Buscador
cerrar

Por qué no debes preocuparte más por la conciliación bancaria

Los programas de contabilidad han convertido la conciliación bancaria en un aspecto de tu negocio que ya no tiene que inquietarte.

25/02/2016
Linkedin Whatsapp

A estas alturas del partido, tenemos suficiente confianza para confesarte algo: los que escriben sobre contabilidad a veces – quizá muchas veces - pecan de exceso de jerigonza y su estilo parece responder al criterio de “cuanto más enrevesado, mejor”.

¿A quién no le ha pasado? Quieres consultar un término contable y te encuentras con una definición infumable, soporífera. Te deja igual que como estabas al principio. O peor: porque después te sientes más tonto e ignorante.

De ahí que a menudo uno se encuentre con artículos de contabilidad que se calcan los unos a los otros y nadie se queja. Total, crean el mismo efecto que si los hubieran escrito en chino.

Pondremos el ejemplo de la conciliación bancaria. En la Wikipedia uno se encuentra la siguiente definición:

“(…) es un proceso que permite confrontar y conciliar los valores económicos que una empresa tiene registrados sobre una cuenta, ya sea corriente o de ahorro, con sus movimientos bancarios y clasificar el libro auxiliar de contabilidad para confrontarlo con el extracto.”

Repitamos algunos términos: un “proceso”, “confrontar”, “valores económicos”… Cualquiera diría que estamos hablando de una guerra de civilizaciones o de una reacción química.

¿Y de qué hablamos? Pues básicamente hablamos de coger el extracto que el banco te envía a final de mes y compararlo con tu registro de ingresos y gastos. Y asegurarte de que coinciden.

¿Y para eso tanta parafernalia?

Suponemos que por algo hay que empezar para explicar la importancia de que no seas dejado y realices un registro disciplinado de tus ingresos y gastos para luego no llevarte sorpresas al contrastarlo con el extracto contable.

¿Y por qué? Porque cuando ambas cuentas – la contable y la bancaria – no cuadran, normalmente se debe a un descuido en tu libro contable o a un recibo o factura que se te ha traspapelado. Y es que rara vez el banco falla.

La conciliación bancaria y la contabilidad en la nube

Antes de seguir, queremos aclararte algo: no negamos la importancia de una jerga contable. Y no somos tan prosaicos como para ignorar que definir un concepto significa poner límites y hacer uso de términos específicos.

Pero eso no significa sacrificar los criterios básicos de claridad y sencillez. Y, la verdad, algunas veces la ciencia económica se pasa de rosca y de pompa.

El problema se agrava cuando uno se encuentra con artículos en los que la pomposidad rebasa la línea del ridículo. Y es que con los programas de contabilidad hay cierta información o consejos que resultan simplemente superfluos.

Volvamos a la conciliación bancaria. Hoy en día cualquier programa de contabilidad en la nube te permite hacer la conciliación bancaria sin más complicaciones que la de subir el extracto del banco y enlazar los ingreso y gastos con un movimiento determinado del extracto.

No hay más misterio. Es así de sencillo. Y la ventaja clarísima: tu tesorería se mantiene actualizada y el margen de error es prácticamente cero.

¿Para qué entonces 10 consejos para una conciliación bancaria eficiente? ¿Acaso hace falta 10 o 15 consejos para hacer algo que sólo te lleva un par de clics?

Sabemos que hubo un tiempo en que tenía que ser así, y que tenías que ponerte con la regla comparando los extractos contables y bancarios.

Pero ahora eso es una pérdida de tiempo. Y no hace falta decirte más. Con un consejo basta. Y a buen entendedor, bueno es un programa de programa de contabilidad y facturación.

Encuentra tu franquicia
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.



Ver más articulos