Buscador
cerrar

Ingeniero del cambio

De consultor de negocios a coach para consultores

Se presenta como ingeniero del cambio. Carlos Gil Escartín es el fundador de Ingeniero del Cambio, un servicio especializado con el que pretende ayudar a los consultores profesionales a a mejorar su relación con el trabajo y conciliarlo con la vida personal.

Ana Delgado | 17/08/2017
Linkedin Whatsapp
Imagen de Carlos Gil Escartín

¿Qué es un ingeniero del cambio? La expresión la ha acuñado Carlos Gil Escartín, un ingeniero informático que llegó al hastío profesional tras años trabajando como consultor de negocios dentro de las Tecnologías de la Información (TI). Llegado este punto decidió dar un giro radical a su vida. Aprovechó un MBA que había cursado con anterioridad para ser consultor corporativo, obtuvo un certificado como coach acreditado por la ICF (International Coaching Federation) y montó su propia empresa, Ingeniero del cambio . La misión es asesorar a consultores y evitar que caigan en el hartazgo profesional debido a las múltiples presiones que recaen sobre ellos y tomar las riendas de sus vidas.

Jornadas interminables de trabajo, estrés a causa del cumplimiento de los plazos de entrega, escasa valoración por parte del resto del equipo de trabajo, tensiones entre las valores personales y las decisiones, dificultades para conciliar la vida personal con la laboral, disputas constantes con la empresa o los clientes…son problemas que suelen aquejar a los profesionales que se dedican a la consultoría. Circunstancias que acaban con esos valores que se le presuponen a un consultor como la paciencia, la objetividad o el carácter analítico. Todo esto lo vivió Carlos Gil en su día a día durante sus años como consultor. El sueldo no le pesaba, pero todo lo demás sí. “Me sentía como un commodity dentro la empresa” dice. Con una balanza tan descompensada, no le quedaba otra salida que un cambio, pero no sabía muy bien por dónde escapar. “No hice el máster pensando en hacerme emprendedor algún día, sino para orientarme a la consultoría de negocios”. O sea, que el objetivo lo logró. El fallo fue anteponer el objetivo al motivo del cambio, que es lo que no había identificado.

Comprobado que la consecución del logro tampoco le procuró la satisfacción personal que buscaba se detuvo a reflexionar hasta dar que su verdadera curiosidad estaba en las personas. “Para mí la persona siempre ha sido un gran misterio”, dice. Y como la informática no es la mejor herramienta para desentrañarlo hizo cursos de inteligencia emocional que le ayudasen a cambiar todo aquello de su personalidad que le molestaba. Aprovechó todo el conocimiento y experiencia adquiridas para volcarlos en su emprendimiento, Ingeniero del cambio, cuyo objetivo es “que los clientes consigan el suyo”.

Si se ha arrogado el título de ingeniero del cambio es no sólo porque es ingeniero informático de verdad, sino también para huir del término coach en el observa cierto abuso y vaguedad. Carlos Gil quiere elevar el grado de rigurosidad con el programa de ayuda que aplica a sus antiguos colegas. Para ellos ha concebido el que denomina método Vida del que dice probar científicamente a diario con los resultados de los clientes. Se trata de un programa de apoyo personalizado orientado a consultores profesionales al objeto de ayudarles a mejorar la relación con su trabajo y tomar el control de su carrera alineado al de sus vidas porque, no siempre, es suficiente con el talento.

Las 4 fases del método

Tomando como referencia la frase del escritor Henry David Thoureaud según la cual “las cosas no cambia, sino que somos nosotros quienes cambiamos”, el método de Gil Escartín consta de 4 fases:

1.- Identificar tus valores. Igual que le pasó a Carlos Gil, cuenta que muchos de sus clientes llegan con el deseo de empezar primero por cumplir los objetivos, la mayor parte de las veces tan poco definidos como el de “quiero ser feliz”. Sin embargo, no es por ahí por donde se debe empezar sino por identificar primero los valores personales. Averiguar qué nos interesa, qué nos preocupa (familia, aprendizaje, la salud…) o aquellas facturas que no estaríamos dispuestos a pagar por conseguir un objetivo. La coherencia personal es importante.
2.-Imaginación. Identificados esos valores que te preocupan, el siguiente paso  ya es delimitar los objetivos, definirlos de la manera más concreta posible.
3.-Descubrimiento: Aquí se plantean distintas opciones para tantear distintos caminos que te pueden conducir a la consecución de los objetivos establecidos.
4.-La acción. Aquí ya te toca empezar a trabajar y llevar a la práctica esos caminos. Verificar si funciona o no y ver, de todos los caminos que te has planteado, cuál funciona mejor. Es en este punto donde, según Gil Escartín, resulta más interesante la presencia del coach para no desistir ante el primer fracaso y sigan por el camino del cambio dentro de un proceso donde se van proporcionando distintas herramientas.

Además de especialista en metodologías de innovación, transformación humana de empresas y desarrollo personal y profesional, Carlos Gil es cofundador de la empresa aeioyuou , para organizar cumpleaños de niños online, y coautor del libro Haz lo que temas hacer.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia