Buscador
cerrar

Cómo no se le había ocurrido antes a alguien montar estos negocios

Ideas originales que suenan obvias, pero que nadie había puesto en marcha todavía.

Rafa Galán | 31/01/2018
Linkedin Whatsapp
Getty Images
Shepper: Un nuevo modelo de personal de seguridad para otro tipo de consumo

https://www.shepper.com/

Supongamos que eres el flamante propietario de un apartamento en un emblemático pueblo de la costa gaditana. Supongamos que has hablado con esos vecinos mayores que viven todo el año en el 2C para que estén pendientes si oyen algo o ven algo raro. En teoría lo tienes bien atado. El problema es que los años van pasando y su agudeza auditiva va menguando, de la misma manera que mengua su interés por hacerte de personal a seguridad a distancia (eso te pasa por no hacer caso a tu mujer y comprarles a modo de agradecimiento un paquete de sobaos en ese diminuto pueblo que hay 200 kilómetros antes de llegar). Has pensado muchas veces en pagar una alarma, pero total sólo tienes muebles viejos y ni siquiera hay televisión, y el grifo del fregadero de la cocina, además, gotea. Piensa ahora en tu desazón si en lugar de sólo utilizarlo tu familia y esporádicamente tus cuñados lo alquilas de vez en cuando. ¿En qué estado queda? ¿Te vas a hacer 600 kilómetros para ver qué tal está todo? ¿Los vecinos del 2C van a repasar que todo esté bien y que nadie se ha llevado los manteles de encaje?

Imaginemos, cambiando de tercio, que eres una joven startup que te ha dado por gestionar una flota de bicicletas a distancia, con pequeñas estaciones y necesitas controlar en qué estado quedan las bicicletas, pero todavía no tienes suficiente plantilla como para poner a un ser humano que lo revise (y sí, tienes a una persona que tiene que revisar todos los puntos, pero pasa más tiempo viajando que revisando).

O que tienes alquilado un trastero en el quinto pino en una inquietante comunidad de vecinos y resulta que te ha avisado el administrador de que hay goteras y que no vaya a ser que en la tuya también... O eres el propietario de un pequeño catamarán que tienes amarrado en un puerto con menos seguridad que un polideportivo municipal...

Bueno, ya está bien de imaginar que quieres que alguien se ocupe de revisar una pequeña propiedad que para ti tiene poco de pequeña. Shepper propone un nuevo modelo de vigilancia basado en la economía colaborativa: pone a tu disposición inspectores-personal de seguridad a distancia con un modelo peer to peer. Lo están utilizando en el Reino Unido los propietarios de viviendas de Airbnb y las empresas que gestionan apartamentos para este tipo de plataformas para comprobar el estado de los pisos sin necesidad de tener que desplazarse antes de tiempo. 

Shepper tiene una red de inspectores que se ocupan de desplazarse hasta tu propiedad, echar un buen vistazo y hacer un informe con fotos que te envían a tu dispositivo móvil. El nivel de la inspección y la periodicidad, depende de ti. Una visita para un particular cuesta 15 euros e incluye cinco fotos, además del informe. Para las empresas hay planes. Viene a cubrir un nicho que a las empresas de seguridad no les interesa: puntos en los que no es necesario un profesional de la seguridad (piensa sólo en el coste fijo de tener a una persona que revise tu apartamento...) y necesidades puntuales y esporádicas.

Hubble: Una inmobiliaria para startups

https://hubblehq.com/ 

Trece años después de que los economistas Joseph StiglitzGeorge Akerlof y Michael Spence recibieran el Premio Nobel de Economía por sus análisis de los mercados con información asimétrica (cuando una de las partes que participan en una operación de compraventa no tiene en su mano la misma información que la otra sobre el producto, servicio o activo que se compra o se vende), a dos emprendedores británicos, Tushar Agarwal y Tom Watson, y a un ex asesor político de David Cameron, Rohan Silva (responsable del desarrollo de la Tech City londinense), se les ocurrió que eso de la información asimétrica tenía también mucho que ver con los brokers inmobiliarios. Y que podía ser negocio si estamos hablando de un mercado ineficiente que mueve 4.000 millones de libras al año.

Hubble es un marketplace de oficinas compartidas, espacios de co-working y oficinas tradicionales enfocado al mercado de startups y pymes que han visto cómo los precios del alquiler se han disparado en los últimos cinco años. Las oficinas se muestran en función de algoritmos inteligentes, en lugar de comisiones interesadas, como ocurre frecuentemente con brokers físicos tradicionales, y la empresa se ocupa de todo el papeleo legal y de gestionar los pagos, de tal forma que sólo hay que elegir y firmar. Eso de cara de las empresas que buscan espacio. A las empresas a las que les sobra espacio y quieren alquilarlo les ofrecen una fórmula para dar salida a esos metros cuadrados que no utilizan, generando unos ingresos que le vienen que ni pintados a su flujo de caja. 

¿Su modelo de negocio? Hubble gana dinero cobrando una comisión que oscila entre el 5 y el 10% por cada transacción que se procesa a través de su plataforma. Aseguran que con este modelo son entre un 50 y un 33% más baratos que los brokers tradicionales y que las empresas que compiten en su mismo mercado online (piensa que su competencia no es otro marketplace que se dirija a startups o pymes sino cualquier plataforma y broker de alquiler de oficinas).

Zigzag: El reto de gestionar los invendidos cuando tienes clientes fuera de tu país

http://www.zigzag.global/

El modelo de negocio de Zigzag es más prosaico y deja menos espacio a la divagación. Se trata de una empresa que se ocupa de la gestión de devoluciones de productos cuando vendes fuera de tu país. Se ocupan también de la devolución del dinero, pero, sobre todo (que es donde está el verdadero valor de este negocio; al fin y al cabo las transacciones económicas se realizan a través de pasarelas internacionales), de darle salida a los productos que el cliente no quiere (malditos clientes que cambian de opinión cuando les llega la caja a casa) o que tienen algún problema (maldita empresa de transporte) y te sale más caro traerlo de vuelta a tu almacén que buscar otra fórmula para deshacerte de él: revender, reciclar, eliminar, redistribuir, incluso acondicionar. Ellos son los que buscan esa otra fórmula. Y es ahí donde ahorrarte tiempo, transporte y dinero tiene sentido.

 
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos