Buscador
cerrar

Asesoramiento legal

Las pymes ya pueden contar con su propio gabinete de abogados

Contar con el punto de vista de un abogado, en el día a día de una empresa, aporta la confianza necesaria para tomar decisiones y evitar futuros imprevistos. Y cuando se producen, ¿por qué pagar un pastón inesperado si puedes contar con una tarifa plana de abogados que te protejan y te atiendan con sus mejores armas en caso de conflicto?

06/11/2014
Linkedin Whatsapp
El abogado de tu pyme

En el día a día de las empresas, cualquier situación cotidiana tiene un elevado componente legal que merece la pena consultar con un experto para hacer las cosas bien y evitar futuros problemas. Piensa en todos los actos diarios que se realizan en una PYME y verás como sería mucho más seguro ir de la mano de un abogado:

Relaciones con proveedores, clientes o trabajadores

¿Cuántas veces has cerrado un acuerdo por teléfono o intercambiado emails? De la misma manera que disponemos de un contrato para cada trabajador, debemos tener un contrato para cada proveedor e incluso otro modelo para los clientes. Un contrato no solo evita muchos malentendidos que suelen ocurrir, por ejemplo, en la interpretación de los emails; sino que anticipa cómo actuaremos en caso de desacuerdo. Un abogado nos recomendará cláusulas que prevean estas situaciones y que nos protejan. Por ejemplo, podría recomendarnos incluir una cláusula que indique que, en caso de conflicto, acudiremos a una mediación de conflictos antes que a jucio, ya que es una vía de resolución más económica y rápida.

En casos de morosidad

La incidencia de este problema en pymes es elevada –el 60% según datos de CEPYME, Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa–; pero lo que muchos empresarios ignoran es que se puede reducir el impacto de la morosidad prestando atención a los detalles administrativos y legales del día a día: entregar presupuesto, solicitar su aceptación, documentar la entrega del producto con un albarán, especificar los entregables de un proyecto en un contrato de servicios... para todo esto, y para saber si tus facturas reúnen los requisitos legales necesarios, o para aclarar responsabilidades en los plazos de entrega o en la calidad, nada mejor que levantar el teléfono y poder consultarlo con un abogado de forma rápida y ágil. Estos expertos te ayudan a adoptar las medidas preventivas adecuadas para evitar el impago y, si sucede, contarás con las mejores armas de negociación para que la reclamación sea rápida y te permita recuperar la cantidad que te corresponde.

Para sobrevivir mejor en tu entorno

La ubicación de tu empresa es clave: una gran inversión y una decisión estratégica. Por eso es importante mantener una buena relación con los vecinos y con la comunidad de propietarios. Saber cuáles son tus derechos –por ejemplo, si eres propietario es vital que conozcas los estatutos de la comunidad para confirmar si estás autorizado a desarrollar tu actividad comercial en ese local– y contar con el consejo de un abogado que valore los conflictos que puedan surgir, te ayudará a gestionar mejor las situaciones y a mantener buenas relaciones con todos ellos.

Ante el uso de datos de tus clientes

¿Sabes que una acción tan habitual como el envío de un email a un cliente con nuevas ofertas te puede suponer una multa si no cuentas con su consentimiento? Y no es para obviarlo porque las sanciones de la Agencia Española de Protección de Datos por el incumplimiento de la ley van de los 900 a los 600.000 euros. ¿La solución? Tener a alguien experto a quien poder preguntar cualquier duda que surja, en el día a día, con el manejo de los datos personales de clientes y trabajadores.

¡Tu pyme puede tener su propio gabinete legal!

Muchas pymes solo cuentan con la opinión de un abogado cuando surge un problema, o ante imprevistos importantes, sin tener en cuenta que el asesoramiento legal es la mejor medida de prevención. Pero esta filosofía, cada día más, pertenece al pasado. Actualmente, existen fórmulas muy extendidas en Europa que permiten a todas las pymes disponer de un equipo de abogados por un precio razonable como si de una tarifa plana se tratase. DAS Abogado de Empresa de DAS Internacional es un seguro de protección jurídica que garantizan al empresario las cuestiones legales del día a día de su empresa. Con este producto puedes llamar al equipo de abogados tantas veces como necesites para exponer tus dudas y encontrar asesoramiento.

Si, finalmente, surge algún conflicto, dispondrás del especialista necesario para defender tus intereses en función del problema en el que se encuentre tu pyme (con un trabajador, con la Administración, con la comunidad de propietarios, con un proveedor...). De esta manera, no solo dispondrás de asesoramiento ilimitado sobre los temas legales del día a día, sino que un equipo experto recomendará a la pyme el método más adecuado para resolver cualquier conflicto con los gastos derivados cubiertos: abogado, procurador, perito, tasas judiciales... Así, con un único pago al año, sabrás cuánto van a costarte los asuntos legales de tu empresa.

Para contratar un seguro como DAS Abogado de Empresa acude a tu asesor de seguros y detállale las características de tu negocio (número de empleados, de locales, actividad...), él te ayudará a diseñar un seguro de protección jurídica a medida con tus necesidades.

Encuentra tu franquicia
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.



Ver más articulos