EIT Climate-KIC: la cantera del emprendimiento en Europa para el cambio climático

Zeleros, Aerox o Pleneat son solo algunas de las startups nacionales que se han convertido en referentes europeos en la acción climática. Comparten como nexo de unión haber sido impulsadas desde la aceleradora de EIT Climate-KIC.

Muñoz-Bonet
Guillermo Jiménez/ HEARST

Aprovechando la celebración estos días de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Madrid, COP25, EIT Climate-KIC Spain organizó en la zona verde de las instalaciones de Ifema una sesión para hablar sobre ‘Emprendedores por el clima’. El espacio buscaba dar voz a emprendedores/as reales que han pasado por la Aceleradora EIT Climate-KIC y que están ya aportando soluciones tangibles y exitosas en la lucha contra el cambio climático. Tal es el caso de Zeleros, Aerox o Pleneat , las tres startups nacionales elegidas para ejemplificar la necesidad de impulsar el emprendimiento ligado a la acción climática. A proporcionar esa cantera de emprendedores es a lo que se dedican en EIT Climate-KIC, la Comunidad Europea de Innovación y Conocimiento que trabaja para acelerar la transición hacia una economía libre de emisiones de carbono. Con el apoyo del Instituto Europeo de Tecnología, órgano de la Unión Europea, EIT Climate-KIC identifica y apoya la innovación capaz de mitigar el calentamiento global y combatir el cambio climático.

El papel de EIT Climate-KIC en el ecosistema emprendedor

José Luis Muñoz-Bonet es el director general de EIT Climate-KIC en España. Él es quien nos cuenta a qué se dedica este organismo y su impacto en el ecosistema emprendedor europeo orientado a combatir el cambio climático.

EIT Climate-KIC es la iniciativa de innovación y cambio climático que surge del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) e impulsada desde la Comisión Europea. Su nacimiento se sitúa en 2009, aunque en España no se implantará plenamente hasta el año 2016, después de haberse integrado primero a través de la Comunidad Valenciana como región. No obstante, pese a la tardía incorporación de nuestro país a la iniciativa, asegura Muñoz-Bonet que nuestra aportación ha sido notable, no solo en lo que atañe a sumar a otros stakeholders a esa comunidad de innovación y conocimiento, como las Administraciones o las ONGs, sino también en cuanto a la participación activa de numerosos emprendedores en los distintos programas.

Actualmente EIT Climate-KIC cuenta con más de 20 programas distintos articulados en torno a tres ejes principales: formación, emprendimiento e innovación. No obstante, todos confluyen en una finalidad superior: fomentar el emprendimiento orientado a la acción climática.

Dentro ya de cada uno de los grandes ejes, se establecen después distintas iniciativas como algunas de las que referimos a continuación:

-Formación: Aquí lo que se persigue es estimular y contagiar el espíritu emprendedor. En este línea se conciben programas como el denominado The Journey Summer School’, una especie de escuela de verano de cinco semanas de duración para la que se identifican los jóvenes estudiantes con alto talento y capaces de generar una posible idea de negocio. A esta vertical corresponde también el programa Pioneers, este ya dirigido a profesionales con una visión multidisciplinar a los que se saca de su zona de confort para trabajar en otras actividades y entornos hasta entonces desconocidos para ellos dado que hasta tienen que cambiar el país de residencia durante un tiempo. “Es una especie de Erasmus para profesionales- resume Muñoz-Bonet- Con esto buscamos inculcar no solo una innovación sistémica sino una innovación disruptiva".

-Emprendimiento: En este apartado el programa más emblemático es el de la aceleradora donde tratan de identificar las mejores soluciones de startups de acción climática. Aquí es donde entraron a formar parte Zeleros, Aerox y Pleneat dentro de un centenar más de startups españolas que han pasado por programa desde su surgimiento. El objetivo de todas ellas ha de ser transformar sectores y hacerlos sostenibles dentro de las tres áreas de acción principales: ciudades y cambio climático (movilidad, urbanismo, edificación..); industria y cambio climático (economía circular, gestión sostenible del territorio, forestal…) y financiación sostenible (nuevas herramientas financieras, cofinanciación, evaluación de riesgos…).

Otras iniciativas que llaman la atención en material de emprendimiento es el Climathon, un Hackathon global de 24 horas en el que jóvenes de todo el mundo aportan soluciones a los retos lanzados por cada país.

Climate Launchpad, una competición de ideas verdes de negocio en una fase previa al emprendimiento, y el Greenhouse, un programa de preincubación de negocios sostenibles dirigido, sobre todo, al entorno universitario, son otras de las iniciativas más populares en el eje emprendedor.

-La innovación. Corresponde a la tercera pata en la que pueden lanzar proyectos innovadores cualquier entidad y a los que EIT Climate-KIC trata de ayudar a desarrollar y encontrar financiación a través de los cerca de 400 partners con los que colaboran.

En busca de la sostenibilidad económica

“Nuestra idea es consolidar lo que ya estamos haciendo. Queremos limar egos, sumar esfuerzos y apoyar esta gran iniciativa innovadora que, desde Europa, quiere combatir el cambio climático”, afirma Muñoz-Bonet.

No obstante, alerta el director general de EIT Climate-KIC en España del riesgo de que este procedimiento se vea frenado por la escasez de recursos económicos. Las ayudas concedidas por EIT Climate-KIC han sido a fondo perdido. En el caso de la aceleradora, no piden retorno a las startups. La parte positiva de esto es que seleccionan los proyectos en fases tempranas en función de su verdadero potencial e impacto, sin tener en cuenta la rentabilidad de la inversión. Sin embargo, no sucede lo mismo con el resto de las aceleradoras que se hacen cargo, más adelante, de las startups que salen de EIT Climate-KIC con un modelo de negocio contrastado, ya mucho más apetecibles para los inversores. “Lo que nosotros estamos trabajando es la cantera del emprendimiento sostenible, el early innovation. El trabajo es loable, pero también se ha convertido en un handicap dado que no rentabilizamos el esfuerzo. De esta manera, es posible que, en cuestión de años, esto se termine si no contribuyen económicamente otras entidades a esta labor”, dice Muñoz-Bonet.

Por el momento, la Comisión Europea ha anunciado ya recortes económicos al programa y ha instado a los Estados participantes a arbitrar fórmulas que lo hagan económicamente sostenible habilitando mecanismos de financiación.

Tres startups referentes

En cuanto a las startups que acompañaron a EIT Climate-KIC en el evento de COP25, como proyectos acelerados por la organización en sus fases iniciales y hoy referentes europeo son:

Aerox . Se trata de una empresa de origen valenciano que ayuda a que la transición energética sea posible. Su CEO, Raúl Cortés, explica lo que hacen de la siguiente manera: “La empresa surge en 2014 para suplir de materiales avanzados al sector eólico”. Lo que hacen es alargar la vida y mejorar el rendimiento de las palas de los aerogeneradores con un novedoso recubrimiento y adhesivo. La empresa espera cerrar el ejercicio actual con 7 millones de facturación y está abriendo sede en Estados Unidos y China.

Zeleros .También de origen valenciano, estuvo representada por Luis Navarro, director de operaciones. Zeleros es una empresa tecnológica e industrial que se dedica a diseñar, desarrollar y, el día de mañana, a fabricar un vehículo del nuevo modelo de transporte: el hyperloop. Se trata de un vehículo que levita magnéticamente y que se desplaza dentro de un tubo, en el cual el aire ha sido extraído previamente para bajar la presión y facilitar el movimiento, de forma que podemos desplazarnos a una alta velocidad con un consumo energético muy bajo. Para hacernos una idea, valga un trayecto París-Berlín en una hora. Zeleros ha obtenido el premio a la empresa más innovadora de Europa en el último certamen de Climate KIC de Europa.

-Pleneat es una startup surgida en Madrid especializada en servir y elaborar comida ecológica certificada y distribuirla en las ciudades. Por el momento distribuyen la comida a empresas y a eventos y con el objetivo de generar demanda de comida ecológica en la ciudad para así facilitar y promover la economía rural en la zona de la España vacía. Elena Biurrun, directora adjunta de Pleneat fue la persona que intervino en representación de esta empresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo