Buscador
cerrar

Negocios muy rentables que están favorecidos por los cambios sociales y de consumo

Nos hemos dado una vuelta por medio mundo para conocer las oportunidades por las que apuestan los principales inversores internacionales. 

Javier Escudero | 25/01/2018
Linkedin Whatsapp
negocios-explosion
‘Big data’, Internet de las Cosas...

Podríamos agrupar todas 
las oportunidades de este artículo bajo un único epígrafe, el de ‘tecnología’, porque, sin duda alguna, los últimos avances en big data, inteligencia artificial (IA), deep learning (aprendizaje profundo), realidad virtual y aumentada, robótica y 3D influirán (ya lo están haciendo) en el desarrollo de todos los proyectos de negocio del futuro.

Por ejemplo, en el caso de la tecnología basada en big data, son y serán importantes todos aquellos proyectos dirigidos, principalmente,
 a empresas que generen valor y proporcionen inteligencia procesable tanto en las decisiones empresariales como en el manejo de la información en tiempo real, así como predicciones a través de la inteligencia artificial para áreas como el marketing, las ventas, la ciberseguridad, la salud y un largo etcétera.

Como afirma el profesor Luis Peñaloza, “las soluciones big data penetrarán cada vez más en todos los sectores económicos y productivos, desde la venta al por menor hasta las administraciones públicas. Así, las empresas con entornos complejos y heterogéneos ya no desean contar con tecnologías para una sola fuente de datos, porque las respuestas a sus preguntas se encuentran en el interior de un conjunto de distintas fuentes que abarcan desde sistemas de registros y almacenes de datos en la nube hasta datos estructurados y no estructurados incluidos en diferentes fuentes de información”.

Es evidente que la gestión de los datos marcará la forma de generar negocio. Como asegura el experto Mark Bregman, “los datos se convertirán en elementos conscientes de sí mismos: los metadatos permitirán
 a los datos transportarse, categorizarse, analizarse y protegerse por sí mismos de forma proactiva. El flujo entre datos, aplicaciones y elementos de almacenamiento se mapeará en tiempo real y los datos proporcionarán la información exacta que necesitan los usuarios en el momento que lo requieran. Eso incluye la posibilidad de autogobierno de los datos. Éstos determinarán por sí mismos quién tiene derecho de acceso, de compartirlos y usarlos. La gestión de datos cada vez
 será más rápida, barata y cómoda usando máquinas virtuales aprovisionadas en infraestructuras de escala web (tecnología sin servidores), en lugar de máquinas físicas”.
 En esta línea, desde Indra apuntan dos tendencias. Una está relacionada con el big data y la inteligencia aplicada al dato, “que redundará en mayores niveles de eficiencia 
y automatización mediante modelos predictivos y de ayuda a la toma de decisiones”.

Y la segunda está vinculada con la conectividad total gracias
 al Internet de las Cosas (IoT
 en inglés), “lo que permite el intercambio constante de información en tiempo real a través del despliegue masivo de sensores inteligentes en viviendas, edificios, infraestructuras, medios de transporte, plantas industriales, tiendas y centros comerciales”. Un informe de Deloitte sostiene que “la vinculación de los dispositivos a Internet cambia la naturaleza de las ‘cosas’ en dos sentidos. Uno es que hasta ahora la información y los datos que se obtenían de los productos y servicios se empleaban para mejorarlos, 
es decir, se observaba la conducta de los consumidores y se mejoraba el producto. Sin embargo, el IoT permite que esa información se convierta en parte de los propios objetos. Y en segundo lugar, los objetos, al estar sincronizados e interconectados entre 
sí, acaban siendo productos en sí mismos.
 Por ejemplo, hablamos, entre otros, de casas 
y ciudades inteligentes y de la oportunidad
 que pueden suponer estos productos para determinadas compañías, que puedan convertirse en proveedores de datos”.

Inteligencia artificial (IA).


Es otra de las tecnologías 
que ya está impactando 
en el desarrollo de nuevas oportunidades y de modelos de negocio disruptivos, principalmente, en colaboración con otras tecnologías como la robótica, la industria 4.0, la ciberseguridad, la publicidad programática o la e-salud.

Dentro de la IA, tendrá una gran influencia el deep learning (aprendizaje profundo), que, como explica el experto Filip Pieczynski, “es una rama innovadora de la IA que imita el trabajo del cerebro humano en el procesamiento de datos y la creación de patrones en la toma de decisiones. Se ha convertido en una tecnología imprescindible en áreas como la asistencia sanitaria, la automatización de automóviles y la industria publicitaria. El deep learning ha hecho posible, por ejemplo, obtener descripciones del usuario más fiables, más ricas e interpretables por una máquina sobre el potencial de compra del cliente, sin ningún conocimiento humano. Esta tecnología puede, por ejemplo, predecir los hábitos y deseos únicos de un usuario para la industria publicitaria. Simplifica la experiencia de usuario al ofrecer anuncios que contienen, no sólo los productos que tenemos más probabilidades de comprar, sino también aquellos que no hemos visto o productos que ni siquiera hemos pensado”.

Como apunta un informe de la multinacional Gartner sobre las principales tendencias tecnológicas estratégicas, “la IA aplicada y el aprendizaje automático avanzado (machine learning y deep learning) habilitan un espectro de implementaciones inteligentes, incluyendo, entre otros, dispositivos físicos (robots, vehículos autónomos, electrónica de consumo...) y aplicaciones y servicios (asistentes y asesores virtuales inteligentes...). Estas implementaciones propiciarán una nueva clase de aplicaciones y objetos inteligentes, además de proporcionar inteligencia integrada para una amplia gama de dispositivos, soluciones y servicios software”. Según el informe Gartner, esos objetos inteligentes “aprovecharán los avances en IA y aprendizaje automático para interactuar con los seres humanos y con el entorno.
Por ejemplo, los coches sin conductor, los drones y los objetos cada vez más presentes en hogares inteligentes. Todos interactuarán y trabajarán conjuntamente, haciendo más cómoda nuestra vida”.

En esa línea, nos ha sorprendido MetaMind, que pretende que el deep learning sea accesible para todos. Esta empresa trabaja en un conjunto de técnicas que no requieren de expertos de dominio para programar el conocimiento en algoritmos y que pueden aprender al observar datos.
 También, Vicarious, que está construyendo la próxima generación de algoritmos de IA para comprender mejor nuestro mundo. Sus desarrolladores sostienen que “los ordenadores actuales no pueden comprender la experiencia sensorial de un humano. Los datos que manejan casi siempre son ruidosos, borrosos... es como si fuera una imagen incompleta en 2D de un mundo en 3D. Estas incertidumbres han frustrado los esfuerzos para crear sistemas automatizados para comprender el mundo tal como lo experimentamos. Estamos desarrollando IA para robots. Al combinar conocimientos de modelos probabilísticos
 y sistemas de neurociencia, nuestra tecnología se capacita más rápido, se adapta más fácilmente y se generaliza de manera más amplia que los enfoques de IA que se vienen usando hasta ahora”.
 Otro ejemplo es el de AppZen, que 
utiliza IA para automatizar la auditoría de informes de gastos y detectar los problemas de fraude. Su tecnología analiza al instante recibos, transacciones con tarjetas de crédito, reservas de viajes y otros datos para que una empresa audite sus informes de gastos sin agregar auditores humanos. 
Y también el de la empresa EasySize. Su tecnología basada en IA
 y big data ayuda a definir
los tamaños de ropa y los rendimientos decrecientes en las tiendas online y previene las devoluciones. “Nuestra misión es hacer que el comercio electrónico de la moda sea sostenible. No sólo estamos cambiando un negocio para 
una sola empresa, haciéndolo más rentable y sostenible, sino que estamos dando forma a la industria en general y ayudando a educar a los clientes para fomentar el consumo responsable. Ayudamos a las tiendas online a reducir el exceso de consumo, el de stock y de productos que no se venderán o serán devueltos. Reducimos el desperdicio de fabricación, almacenamiento, envío y la destrucción de esa mercancía”.

Realidad virtual y realidad aumentada

Estas tecnologías –recuerda el informe Gartner– se desarrollaron, principalmente, pensando en el mercado de los videojuegos, “pero tendrán cada vez más implicaciones en otros negocios. Así, el conjunto de contenidos y aplicaciones empresariales y de consumo inmersivos evolucionará hasta 2021. Las capacidades de la realidad virtual y la aumentada se fusionarán con sensores y dispositivos IoT, conformando un sistema más transparente de dispositivos capaces de orquestar un flujo de información que llegue al usuario como aplicaciones y servicios hiperpersonalizados. La integración a través de múltiples entornos móviles, wearables, de IoT y sensorizados extenderán las aplicaciones inmersivas más allá de experiencias aisladas y unipersonales”. Nos hemos fijado en VisionQuality, que trabaja en el diseño, desarrollo y fabricación de máquinas para inspeccionar y clasificar los productos en cadena. Su tecnología de visión artificial detecta problemas en el producto y en su recipiente. El objetivo es asegurar que los productos de la industria alimentaria y de bebidas cumplan las demandas de calidad de los clientes.

Robótica e industria 4.0.

Las oportunidades en torno a estas áreas son enormes, principalmente, en todos aquellos sectores en los
que las tecnologías ayuden
a optimizar y hacer eficiente el desarrollo y producción
de valor. Nos ha gustado mucho lo que hace CFZ Cobots, enfocada a la venta de brazos robóticos, diseñados para facilitar y optimizar el trabajo en empresas de diferentes sectores. Los brazos Universal Robots, que distribuye, son flexibles y fáciles de usar y permiten automatizar y optimizar procesos industriales repetitivos, ayudando a aumentar la productividad y garantizando la seguridad de los operarios.


También, MESbook, que ha desarrollado un sistema de gestión de fabricación en tiempo real, “que ayuda a mejorar la productividad, la calidad de los productos y reducir las desviaciones de costes, llegando a conseguir un aumento de hasta el 40% del beneficio bruto de una empresa industrial. El sistema actúa como un director de operaciones virtual, que no sólo controla y mide, sino que analiza, comunica, aprende y predice y todo en tiempo real”. IoTsens desarrolla soluciones escalables e interoperables basadas en IoT que ayudan a recoger e intercambiar datos que conecten el mundo físico y el virtual. Ofrecen 
una amplia variedad de sensores y dispositivos orientados a diferentes mercados verticales: residuos, medio ambiente, agua e industrial. También nos ha gustado mucho la empresa Ontech Security, que ha desarrollado, a través de un proyecto de I+D+i financiado por Corporación Tecnológica de Andalucía, una tecnología de seguridad que permite a los robots colaborar con personas en entornos industriales de trabajo compartido. “OnRobot es un sistema de sensores conectados a un software con capacidad para discriminar entre una persona y cualquier objeto en ambientes industriales a una distancia inferior a 50 centímetros, lo que permite a los robots que lo llevan instalado trabajar en un mismo entorno y a corta distancia de humanos. Esto supone un gran avance para el desarrollo de la industria 4.0, ya que, hasta ahora, las medidas de seguridad que exigen los robots incluyen distancias muy amplias e incluso separación física de los humanos mediante paneles o vallas”.

También nos hemos fijado en la empresa ProGlove, focalizada en proporcionar wearables a los trabajadores y prepararlos para
 la industria 4.0. Ha desarrollado un guante ergonómico e inteligente que permite al personal de manufactura y logística trabajar más rápido, más seguro y de modo más sencillo.

Siguiendo con la estela de la robótica industrial nos ha sorprendido Furhat Robotics, que trabaja para revolucionar la forma en que las personas interactúan con la información que les rodea: “Nuestra visión 
es construir máquinas con inteligencia social”. Su primer desarrollo es el robot Furhat, una tecnología impulsada con la visión de construir una interfaz que permita a las personas interactuar con las máquinas de la misma manera en que interactuamos entre nosotros. “Una máquina que opera bajo términos humanos abriría tareas para robots que sólo han sido asignadas a humanos. El ‘cerebro’ de Furhat está impulsado por una plataforma de inteligencia conversacional de vanguardia que se utiliza para crear interacciones habladas altamente sofisticadas y socialmente conscientes”. Actualmente, Furhat está disponible como plataforma de desarrollo para investigadores, desarrolladores y creativos. También nos ha sorprendido Rethink Robotics, que desarrolla robots inteligentes, asequibles y fáciles de usar que operan de forma segura junto a personas en una amplia gama de entornos de fabricación y producción. Baxter Research Robot es una plataforma de robot humanoide con sensores integrados y un kit de desarrollo de software abierto que ofrece a los investigadores crear aplicaciones personalizadas. Otra empresa interesante es Opentrons, que diseña robots para científicos. “Éstos pasan demasiado tiempo pipeteando a mano. Creemos que los científicos deberían dejar de hacer trabajos rutinarios, tediosos y repetitivos y deberían dedicar su tiempo 
a diseñar experimentos y analizar datos. Por eso, deberían tener robots que hicieran pipetting por ellos. Nuestra misión es proporcionar a la comunidad científica una plataforma común para compartir fácilmente protocolos y reproducir los resultados. Nuestros robots automatizan experimentos que de otro modo se realizarían a mano, lo que permite a nuestra comunidad dedicar más tiempo a buscar respuestas a los nuevos retos”. También nos han llamado
 la atención dos proyectos relacionados con el sector
 de la alimentación.
 Uno es Momentum Machines, que pretende revolucionar la forma en que se preparan 
los alimentos ayudados de la tecnología. De esta manera, consiguen que los alimentos de calidadgourmetse vendan a precio de comida rápida. Esta empresa ha creado un robot que fabrica hamburguesas personalizadas, a partir de ingredientes crudos, sin intervención humana.
 Y el segundo es Spyce
Kitchen, un proyecto de estudiantes de ingeniería del MIT que han desarrollado 
un minirrestaurante completamente automatizado llamado Spyce Kitchen. Cuenta con frigorífico, lavaplatos y un robot chef, que puede cocinar y servir comidas con ingredientes frescos en menos de cinco minutos. El proyecto ha funcionado en el comedor del MIT y la idea es implantar más minirrestaurantes en comedores de otras universidades, una vez que reciban la aprobación de varios organismos estatales.

La robótica también ofrece oportunidades en otros entornos como, por ejemplo, el diseño
 y la gestión de espacios. La empresa ORI ha creado una robótica inteligente y conectada que permite transformar sin esfuerzos los espacios interiores. Los sistemas Ori cuentan con tecnología robótica modular que se adapta a cada espacio y permite la instalación plug & play. La interfaz en el dispositivo utiliza sensores de movimiento para la iluminación y tiene capacidad para conectarse a muchos otros dispositivos inteligentes. Y también la propuesta de Euveka, que ha desarrollado un maniquí inteligente sincronizado y adaptable que pretende destronar al tradicional busto en talleres de diseñadores de moda. Este maniquí innovador se ajusta a las diferentes morfologías gracias a la tecnología.

Las oportunidades también están en la robótica para los particulares. Lo hemos visto en empresas como OhmniLabs, que desarrolla robots personales y asequibles. O Anki, que trabaja para llevar la robótica de consumo a la vida cotidiana. O Jibo, un robot que reacciona con movimientos expresivos y ofrece respuestas sobre cualquier tema, hace fotos o cuenta chistes, entre otras cosas. O Wonder Workshop, que está construyendo robots que enseñan a programar a los niños.

Salud predictiva

La medicina se está volviendo cada vez más personalizada y predictiva, gracias al uso de tecnologías aplicadas a
 la gestión y procesamiento
 de los datos que se generan en torno a ella. No obstante, aún queda mucho camino por recorrer tanto a las empresas como a las instituciones, administraciones públicas y pacientes. Hemos encontrado propuestas muy interesantes como la de Plyzer, un comparador con más de 10.000 productos
 de farmacia y parafarmacia, basado en inteligencia 
artificial, que permite ahorros sustanciales en compras online. O las de Eaze Solutions y Baker Technologies, que están revolucionando –la primera– la entrega de marihuana medicinal a pacientes y –la segunda– la experiencia de compra de cannabis también para uso medicinal. También nos hemos fijado en Neutun, que ha desarrollado un software de seguimiento para epilépticos a través de relojes inteligentes y de dispositivos portátiles. Otros proyectos de futuro son Zentist, una plataforma de atención dental para ayudar a los pacientes a encontrar y financiar sus procedimientos dentales. O Siren Care, una empresa de atención y seguimiento de la salud de los diabéticos a través del uso de textiles inteligentes y software basado en datos para ayudarles a tomar decisiones saludables. También, LineHealth, que ha desarrollado un dispensador de pastillas inteligentes que gestiona la medicación del paciente. Cuando está conectado identifica qué fármacos contiene y cuándo se deben consumir. Además, incluye recordatorios visuales y/o audibles. Y hace los pedidos cuando faltan.

PillPack se dirige a pacientes que consumen múltiples medicamentos. Los fármacos se clasifican previamente en paquetes etiquetados con la fecha y hora en que deben tomarse y se entregan en la puerta del cliente. AliveCor ha desarrollado un dispositivo y una app que convierte cualquier móvil en un grabador de electrocardiograma de calidad clínica. Y VibradoTech usa tecnología portátil para ayudar a las personas a moverse de manera más efectiva, eficiente y segura. Su hardware y software se retroalimentan para mejorar el movimiento humano, gracias 
al análisis biomecánico y a 
la captura de movimiento en tiempo real sin cámaras. Empresas como RedbrickHealth, Mango Health o Livongo trabajan en el desarrollo de soluciones que ayudan a las personas a adoptar mejores comportamientos saludables. Nutrición 3G ha desarrollado un test genético para prevenir enfermedades y así favorecer un envejecimiento saludable mediante pautas dietéticas genéticamente personalizadas. También son interesantes las propuestas de Bismart, que trabaja en el desarrollo de la solución Folksonomy, que aúna big data e IA, para procesar de forma ágil los millones de archivos no estructurados, en lenguaje natural, de pacientes con los que trabaja el Instituto Catalán de la Salud. O Exovite, que ha desarrollado HoloSurg, un sistema interactivo de paneles holográficos que ayuda a aumentar la seguridad en cirugías de gran precisión. También nos han llamado la atención Leapcure, que ofrece herramientas para reclutar y retener pacientes en ensayos clínicos; Experiment, una plataforma de crowdfunding para la investigación científica; Arcturus BioCloud, una plataforma para que los científicos codifiquen, creen, compartan y ejecuten experimentos de biotecnología, y Sickweather, una red que ofrece soluciones de pronóstico y mapeo de enfermedades.
 También otras como Bigfinite, que ha desarrollado dispositivos IoT que ayudan a optimizar los procesos de fabricación de productos farmacéuticos y biotecnológicos.
 O Click Diagnostics, que está desarrollando una plataforma
 de diagnóstico para brindar tecnología rápida 
y accesible que ayude a redefinir la forma en 
que evaluamos y tratamos las enfermedades. O Labster, que pretende mejorar la educación científica a través del desarrollo de simulaciones de laboratorio interactivas basadas en algoritmos matemáticos junto a gamificación para estimular la curiosidad de los estudiantes. O Touch Surgery, que ha desarrollado un simulador quirúrgico interactivo, proporcionando una guía realista y detallada de cada paso de un procedimiento. O Ambra Health, que proporciona acceso a imágenes médicas, reduciendo
las pruebas innecesarias y redundantes, disminuyendo la exposición a la radiación a los pacientes y haciendo que estén disponibles
de inmediato para mejorar la atención. O Deep Genomics, que está utilizando la IA para construir un nuevo universo de terapias genéticas. Y Science Exchange, centrada en la externalización de experimentos científicos.

Vehículos conectados y autónomos

Este mercado es uno de los que más expectación está generando en la industria automovilística y en otras afines. Según un informe de The Boston Consulting Group, “el mercado de la conectividad en el vehículo (el hardware y los servicios que aportan todo tipo de nuevas funcionalidades a los conductores y propietarios de flotas) alcanzará los 120.000 millones de euros en 2020”.

Nos han gustado Otonomo, una plataforma que impulsa el primer mercado de datos de automóviles conectados para permitir que los fabricantes de automóviles, proveedores de servicios de movilidad y desarrolladores de aplicaciones compartan e integren de forma segura los datos generados por el automóvil, para que la experiencia de conducción sea más segura e inteligente. También, Deepscale, que ha desarrollado un software de percepción para vehículos, que toma datos de diferentes sensores y determina su ubicación y su movilidad, entre otros datos. Luminar ha desarrollado un sistema de sensores para los automóviles sin conductor que ‘ven’ no sólo dónde están los objetos, sino también cuáles son, incluso, a distancia (a
 más de 200 metros y menos del 10% de reflectividad), lo que permite mayor tiempo de reacción. Upstream Security ha desarrollado una plataforma
 de ciberseguridad (amenazas, fraude, uso indebido...) basada en la nube para automóviles conectados y vehículos autónomos. Y Odyssey Robotics ha desarrollado un sistema de guiado por visión artificial para vehículos autónomos industriales.

‘Chatbots’

Los asistentes virtuales
 de voz tienen un enorme desarrollo de futuro no sólo en e-commerce sino también en el mundo físico. Como señala el informe de la multinacional Gartner sobre las principales tendencias tecnológicas estratégicas, “los sistemas conversacionales evolucionarán desde los chatbots a una más amplia malla digital, que se moverá y expandirá a una amplia gama de endpoints (interfaces) con los que todos interactuaremos diariamente. Los sistemas conversacionales cambiarán de un modelo en el que las personas se adaptan a las máquinas 
a una donde la máquina oye y se adapta a las expectativas de las personas. Los sistemas conversacionales no utilizarán solamente texto y voz como interfaz exclusiva, sino que permitirán a las personas y a las máquinas utilizar múltiples modalidades (por ejemplo, vista, sonido, tacto...) para comunicarse con múltiples dispositivos (por ejemplo, sensores, sistemas IoT...)”.

Según Chatbot Chocolate, especializada
en el diseño de chatbots, estos asistentes conversacionales se han convertido en uno de los canales preferidos por las empresas para conectar con sus usuarios. Y sus ventajas son amplias. Más allá de la inmediatez (gracias a 
la automatización de los chats, los usuarios pueden realizar preguntas y obtener respuestas inmediatas) y la disponibilidad 24/7 (los asistentes conversacionales pueden atender dudas o preguntas en cualquier lugar y hora), “los chatbots pueden ser multiplataforma y desplegarse en diferentes entornos. Podemos encontrar el mismo chatbot desplegado en Facebook, una web, Whatsapp, Telegram, Twitter, Skype... Y también son multisectoriales, adaptándose a diferentes situaciones del
 ciclo de vida de un cliente y a cualquier sector. Además, hay empresas que lo utilizan de
forma interna para dar soporte automatizado entre departamentos. El objetivo es mejorar
 la eficiencia y dinamizar la gestión interna de algunos procesos repetitivos de poco valor, pero que consumen importantes recursos e, incluso, para testar la tecnología internamente antes de lanzarla al público”. Los sectores en los que esta tecnología va a irrumpir con más fuerza son, según Chatbot Chocolate: turismo, banca, salud y e-commerce.

Nos ha parecido muy interesante Marketeer, que
ha desarrollado soluciones
 de comunicación profesional automatizadas para clientes. Su tecnología, basada en algoritmos de IA, puede transformar cualquier problema en una solución y reducir el tiempo a la hora de ofrecer soluciones, ya que analiza información no estructurada en tiempo real. También, Botanalytics, que ayuda a los propietarios de bots 
a mejorar su comunicación humano-bot para identificar cuellos de botella, filtrar conversaciones y comprender el contenido. SimplifiMed es una app de chatbot que ayuda a los médicos a gestionar a los pacientes crónicos de forma saludable. También, Teladoc, que ofrece la posibilidad de hablar con
 un médico por web, teléfono o app en menos de 10 minutos. Y Dexter, que ofrece todas las herramientas necesarias para crearse un bot. “Es gratis, y no se paga nada hasta que la base de usuarios crezca”, explican desde la compañía.

Agricultura y ganadería

El big data y la IA aplicada 
a estos sectores tan tradicionales también ofrece muchas oportunidades de futuro. De momento, nos hemos fijado en proyectos como Welfare Tracker, que ha desarrollado una herramienta para la gestión, evaluación y mejora del bienestar animal, mediante el uso de dispositivos biométricos y la cuantificación de indicadores biológicos. En Indoorganic, que ha desarrollado un nuevo concepto de electrodoméstico que diseña, controla y monitoriza el ciclo de producción de hortalizas. 
En AgroPestAlert, que utiliza el IoT para detectar plagas agrícolas a través de una red interconectada de dispositivos-trampa electrónicos e inteligentes. En HeavyConnect, que ofrece herramientas de gestión para mejorar
 los costes y la eficiencia operativa de las plantaciones agrícolas. En iGrow, que ha desarrollado una plataforma que conecta a inversores, agricultores, propietarios de tierras y compradores de cultivos para que hagan negocios. En Adaptive Symbiotic Technologies,
 que ha desarrollado una línea de tratamientos biológicos de semillas para combatir la sequía, el estrés por temperatura y los suelos salinos. También en Blue River Technology, que trabaja en el desarrollo de la próxima generación de equipos de agricultura inteligente. Su tecnología See
 & Spray permite gestionar cada planta de 
forma independiente. Utiliza IA para detectar, identificar y tomar decisiones de gestión sobre cada planta. Y en FuVeX Agro, que ha desarrollado una aeronave híbrida avión/helicóptero que resuelve los problemas que muchos agricultores tienen cuando contratan 
un dron ‘tradicional’ (el coste, la autonomía, la fiabilidad y el manejo del equipo).
 En el sector de la alimentación, nos han sorprendido tres proyectos muy similares enfocados a crear carne no animal. Una es Memphis Metas, 
que está desarrollando métodos para producir carne directamente a partir de células animales, sin la necesidad de criar o sacrificar animales.

Ya cuenta con la primera albóndiga ‘limpia’ (febrero de 2016) y la primera ave de corral ‘limpia’ (marzo de 2017). Y las otras dos: Impossible Foods y Beyond Meat, que están desarrollando nuevas carnes y quesos hechos de plantas. También son interesantes HungryRoot, que trabaja en producir alimentos frescos, saludables 
y fáciles de cocinar. Y Natural Functional Foods, enfocada en producción alimentos funcionales.

Ciberseguridad

Los ‘ataques’ a empresas e instituciones suponen importantes pérdidas, no sólo económicas sino también de información sensible. Según el IMF Business School, que cita un estudio de la multinacional McAfee, el cibercrimen supone cerca del 1% del PIB mundial, y sólo en España, el coste medio de un ciberataque ronda los 75.000 euros de media. De ahí que la obsesión por combatir el cibercrimen ofrezca enormes oportunidades de negocio.

Nos han sorprendido Zyudly Labs, que es capaz de identificar a los ciberdelincuentes y estafadores antes de que ataquen una empresa. Tanker, que ha desarrollado una plataforma especializada en encriptación que garantiza la propiedad, seguridad e integridad de los datos a los usuarios de los servicios de SaaS. Deep Instinct, que 
aplica el deep learning a la ciberseguridad para predecir ataques y actuar de forma preactiva. Y Cybereason, que proporciona herramientas para detectar, visualizar y destruir ataques cibernéticos en tiempo real, al recopilar pistas sutiles, aprendiendo a discernir anomalías y a distinguir entre lo benigno y lo pernicioso.

Otras oportunidades

El 3D, la tecnología aplicada al marketing
 y las ventas, la eficiencia energética y la recuperación de residuos, los RR HH y el B2B también ofrecen oportunidades. El mercado de la impresión 3D está en crecimiento y 2019 será el año de su madurez, según las predicciones del experto Antony Bourne.
“Al igual que el IoT, la impresión 3D entrará en una fase nueva y más madura. Se ha producido una escalabilidad mejorada de las soluciones 
de impresión 3D. Una nueva generación de empresas de este sector se está moviendo de una fabricación a pequeña escala, tradicionalmente dominada por los fabricantes de moldes de inyección, hacia una fabricación a gran escala, con sistemas automáticos nuevos, más rápidos y mejor conectados, que reducen parte del proceso de producción previo y posterior y que durante tanto tiempo ha supuesto un obstáculo para este tipo de fabricación”. Propuestas que nos
 han gustado son las de 3Dfils, Arevo, Digital Alloys, Lagoa, Biobots, BioFab, 3D Scaffolds, Sketchfab y en Vayyar Imaging. 
También nos hemos fijado en varios proyectos que han aplicado la tecnología en las áreas
 de marketing y ventas de las organizaciones:

Hay oportunidades en la eficiencia energética y en la recuperación de residuos: OhmConnect, Pluto AI, Holoe, Evreka, Useful Wastes, MBAPolymers, UBQ y LanzaTech. También en recursos humanos: FirstJob, HireArt, Hacker Herat, Ascendify, Zugata y Pymetrics.

Y en el B2B: Fooquo, Revivn, Cardlife, ClearCare, Local Bushel y FairClaims.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos