Emprendedores.es

Cómo elegir las herramientas que mejor se adaptan a las necesidades de tu propio negocio y las que mejor pueden ayudarte a potenciar tus ventas

Claves para montar un comercio online

La forma de abordar la puesta en marcha de un comercio online es diferente para quien ya dispone de una tienda propia que para alguien que no tiene todavía nada montado. Depende también de si tienes que gestionar stocks, del tamaño de tu catálogo, de la forma de pago... Te explicamos todas las claves para que elijas bien.

Pilar Alcázar 22/05/2012

comercio on line

Tal y como te habíamos anticipado al principio de este Especial, sea cual sea el área de tu negocio a abordar, te vas a encontrar en el mercado con tres posibilidades: Sistemas SaaS (software como servicio), desarrollos a medida y herramientas open source. ¿Cómo afecta la elección de cada una de ellas cuando se trata de crear un comercio online?

Lo ideal para empezar
La opción más sencilla son los sistemas SaaS, con herramientas del tipo Shopify, Xopie, Tiendy o Palbin. “Su ventaja es que puedes disponer de una tienda online operativa en cinco minutos. No necesitas alojamiento para el comercio ya va todo incluido en el paquete de servicios que ofrecen. Además, el coste por mes suele ser barato, empezando en unos pocos euros al mes”, explica José Carlos Cortizo, CTO de BrainSins.
El lado negativo de esta elección es que ofrecen poco margen para modificar y adaptar tu tienda. Podrás cambiar algunos elementos de diseño, pero al introducir alguna funcionalidad nueva, es posible que la plataforma no disponga de ella; tienes que ajustarte a las que ofrezca cada una.

Otra clave fundamental tiene que ver con tus previsiones de crecimiento a largo plazo. “Con estas herramientas tienes muy poco margen para crecer. Si las cosas te van muy bien, tendrás que acabar migrando a un CMS (editor de contenidos) o un desarrollo propio, y ese proceso puede ser muy complejo y con pocas facilidades por parte de estas plataformas”, añade Cortizo.

Para este experto en tecnología e-commerce, los sistemas SaaS son una buena elección “para una primera prueba inicial, en negocios tradicionales de tamaño pequeño/mediano que no tienen recursos pero quieren probar el online, o para negocios en la Red que preveamos que van a ser pequeños o con un ciclo de vida muy corto, una tienda pop-up, por ejemplo”.

Plataformas abiertas
La siguiente alternativa es recurrir a plataformas open source (o de código abierto) como Magento, Prestashop, osCommerce y ZenCart, las más utilizadas en España. Son herramientas gratuitas que permiten desarrollar, a partir de ellas, soluciones a medida. A su favor tienen la flexibilidad y facilidad de adaptación, ya que si dispones del código fuente puedes hacer las modificaciones pertinentes para adaptarlas a tus necesidades. También la rapidez, ya que no empezamos de cero. Y el ahorro de costes, siempre hay alguien que ha tenido las mismas necesidades que tú y ha creado algo parecido”, puntualiza Ignacio Riesco,

CEO de Interactiv4.
“Otra ventaja fundamental es que cuentan con comunidades de desarrolladores bastante importantes (particularmente, Magento), así como muchos plugins y herramientas que nos permitirán mejorarla. En definitiva, resultará fácil irles añadiendo funcionalidades y adaptando el comportamiento de la plataforma según vaya creciendo el negocio”, comenta Francisco Carrero, socio y CEO de Brainsins. ç

Si continuamos con las ventajas puramente técnicas, otra clave a su favor es que en España existen muchas desarrolladoras expertas en estas tecnologías, lo que te va a facilitar el mantenimiento o desarrollos futuros necesarios si no cuentas con un equipo propio para hacerlo. En definitiva, con esta elección no eres cautivo de tus proveedores, como puede suceder con las soluciones a medida.

Pero también tiene sus desventajas. Entre otras, y como señala Cortizo, “que estos CMS están enfocados a comercios tradicionales, por lo que resulta más complicado adaptarlos a modelos de negocio que se salen de la norma (como el modelo de suscripción). Aunque la puesta en marcha se pueda hacer con pocos recursos (para probar), a medio plazo siempre hay que invertir recursos en hacer un buen diseño, adaptar la tienda, etc. Al final, mirando el medio-largo plazo, la inversión total es similar a la de un desarrollo propio. Son, en definitiva, plataformas recomendadas para comercios al uso o tiendas de tamaño medio sin necesidades particulares”. 

Traje a medida
En el otro extremo estarían las tiendas que utilizan una herramienta desarrollada a medida; es decir, creada en exclusiva para un comercio concreto por parte de una empresa especializada. “Su principal ventaja es que se adapta totalmente a tu negocio, sin darte ni más ni menos de lo que necesitas. A veces el tener más funcionalidad de la necesaria (como te ofrecen muchos CMS), hace más compleja la operativa diaria y se requiere un mayor nivel de formación para utilizar el sistema. Con el desarrollo a medida, puedes tener una plataforma más simple de usar”, explica José Carlos Cortizo.

Abel Muiño, cofundador de 1uptalent.com, recomienda recurrir a este tipo de soluciones “cuando el producto sea tu hecho diferencial, innovando sobre la competencia y asumiendo un cierto riesgo al perseguir la innovación. El 90% de las empresas que pasa de un modelo offline a online no tienen la necesidad (ni tampoco el presupuesto) para un desarrollo a medida. En estos casos, sin duda lo ideal es buscar un SaaS que se adapte a su forma de trabajo”. 

Y dentro de las empresas que ya operan en Internet, “los desarrollos a medida son recomendables para negocios que tengan necesidades concretas, que no sean comercios tradicionales. Sitios como Sindelantal o Mumumio, que tienen una operativa muy particular, necesitan desarrollar su propia plataforma porque adaptar un CMS a sus necesidades resulta más complejo y caro que crearlo desde cero”, asegura José Carlos Cortizo.

La inversión inicial necesaria para poner en marcha una plataforma a medida es mayor que las otras opciones, aunque también depende de cada proyecto, “y de la visión de la pyme. Nuestra experiencia es que los desarrollos de tres meses, que cuestan unos 30.000 euros, funcionan bien”, asegura Muiño. Claramente, una inversión inicial importante para una pyme, pero conviene recordar que a medio-largo plazo los costes serán equivalentes a los desarrollos basados en herramientas de código abierto.

En cuanto a las desventajas de los desarrollos a medida, para Cortizo, la principal “es que tienes un mayor nivel de dependencia con la persona o empresa que te desarrolle la tienda”.

De hecho, tan importante como escoger la herramienta adecuada es elegir correctamente la empresa que vaya a desarrollar cualquier aplicación. Sea una adaptación de las plataformas de código abierto o un traje a medida. “Las pymes invierten un dinero para hacer un proyecto que formará parte de su cuenta de resultados. Es importante contar con el partner adecuado. Desarrollar la tienda y ponerla en marcha, es sólo el principio. Lo importante viene después”, advierte Ignacio Riesco.

Claves para no equivocarte
Antes de plantearte qué tipo de tecnología escoger, tienes que tener bien definido el negocio para determinar tus necesidades. Es el momento de hacerte algunas preguntas. ¿Eres un comercio tradicional?

¿Necesitas estar conectado con tus sistemas de gestión de almacén o con tu ERP?¿Necesitas conectar la parte online con la offline? Estas variables son clave a la hora de ver qué herramienta se ajusta mejor a tus necesidades.

Además, “debes plantearte un roadmap de tu tienda en los próximos meses, con una serie de hitos. Determina qué tipo de tecnología se adapta mejor a cada hito, tanto en prestaciones como en recursos. Si tienes muchas dudas de la viabilidad del negocio, puede ser buena idea empezar por experimentar con soluciones tipo SaaS y luego migrar a un CMS o desarrollo propio. Si tienes más clara la viabilidad del proyecto, dispones de capacidad técnica o de recursos para contratar un desarrollador, entra directamente con un Magento (u otro CMS), para evitar tener que migrar de la solución SaaS al CMS; un camino obligado que termina siendo un proceso costoso en tiempo y recursos”, recomienda José Carlos Cortizo. 

Otra idea fundamental es tener claro que “la tecnología es una parte más dentro de un todo que incluye muchas partes. No empieces por la tecnología, sino por la parte del negocio. Hacerlo al revés es como empezar la casa por el tejado”, continúa Cortizo.

Si quieres crear una completa tienda online ahora, haz clic aquí

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue un 20% de descuento: 12 números por solo 28,80 € (ahorro 7,20 €).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • Lo mejor de Emprendedores en tu correo. ¿Te vas a resistir? Date de alta en nuestra Newsletter, y descárgate gratis el ‘Manual práctico del emprendedor’.


Encuentra tu Franquicia