Apoyo al emprendimiento creativo e innovador en Burgos

La Fundación Caja de Burgos apuesta en su programa social por el apoyo a todos aquellos emprendedores que, además de un proyecto de autoempleo y creación de una nueva empresa se basen en ideas innovadoras hasta ahora inexistentes en la provincia.

image
Bit Academy

“Lo llamamos emprendedores creativos innovadores porque en el programa seleccionamos solo proyectos que tengan un punto de innovación, cuyo objetivo sea la creación de un producto o servicio novedoso para la sociedad”, explica Francisco Javier Cuasante, responsable del área de Dinamismo Empresarial en La Fundación Caja de Burgos .

El programa del apoyo al emprendimiento creativo innovador se puso en marcha 2013 y, desde entonces, se han registrado numerosos casos de éxito en ámbitos como educación, el ecologismo, el arte o el deporte. La metodología aúna sesiones de mentoring que establecen itinerarios personalizados según las necesidades y madurez de las iniciativas, con el respaldo que supone para el emprendedor el contar con el apoyo y la red de networking de la Fundación. Adaptándose a la fase de emprendimiento en la cual se encuentre el proyecto, un equipo de mentores analiza el potencial innovador del proyecto, ofreciendo asesoramiento, difusión y asistencia en la creación del negocio al participante.

El presupuesto destinado para este programa por la Fundación Caja de Burgos ascendió en 2018 a más de 240.000 euros, con una bolsa de financiación de 50.000 euros destinada a las mejores empresas creadas dentro del programa. El resto de la partida se distribuyó entre tutorizaciones e impulso a la fabricación de prototipos. Entre los proyectos promovidos los hay tan originales como la fabricación de féretros sostenibles hasta una academia infantil de robótica bilingüe.

El emprendimiento frente a la despoblación de la España rural

La apertura de nuevos negocios en Burgos se ha disparado durante este 2019, según los últimos datos facilitados por los registros de la Oficina Territorial de Trabajo de la Junta de Castilla y León. Solo en el primer semestre de 2019 se han activado 1.686 empresas en la provincia, lo que ha permitido la generación de 11.000 nuevos puestos de trabajo. Un total de 1.504 actividades comunicadas han sido empresas de nueva creación.

Con el objetivo de incentivar el empleo como principio esencial del desarrollo social, la Fundación Caja de Burgos implementa su programa innovador de apoyo al emprendedor, referente en Castilla y León, muy especialmente en las áreas rurales. “Es importante reforzar el mensaje de empoderamiento de lo rural como parte imprescindible de la sociedad y frente a la problemática de la despoblación de la España rural”, recuerda Cuasante. Por ello, “siempre que se puede se expone la línea de apoyo al Emprendimiento de la Fundación Caja de Burgos y se anima a las personas a que contacten si tienen ideas”, concluye.

Publicidad - Sigue leyendo debajo