Buscador
cerrar

KibuGreen

Kivi, el amigo que te riega las plantas

Kivi es una maceta que, a través del Internet de las Cosas (IoT), te permite regar tus plantas cuando tienes que ausentarte mediante una sencilla app para el móvil.

Ana Delgado | 06/08/2015
Linkedin Whatsapp

El proyecto tiene ambición comercial pero también una perspectiva social. Esta startup ha ideado una maceta que se llama kivi y que posibilita el riego de las plantas en ausencia de los propietarios pero no les permite desentenderse totalmente de ellas. Su mercado pertenece al Internet de las Cosas compatibilizando un producto físico con la tecnología. Consiste esta última en una aplicación móvil a través de la cuál emites la orden para suministrar el riego que la misma planta te pide. Bajo tu criterio queda, en última instancia, la decisión de atender o no esa demanda.

La semiautomatización obedece a la propia filosofía del equipo. Lo explican así: “Pretendemos que el producto no se quede tan solo en la posibilidad de regar tus plantas cuando te vas de vacaciones o estés ausente sino que también queremos que el usuario (niños y adultos) a través de nuestro software (App móvil y online) aprenda sobre plantas y cultivos, además de preocuparse por el regado de las mismas. Porque en el caso de Kivi es la planta la que, a través de la maceta, interactúa con el usuario, por ejemplo con un popup en la App que inste al usuario a regar sus plantas diciéndote algo así como “Julio, buenos días. Hace un bonito día y el sol empieza a calentar, ¿qué tal si me das un poco de agua?, estoy bajo mínimos”.

Vuelta a empezar

Borja Uría, Ángel García, Román González y Juan Antonio González son los integrantes el equipo de KibuGreen. Habían coincidido antes en el Programa Yuzz para jóvenes emprendedores, donde obtuvieron el premio por la comunidad de Cantabria, lo que les permitió viajar a San Francisco para exponer su proyecto. Entonces no había nacido aún Kivi y lo que presentaron fue un dispositivo que permitía reproducir climas de todo el planeta y condiciones meteorológicas específicas. El proyecto era bueno pero excesivamente caro por lo que optaron por tomar la comarcal. Kivi sería, pues, el Producto Mínimo Viable de un gran proyecto.

El prototipo funcional está ya elaborado con un diseño muy meticuloso. En octubre tendrán disponibles otras 15 macetas y las repartirán entre otros tantos expertos para que prueben su funcionamiento y originen feedbak. Una vez testado, se plantearán la fabricación masiva para lanzar producto al mercado pero, antes, deberán obtener financiación. Dos son las alternativas que se plantean para obtenerla: la búsqueda de un inversor privado u organizar una campaña de crowfunding en la plataforma Kickstarter. 

El tamagochi de las plantas

Barajan precios de entre 100 y 130€ para la maceta en el mercado, que será el principal canal de ingresos. Pero también persiguen aprovechar la faceta social ofreciendo sus servicios a empresas, instituciones y colegios para que compaginen el manejo de la tecnología con el conocimiento sobre el mundo de las plantas y sus cuidados. En este sentido estudian introducir estrategias de gamificación en la app para recompensar a los mejores cuidadores de plantas con obsequios como semillas o similares.

“Queremos ser el huerto urbano 3.0”, dicen, y lo quieren ser en todo el mundo dado que los planes de internacionalización arrancan desde el minuto 1.

 

http://www.kibugreen.es/

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos