El Ayuntamiento de Gijón impulsa 61 empresas con capital riesgo

Entre 2010 y 2019, el Ayuntamiento de Gijón ha impulsado a 61 empresas que han generado 530 puestos de trabajo a través del uso de dos fondos de capital riesgo, Gijón Invierte I, Fondo de Capital Riesgo y Gijón Invierte II, Fondo de Capital Semilla, dotados en conjunto con 7.900.000 euros.

image
Rubén Hidalgo

La puesta en marcha de esta idea ha generado, hasta ahora, una inversión inducida de 20,5 millones de euros y la cifra de negocio de todas las empresas a las que se ha apoyado asciende a 45 millones de euros.

El Ayuntamiento Gijón afirma haber sido la primera entidad municipal de España en utilizar desde, 2010, el capital riesgo para promocionar el desarrollo económico a través de la capitalización de proyectos empresariales innovadores. En el primer trimestre de 2019 ha culminado la primera etapa en la gestión de estos dos instrumentos, con un resultado satisfactorio para sus promotores. “A diferencia de los programas tradicionales de subvención a fondo perdido, estos fondos están diseñados para recuperar la inversión de recursos públicos, al tratarse de una inversión con retorno, en el que la desinversión con plusvalía de la mayor parte de los proyectos compensa holgadamente las pérdidas originadas por los proyectos fallidos”, afirma Rubén Hidalgo, Director Gerente del Centro Municipal de Empresas de Gijón, S.A. (Gijón IMPULSA ), el organismo que gestiona directamente el Fondo de Capital Semilla con el asesoramiento de la Sociedad Gestora Torsa Capital.

Los fondos

Gijón Invierte I, Fondo de Capital Riesgo se puso en marcha a finales del año 2010 e inició sus operaciones en 2011. Tuvo una dotación inicial de 6.000.000 de euros de recursos procedentes íntegramente del Ayuntamiento de Gijón, de los cuales se han utilizado 5.600.000 euros. Su objetivo era capitalizar proyectos empresariales innovadores que demostraran capacidad de crecimiento, de generación de empleo y de riqueza “tanto para la ciudad como para Asturias”, apunta Rubén Hidalgo. El plan era dotarlos de los recursos económicos y financieros necesarios y se priorizaron los proyectos con alto potencial de digitalización, con visión internacional y con capacidad de imprimir tracción entre pequeñas empresas del ámbito local.

La gestión de este fondo se adjudicó, mediante licitación, a la Sociedad Gestora Torsa Capital y fue inscrito en el registro de entidades de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Desde que inició su actividad, el Fondo de Capital Riesgo ha completado su cartera con un total de 14 proyectos empresariales financiados. Dos de ellos han resultado fallidos y las sociedades han sido liquidadas o se encuentran en fase de liquidación. Otros cinco han alcanzado los objetivos planteados, “generando importantes plusvalías en el momento de la desinversión del Fondo de Capital Riesgo, por lo que ha sido innecesario el desembolso de los 6 millones de euros del capital inicial”, explica Hidalgo. Estas cinco compañías han alcanzado un tamaño relevante y se encuentran en fases de expansión nacional e internacional.

En conjunto, la inversión acumulada del Fondo de Capital Riesgo ha sido de 5 millones de euros, la inversión inducida de las 14 empresas, de 12 millones de euros, y la cifra de negocio conjunta de estas ha ascendido a 34 millones de euros. Se han generado 300 puestos de trabajo.

Por su parte, Gijón Invierte II, Fondo de Capital Semilla se creó en 2012 con la finalidad de impulsar proyectos empresariales innovadores en el momento de su puesta en marcha, “pues somos conscientes de las dificultades con que se encuentran los emprendedores para obtener la financiación que necesitan”, comenta el Director Gerente de Gijón IMPULSA. Este vehículo de inversión se enfocó en el apoyo a start-ups. Hasta el primer trimestre de 2019 ha concedido un total de 47 préstamos participativos a empresas de sectores tan diversos como el digital, industria creativa, biotecnología, salud, movilidad, sostenibilidad o industria.

La fórmula que ha utilizado ha sido la concesión de préstamos participativos con un importe medio de 70.000 euros. La empresa dispone de una carencia de uno o dos años y un periodo de amortización de entre 5 y 6 años. En total, la inversión acumulada del Fondo de Capital Semilla ha sido de 2.900.000 euros, la inversión inducida de las 47 empresas, de 8,5 millones de euros, la cifra de negocio de estas en conjunto ha sumado 11 millones de euros y se han generado 230 puestos de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo