Buscador
cerrar

Apuntes del director

Ambición de mejora continua

Llegamos a la última entrega (de momento) de la serie de entrevistas con emprendedores de éxito que hemos desarrollado conjuntamente SEAT ATECA y la Revista Emprendedores. El objetivo ha sido analizar qué rasgos tienen los emprendedores de éxito en sus hábitos de trabajo... Y hay uno más del que aún no habíamos hablado: las ganas de aprender y de seguir mejorando. La ambición sana, en definitiva.

22/08/2016
Linkedin Whatsapp

El concepto ambición está mal visto en nuestra sociedad. Da la sensación que siempre tiene que llevar el apellido de "desmedida". Es tanto así que la palabra ambicioso es para los españoles casi un insulto, algo que por cierto no ocurre en otros idiomas. Incluso en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española parecen estar en esa misma línea. La primera acepción de ambición es: "Deseo ardiente de conseguir algo, especialmente poder, riquezas, dignidades o fama". La segunda acepción rebaja ya la carga negativa: "Cosa que se desea con vehemencia".

Nosotros, desde la revista Emprendedores, creemos en la ambición como motor de progreso. Y nos parece que los emprendedores de éxito necesitan la ambición para marcar las metas que se han propuesto: no se llega a los niveles de excelencia de nuestros protagonistas sin haberse planteado algo verdaderamente grande. Los emprendedores que han participado en el proyecto que venimos desarrollando conjuntamente con el Nuevo SEAT ATECA (y que ha consistido en un intenso seguimiento de ocho emprendedores de éxito) demuestran claramente esta premisa.

Y su ambición en marcarse las metas se combina claramente con poner todos los medios para alcanzar esas metas. Todos se han formado intensamente en sus distintos campos, con formación reglada o estudiando sobre el terreno el mercado al que se querían dirigir. Además, han mostrado el mejor ejemplo de ambición sana: tienen como uno de sus objetivos primordiales la mejora continua, el estudio de todas las tendencias que puedan afectar a su actividad (y a la sociedad en general, la verdad) y están abiertos a interactuar con personas de todo tipo para ensanchar sus niveles de conocimiento.

Es una ambición sana. La demostración clara es lo que se ayudan entre ellos (lo hemos podido comprobar in situ al reunirles por parejas) y el afán que muestran por ayudar también a los demás. Lo hemos dicho anteriormente: los emprendedores de éxito son generosos. Se prestan a ayudar a otros emprendedores con sus consejos y experiencias. 

Rompamos el tabú. Se puede ser ambicioso y generoso al mismo tiempo.

Nuestros protagonistas lo son.

Encuentra tu franquicia
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.



Ver más articulos