Buscador
cerrar

Sorbos, la empresa española que pretende acabar con gran parte de los plásticos que acaban en el mar

Ha desarrollado la primera pajita comestible y 100% biodegradable

Javier Escudero | 05/06/2018
Linkedin Whatsapp

El plástico se ha convertido en el enemigo público número uno para la Unión Europea. Precisamente, el pasado 28 de mayo la Comisión Europea publicó nuevas normas para reducir la basura marina: "La cantidad de residuos de plásticos en los océanos y mares no cesa de aumentar y, por esa razón, la Comisión Europea propone nuevas normas a nivel de la UE para los diez productos de plástico de un solo uso que se encuentran con más frecuencia en las playas y mares de Europa, así como para los artes de pesca perdidos y abandonados".

La UE sostiene que "esos productos representan el 70% de todos los residuos marinos. Los plásticos llegan a nuestros pulmones y nuestras mesas, ya que los microplásticos están presentes en el aire, el agua y los alimentos, con efectos desconocidos para nuestra salud. Es imprescindible afrontar el problema que plantean los plásticos, y hacerlo puede crear nuevas oportunidades de innovación, competitividad y empleo. Las nuevas normas son proporcionadas y se han adaptado para obtener los mejores resultados. Esto quiere decir que se van a aplicar medidas diferentes a productos diferentes. Se prohibirá la comercialización de productos de plástico de un solo uso para los cuales haya alternativas asequibles. En el caso de los productos para los que no haya alternativas fácilmente disponibles, el objetivo será limitar su uso imponiendo un objetivo de reducción del consumo a nivel nacional; aplicar requisitos de diseño y etiquetado e imponer obligaciones de gestión y limpieza de residuos a los productores".

Así, esta prohibición se aplicará a los bastoncillos de algodón, los cubiertos, los platos, las pajitas, los agitadores de bebidas y los palitos de globos de plástico, "que deberán estar fabricados exclusivamente con materiales más sostenibles. Los recipientes de bebidas de un solo uso de plástico solo podrán comercializarse si sus tapas y tapones permanecen unidos a ellos".

En esa lucha, la empresa española Sorbos ha desarrollado la primera pajita comestible y 100% biodegradable, con la que pretende luchar contra este residuo contaminante que suele acabar en el fondo del mar y pone en peligro la flora y la fauna marina. "Sólo en España se consumen más de 5.000 millones de pajitas de plástico al año, según Greenpeace. Una cifra que supera los 1.000 millones al día en el mundo. El uso de este producto, altamente contaminante y muy dañino para la fauna marina, se reduce a 5 minutos por bebida. Sin embargo, permanece 400 años en la naturaleza antes de desintegrarse dañando el medio ambiente y dividiéndose en pequeñas partículas, los microplásticos, que acaban en el estómago de los peces y en el agua que bebemos", señala Víctor Manuel Sánchez, fundador de Sorbos, junto a expertos en ingeniería alimentaria de la Universidad de Barcelona.

Con esta mentalidad medioambiental, los responsables de Sorbos apoyarán la iniciativa Un planeta #SinContaminación por plásticos, puesta en marcha por la ONU: “Para nosotros es imprescindible colaborar con esta campaña que inste a los gobiernos, la industria, las comunidades y a las personas a unirse para reducir urgentemente la producción y el uso excesivo de plásticos desechables que contaminan nuestros océanos, dañan la vida marina y amenazan la salud humana”, explica Sánchez.

Sorbos también colabora con Nakawe Project, una fundación sin ánimo de lucro que ayuda a salvar las poblaciones menguantes de tiburones del mundo. “Cerca de 8 millones de toneladas de plástico se vierten cada año en los océanos. El 4% de esos residuos son pajitas de plástico. Sólo en Estados Unidos se utilizan 500 millones de pajitas mono-uso al día y eso debería replantear el uso de estos productos. Y aunque los estados y organismos internacionales están tomando medidas, queremos dar el poder al consumidor para que diga no, ofreciéndoles una alternativa como Sorbos".

En apenas un año, desde que fabricaron el primer Sorbos, ya han vendido más de 2,5 millones de unidades en 10 países. Sus pajitas son comestibles y aromatizadas con 8 sabores distintos: limón, lima, fresa, jengibre, chocolate, manzana verde, canela y sabor neutro. Su composición es 100% natural, no contiene alérgenos y garantiza la conservación de su rigidez tras sumergirla en líquido, además de ofrecer la posibilidad de su personalización.

Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.


Encuentra tu franquicia

Ver más articulos