el consumo de bollería para el desayuno, tendrán que pensar en uno que puedan consumir padres, hijos... teniendo en cuenta quién decide la compra en esa ocasión de consumo”, continúa.

18) Adelántate a lo que está por llegar

Para estar al tanto de las nuevas tendencias que pueden generar oportunidades, acostúmbrate a consultar webs especializadas como Springwise. Algunas que en su momento presentaron un largo recorrido son: Seguridad jurídica en comercio online. Una actividad inédita hasta hace unos años en nuestro país era la custodia de pruebas electrónicas que puso en marcha el bufete Garrigues en colaboración con T-Systems (del grupo Deutsche Telekom). Para desarrollar este modelo de negocio crearon Logalty , un servicio enfocado en sus orígenes a empresas de sectores como banca, seguridad y logística. La actividad consistía en conservar el mayor tiempo posible los documentos electrónicos para resolver conflictos entre empresas y particulares. Autenticidad. Es una tendencia relacionada con el redescubrimiento de valores antiguos y conceptos tradicionales, trasladados a la sociedad actual y a conceptos modernos. Dentro de esta tendencia surgieron negocios como theselocks, una empresa que vendía ropa con información sobre las ovejas de las que provenía la lana pura (sin colorantes), incluyendo una foto y un número de identificación de la oveja. Contenidos para televisión y móvil. Otra tendencia que tuvo su momento de auge.

19) Adapta ideas a otros sectores

Además de las técnicas de creatividad que aplican los expertos para encontrar oportunidades, existen fórmulas basadas en datos objetivos que ayudan a desarrollar nuevas ideas. Las tendencias del mercado son una de las principales fuentes de inspiración para la mayoría de los cazadores de oportunidades. Es evidente que muchos conceptos de negocio sólo tienen cabida en el sector en el que nacieron, pero otros muchos se pueden adaptar a diferentes mercados con algo de audacia y un buen conocimiento del negocio. Un ejemplo son las subastas de vinos que triunfaron en Inglaterra y Estados Unidos en las que se llegó a pagar hasta 160.000 dólares por una botella de Chateau Lafile 1787, de la bodega de Thomas Jefferson. Otro ejemplo son los outlets para muebles que desarrollaron los directivos que pusieron en marcha el outlet de ropa Las Rozas Village de Madrid. Los outlets de muebles ponen al alcance de todos los públicos piezas únicas de marcas exclusivas.

20= Detecta debilidades del mercado

Como ejemplo puede citar a la empresa Iping que encontró hueco ofreciendo a los usuarios la oportunidad de medir la calidad de sus conexiones de Internet/ADSL. Otro ejemplo lo representó el buscador estadounidense www.ask.com, que encontró su público entre quienes temían que Google conservara demasiada información personal de ellos.

21) Forma híbridos

Mezclando dos conceptos existentes se puede obtener una gran variedad de ideas innovadoras. Así, se pueden crear híbridos combinando cualidades de dos productos, como el Sudokube, el cubo de Rubik que es un sudoku; o la bicicleta Ebicy que fabrica la empresa catalana Rieju: un híbrido entre bici y motocicleta. También se pueden mezclar atributos de dos servicios o de varios modelos de negocio. Unir una cafetería con un local para navegar por Internet dio lugar al concepto del cibercafé. Y la combinación de un comercio como Ikea y las floristerías tradicionales es la base del nuevo concepto de ocio verde de Verdecora una gran superficie comercial dedicada a plantas y flores, mascotas, artículos de jardinería y decoración.

22) Varía la forma de comunicar un producto

Se pueden generar muchas oportunidades de negocio utilizando las estrategias de precios, distribución y comunicación propias de otros mercados y aplicándolos a nuestros productos y servicios. Posiblemente, la innovación más sencilla para vender algo nuevo sea vender lo mismo cambiando el mensaje. Y esto, aunque parezca imposible, puede convertir un negocio adormecido en un modelo de éxito. Un buen ejemplo nos lo ofrecen las empresas que han vendido artículos de aventuras toda la vida y que luego se reposicionaron en el mercado como compañías que venden experiencias. Conscientes de que cada vez hay más personas que buscan vivir emociones fuertes, crearon paquetes de experiencias adaptados a todos los gustos y bolsillos. También pensaron para que se conviertan en productos de regalo. Así, se pueden regalar 20 minutos conduciendo un coche de Fórmula 1 a quien quiera sentirse como Fernando Alonso, la emoción de pilotar una avioneta; de hacer vuelos acrobáticos; de saltar en paracaídas o navegar en yate. Pero en el mercado también nos venden productos con menos adrenalina, como los packs de gastronomía, de bienestar...

Otra forma de vender algo tradicional con una comunicación transgresora la idearon los responsables de la empresa Erius, una firma creada por dos ingenieros informáticos que se dio a conocer organizando un sorteo a través de los parquímetros de Madrid. Sus actividades no esrab muy innovadoras: servicios de alojamiento de web a las empresas y estrategias de promoción y publicidad a través de Internet. Pero su forma de comunicar les proporcionó una gran notoriedad en muy poco tiempo.

23) Adapta ideas de fuera

Puedes encontrar buenas ideas en otras ciudades fuera de tu territorio o en países de nuestro entorno. Una opción, en este último caso, que suele dar modelos más revolucionarias, aunque también a veces resultarán más difíciles de adaptar.

24) Redefine tu espacio

Otra vuelta de tuerca a la segmentación rompiendo los límites de la segmentación tradicional (centrada en la edad, sexo o poder adquisitivo) y buscar productos orientados a personas en función de su forma de pensar o de su comportamiento. Está basado en lo que algunos denominan territorios mentales.

25) Tecnología con servicios tradicionales

Del mismo modo que la tecnología aplicada a las reservas de hoteles dio lugar a negocios de éxito, pueden aplicarse otras innovaciones como, por ejemplo, valerse de realidad virtual en consultas de psicología.

26) Exagerar una parte del todo

Esta técnica consiste en ampliar o reducir el tamaño de un producto, su envase, los atributos de marca o la frecuencia de uso o de compra. Así, la exageración de una bicicleta puede dar lugar a idear un tándem. Y al revés. El Smart es el resultado de una exageración al pensar en el coche más pequeño posible para el mercado. Lo hiperbólico también se puede aplicar a la frecuencia de uso de un producto o servicio: sobredimensionar el uso de un servicio puede dar lugar a la tarifa plana de las teleoperadoras o al concepto de abierto las 24 horas de algunos comercios.

27) Transforma la estrategia de precios

También innovando en la forma de pago de cualquier producto o servicio se pueden crear nuevos formatos comerciales. Eso sí, cualquier pequeño cambio en este sentido obliga a diseñar detrás una nueva estrategia de negocio. Es lo que intentó hacer Eudald Domènech para abrirse hueco en el mercado con su empresa de televisión a la carta InOut TV : “En España la gente no estaba dispuesta a pagar por una suscripción a un software, un modelo que triunfaba sin problemas en Estados Unidos. Tuvimos que cambiar el modelo de negocio y sustituir las suscripciones por ventas”, declaraba hace unos años.

Sin embargo, para innovar en precios lo más habitual es adaptar formas de pago a nuevos sectores. Así, si las tiendas de descuento duro que pusieron de moda Dia y Lidl se sostenían en la idea de ofrecer los productos de alimentación más bajos del mercado a cambio de unos servicios al cliente mínimos, este mismo modelo empezó luego a aplicarse a formatos como las líneas aéreas y los hoteles de bajo coste.

28) Cocrear con los clientes

“La cocreación es una forma de desarrollar ideas que cada vez se utiliza más en el mundo de la empresa. Se trata de implicar al consumidor en el desarrollo de productos y en la producción de ideas que pueden dar lugar a ventajas competitivas e incremento de los beneficios. Nosotros lo utilizamos para identificar oportunidades y para producir nuevas ideas”, explicaba Reggy de Feniks. La clave está en conseguir la complicidad del cliente, a cambio de algo, o incluso de nada. Todo depende del nivel de implicación que pueda conseguir una marca con sus seguidores. ¿Qué se puede pedir a los clientes? Pueden colaborar en el desarrollo de estrategias de comunicación, aportar ideas de mejora para el negocio... incluso crear ellos mismos los productos de la firma.

29) Rompe los moldes

“Para innovar hay que romper los esquemas tradicionales de pensamiento. Evitar seguir las secuencias lógicas de las cosas buscando respuestas a preguntas provocativas, como ¿por qué no? Por ejemplo, si uno sigue el pensamiento lineal y piensa en una moto siempre la va a asociar con dos ruedas y un vehículo sin techo. Y hemos visto que BMW ha fabricado una moto con techo”, explicaba Borja Martín. “

30) Detecta huecos de innovación

Las grandes empresas pueden dejar sin cubrir pequeños espacios de innovación cuando no les resultan rentables. Como pyme, se pueden aprovechar estas oportunidades de nicho, que suelen garantizar un mercado con escasa competencia a empresas hiperespecializadas que se convierten en suministradoras de las multinacionales. Y, por supuesto, siempre se puede dar el caso de que una empresa hiperespecializada detecte huecos que las grandes no han visto: basta recordar “pelotazos” empresariales como el que dio la alicantina Paranomio, cuando fue adquirida por Google.

31) Atentos a la legislación

La ley obliga muchas veces a transformar cosas que antes parecían inamovibles. O que hasta el momento se habían quedado en simples sugerencias o incentivos para quienes iban por delante de la norma. Muchas veces se trata de negocios que más o menos ya se han intuido y que algunos se han adelantado a explotar. Pero siempre hay oportunidades en un cambio normativo, puesto que una vez que la ley es un hecho, los mercados implicados empiezan a crecer como la espuma.

Algunos ejemplos de ideas que buscaron su oportunidad en mercados incipientes fueron: oportunidades ecológicas. Cuando la ley obligó a las empresas fabricantes de neumáticos a hacerse cargo de la retirada de los que ya estaban fuera de uso. Una oportunidad que la empresa gallega Reromas supo aprovechar. Por delante de la norma. No hay que esperar a que se publique la ley para desarrollar una oportunidad de negocio. Las directivas comunitarias que ya se han desarrollado en otros países también pueden ser una fuente inagotable de inspiración. Valga para ilustrar este caso el ejemplo del uso de las bolsas de plástico que empezaron a gravarse en el entorno europeo mucho antes que en España.

32) Soluciones a necesidades no cubiertas

Si existen necesidades del consumidor que no están cubiertas por ninguna oferta del mercado puede tratarse de necesidades ocultas al propio consumidor o que han surgido recientemente y nadie ha ofrecido todavía una solución. Y en este caso la oportunidad puede estar en cualquier sitio. La empresa Domoblue la encontró en su momento en la gestión de préstamos de bicicletas a través de SMS aprovechando que arrancaba la tendencia a usar transportes menos contaminantes en las grandes ciudades.

33) Una forma diferente de fabricar

Basta para ilustrar esta opción las múltiples aplicaciones que se están desarrollando en torno a la fabricación aditiva basada en la impresión 3D.

34) Vincula tu producto a una fecha señalada

No olvides que muchos negocios se han creado vinculando un producto o servicio a un acontecimiento o fecha señalada. Puede ser un evento mundial o cualquier fecha nacional en la que habitualmente se celebre algo importante, como las Fallas, los San Fermines...
 

"

SEGURO QUE TE INTERESA...

Cómo hacer un buen estudio de mercado

"
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos