Un vehículo de inversión para impulsar el ecosistema más allá de Madrid y Barcelona

El nicho que quiere cubrir el Cupido Capital es facilitar inversión profesional a proyectos en fases muy iniciales y surgidos en cualquier punto del territorio español.

image
Cupido Capital

Más del 80% de la inversión recibida por las startups el año pasado se concentró en Madrid y Barcelona, otro 10% se lo repartieron entre Valencia y Bilbao y, el 10% que falta, fue para el resto de España. Este es uno de los desequilibrios del ecosistema nacional que se propone corregir Cupido Capital , un nuevo vehículo de inversión para emprendedores integrado por otros 22 emprendedores.

El vehículo lo impulsan Ismael Teijón, antes cofundador de Demium Startups, Jesús Alonso Gallo, emprendedor e inversor en serie, y Aitor Sancho, también procedente de Demium. En la iniciativa han conseguido sumar a otros 19 emprendedores, algunos de los cuales se inician en la travesía como inversores, aunque muchos de ellos tienen ya un dilatado bagaje. En conjunto tienen más de 200 inversiones realizadas y más de 80 startups participadas.

Cupido Capital se propone invertir en 10-12 startups en fase preseed o seed a lo largo de año, con un ticket medio que oscilará entre los 30.000 y los 50.000 euros. Pero lo que les hace diferentes es el deseo de identificar proyectos potentes más allá de Madrid y Barcelona. Para ello han iniciado un recorrido por todo el país en busca de esas startups que Teijón califica de “joyitas”, aunque lo único que tengan hasta ese momento sea la idea contada en un power point. A cambio, ellos se quedan con un 10% de participación.

No obstante, aunque su foco lo tengan en los estadíos tempranos, el deseo este nuevo vehículo es poder acompañar a la startup a lo largo de todo su recorrido financiero. Para ello están negociando acuerdos con otras organizaciones y fondos de inversión profesionales capaces de tomar las riendas cuando el proyecto pase a otro nivel.

“Lo más importante de nuestra idea para el emprendedor es que con la inversión en esa fase tan temprana de Cupido puedan olvidarse de las siguientes rondas y tener cubierto el proceso con toda la red que nosotros estamos generando. Lo que más cuesta a estos inversores grandes es identificar los proyectos, el deal flow, de manera que, a veces, cuando los descubren, ya llegan tarde porque el proyecto está copado. Nosotros les presentamos estos proyectos y a los emprendedores les conectamos con el ecosistema, con otras aceleradoras o con otros inversores en fases más avanzadas a la vez que éstos, cuando les llega un proyecto todavía verde, lo pueden derivar a Cupido para su maduración”, afirma Teijón. Hasta ahora han alcanzado acuerdos con diversas Universidades, Cámaras de Comercio, Escuelas, y Asociaciones de Business Angels locales.

Por el momento, ya han elegido su primera apuesta inversora, Nicehop , una startup de Mijas con un asistente virtual que te informa de chollos de viajes desde cualquier aplicación de mensajería, como Whatsapp.

Publicidad - Sigue leyendo debajo