A principios de 2018 GLS se hacía con la red de transporte urgente Redyser, con lo que el segmento avanzaba en su concentración, los operadores -con redes más que consolidadas en el tiempo y en cuanto al número de unidades- intensifican su apuesta por productos de raíz eco y sostenible, con el horizonte de aportar soluciones en las entregas que se efectúan en la denominada ‘última milla’.