Impulsar el liderazgo femenino a través de la libertad que dan los negocios

Alejandra Sastre es coach y mentora. Trabaja con mujeres mayores de 40 años dispuestas a reconvertirse y a aprender a rentabilizar su experiencia, sus conocimientos y sus habilidades. Para ellas, ha creado un método.

image
Nicoleta Lupu

A la edad de 18 años Alejandra Sastre ya gestionaba una empresa con 800 empleados. La compañía era de su padre, un emprendedor de éxito en Uruguay que le enseñó, sobre todo, a trabajar, pero a hacerlo desde el puesto más bajo hasta el más alto. Es una forma de conocer el desempeño de cada oficio, pero también de mantener el control absoluto de la empresa y no ceder a la vulnerabiliad que puede ocasionar una vacante repentina.

Así que cuando Alejandra Sastre montó su primera empresa, una de limpieza, antes de ser la gerente se desempeñó como limpiadora. Así lo hizo luego con todas las compañías que fundó, hasta un total de 13, y dentro del entorno offline. Sin embargo, la enfermedad con la que nació su tercer hijo le hizo replantearse todo. Malvendió o regaló todo lo que tenía y se trasladó a vivir con la familia a Malta. Allí es donde se dio cuenta de que, si quería seguir creando proyectos, tendrían que ser digitales porque la carga familiar era ahora mayor.

El primer intento como emprendedora en el mundo digital, ya de vuelta en España, fue una academia online, que resultó ser un rotundo fracaso. No tanto en lo que atañe a la facturación -llegó a alcanzar 4.000 euros al mes- como al ingente esfuerzo que tenía que hacer para lograr esa suma. “Yo tenía la imagen esa del nómada digital trabajando con su ordenador desde la playa, pero no fue así para nada”. Dos mentores la ayudaron a ver los motivos de su error. El primero: la falta de foco. El segundo: apenas aportaba valor con sus enseñanzas. En lo que Sastre había demostrado ser verdaderamente buena hasta ese momento era en crear empresas desde cero y en esa dirección se orientó.

Hasta aquí lo antecedentes, a grandes rasgos, de la fundadora de Alejandrasastre.es, la web desde la que ofrece sus servicios como especialista en marketing digital, en ventas, coach y mentora a través de su método con el que se compromete a convertir a las mujeres en lo que ella llama ‘Experta Premium’.

Ponerte en valor y mejorar la relación con el dinero

Su público objetivo lo constituyen principalmente mujeres, todas ellas profesionales y mayores de 40 años, aunque también tiene alguna de más de 70. A ellas les enseña a trabajar la marca personal y a rentabilizar su trabajo. Para ello lo primero que hace es tratar de cambiar su mentalidad y enseñarlas a ponerse en valor y mejorar su relación con el dinero y el mundo de las ventas. “No sé por qué las ventas solemos asociarlas a la imagen del vendedor americano con la camisa desabrochada y ofreciéndote un coche de segunda mano. Hay que dignificar esta profesión porque, por un lado, sin ventas no hay negocio pero, por otro, hay que entender que un vendedor es una persona que transforma vidas, que ayuda a otros”, argumenta.

Al trabajo de concienciación le sigue el estratégico para llegar al cliente premium, este es, “el que está dispuesto a invertir en ti”. A Partir de este momento es cuando empieza la aplicación del método, personalizado para cada cliente en función de su experiencia, conocimientos y habilidades. La coach, por su parte, proporciona las distintas estrategias que convienen seguir en cada caso para la obtención de los objetivos concretos.

Los casos de éxito los cifra en un 80% catalogando como tales aquellos “que acaban facturando, al menos, 10.000 euros mensuales”. En cuanto a lo que factura ella, no facilita la cifra exacta pero sí que, a título orientativo, afirma: “más de seis dígitos", después de arrancar el proyecto hace apenas un año y medio. Afirma también que, en el plazo de 8 meses, ha conseguido posicionarse como referente en marketing digital y se ha convertido en cotizada speaker internacional.

El propósito final, no obstante, no varía. “Mi misión es ayudar a las mujeres a que se conviertan en líderes a través de la libertad de los negocios”. Para poder formarte con ella exige unos requisitos básicos: tener un alto grado de conocimiento de tu oficio, al objeto de aportar valor a la comunidad; ser una persona con valores, como la honestidad, el amor a la familia, a la amistad…y querer cambiar el mundo a mejor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo