Los proyectos veganos ya tienen su propia incubadora

ProVeg es la primera incubadora de startups vegana en Europa que tiene como objetivo transformar la cultura de la alimentación a nivel global. Pink Albatross se ha convertido en la primera startup española que participa en esta incubadora.

Los fundadores de Pink Albatross
Pink Albatross

Con un helado basado en ingredientes naturales, plant-based y mínimamente procesado, Pink Albatross llega a Berlín para participar en un programa de aceleración cuya misión es construir un futuro alimentario sostenible y hacerse un hueco en la cultura de la alimentación vegana a nivel global.

La segunda edición de ProVeg arrancó el 23 de septiembre con la participación de 13 startups internacionales con propuestas alimentarias basadas en la proteína vegetal y celular y que remplazan los productos de origen animal con un producto comercializable y escalable. Durante tres meses, los emprendedores realizarán talleres y sesiones individuales, con entrenamientos personalizados adaptados a las necesidades de cada compañía. Al finalizar el programa, cada startup presentará su proyecto a un panel de inversores.

La incubadora ProVeg pertenece a una de las principales organizaciones de sensibilización alimentaria, ProVeg International. Su misión es conseguir la reducción del consumo de origen animal a la vez que conecta a las organizaciones acordes a esta filosofía de vida.

“Tras varios meses de trabajo hemos conseguido hacer tangible el producto que se identifica con nuestra filosofía. Hemos conseguido estar en grandes ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Valladolid y llegamos a Berlín con el objetivo de dar a conocer nuestro producto a nivel global”, comenta Luke Saldanha, especialista en marketing de origen hindú y uno de los fundadores de Pink Albatross junto al argentino Pepe Biaggio, consultor de transformación digital.

La propuesta de esta startup se basa en el uso de ingredientes no artificiales sin renunciar por ello al sabor y cremosidad de los helados. Cuentan con cinco primeros sabores: chocolate negro, avellana, caramelo, straccia-coco y mango tropical. Todos ellos con la garantía plant-based y con una elaboración artesanal fabricados en Ávila.

Pink Albatross es un producto vegetal que pretende llegar a todos los públicos siendo un helado inclusivo pensado para los amantes de los helados, para los intolerantes al gluten; aptos para veganos y para las personas que intentan reducir el consumo de ingredientes artificiales.

Actualmente, la empresa ofrece su producto en restaurantes y comercios con el objetivo a corto plazo de estar presente en todas las ciudades españolas. Además, trabaja en la creación de nuevos sabores que amplíen su oferta de producto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo