Un concurso de emprendedores en el sector de la música para la próxima edición del FIB

Impulsado por Lanzadera, los diez finalistas se presentarán en el Festival de Benicàssim

image
FIB

FIB Pro Startups está impulsado por CEEI Castellón y Lanzadera, la aceleradora de Mercadona, y quiere impulsar proyectos que innoven en el sector de la música. Los diez proyectos elegidos se presentarán del 18 al 21 de julio dentro de la programación del Festival de Benicàssim. En la mañana del 18 de julio competirán en Villa Elisa en una jornada que finalizará con la “Startup Pitch Competition”. Las startups participarán en varios encuentros, como una mesa redonda o talleres con experiencias y demostraciones sobre tecnología disruptiva en el sector MusicTech. Estos son los diez finalistas:

Musicsan Event, una empresa dedicada a la organización, gestión y producción de eventos en València y alrededores.

Shivver, una plataforma de artes escénicas que combina la realidad virtual con las nuevas tecnologías, que incluye el reconocimiento avanzado de voz o el 5G, para que el usuario tenga una experiencia inmersiva e interactiva.

Singerfy, una empresa que propone canciones personalizadas como regalo.

SemanticBots, una spin-off de la Universitat Jaume I dedicada al desarrollo de chatbots dotados con inteligencia artificial y al análisis del Big Data de los datos generados en las conversaciones.

Drop.Show, un recopilador online de toda la información necesaria para saber la rentabilidad de un artista musical o para encontrar nuevos artistas rentables que contratar.

Acqustic, una plataforma que permite a músicos emergentes impulsar su carrera profesional.

Antfluence, tecnología móvil de Location Intelligence y marketing de proximidad integrada en aplicaciones nativas personalizadas para cada cliente y sector.

Watafan, que permite a los artistas generar sus propias colecciones de cromos digitales autografiadas. Éstos pueden ser entregados a sus fans como si de un autógrafo se tratara pero de móvil a móvil.

TactilePay, un sistema de pago por huella dactilar a través de un lector biométrico.

Discocil, que tiene como misión digitalizar el sector del ocio, a través de un software de gestión que permita medir el rendimiento y aumentar la repercusión de los negocios del sector.

Publicidad - Sigue leyendo debajo