Los business market: una puja por los emprendedores

Un business market consiste en habilitar un auditorio en cualquier localidad donde empresas y startups de todo tipo exponen en pocos minutos su proyecto a potenciales inversores, locales o no. El business market original nació en Elche.

Business Market de Elche

La idea es de Gerardo Salvador, emprendedor reincidente, actualmente a la cabeza de dos proyectos: Seinon, un software software cloud para el control y ahorro energético con 10 años de trayectoria y más de 13000 ubicaciones monitorizadas, y CEO de Ecommaster, escuela especializada en comercio electrónico y marketing digital con más de 11.000 alumnos egresados. Forma también parte del comité de desarrollo sostenible de la CEOE. Pero además de por su experiencia personal, como secretario también de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Alicante (Jovempa), Gerardo Salvador es muy consciente de que uno de los principales problemas de los emprendedores es el acceso al capital, más en localidades pequeñas, carentes de un ecosistema potente donde impulsar el emprendimiento.

Esta inquietud la compartió en una conversión con Ezequiel Sánchez, ex director general de Tempe, la empresa de calzado del Grupo Inditex y ahora reconvertido en business angel con Binomio Ventures. Ambos compartieron esta visión de discriminación geográfica en materia de financiación de empresas y acordaron buscar una solución. Así es como surge la idea de crear un business market, un foro anual donde empresarios y emprendedores de todo tipo tuvieran la oportunidad de exponer ante potenciales inversores, profesionales o no, sus proyectos.

El primer business market se celebró en Elche hace ocho años. Se sumaron a la iniciativa el Ayuntamiento ilicitano, Jovempa y, más adelante, Elche Emprende. Para su celebración, el Ayuntamiento cede el Centro de Congresos de la localidad que estructuras en distintas partes. Una destinada a conferencias formativas, en las que se trata de mostrar a los inversores que existen alternativas más allá ‘del ladrillo’ para poner su dinero y mentalizarles de la labor social que llevan a cabo invirtiendo en empresas que, en última instancia, repercuten a la economía local. Otra segunda sala se habilita para la exposición de los proyectos, un máximo de 30 por edición, con cinco minutos para exponer su idea de negocio en un pitch. No existen límites de edad ni de actividad, pero sí se lleva a cabo un filtro previo para garantizar cierto nivel de las empresas. La tercera sala se destina ya a las posibles reuniones que puedan surgir entre inversores y emprendedores una vez expuestos los proyectos.

No obstante, advierte Salvador que lo normal es que las operaciones económicas se cierren a posteriori, siendo el evento más propicio para la generación de contactos y sinergias. Asimismo, adelanta que, posiblemente, tampoco sea el sitio adecuado para ir a una ronda de inversión importante, teniendo en cuenta que las cantidades conseguidas hasta ahora no han sobrepasado los 400.000 euros. En cualquier caso, una suma nunca desdeñable cuando la necesidad aprieta. “Por aquí han pasado desde jóvenes de 18 años que quieren lanzar una startup hasta personas de 60 o empresarios que querían franquiciar”, dice Salvador.

Desde que se celebrara el primero hasta la última y octava edición, en la que intervino el emprendedor e inversor Eneko Knörr, habrán pasado por el business market de Elche unas 250 empresas. Lo que no puede decir Gerardo Salvador es la suma de dinero levantada entre todas. En cualquier caso lo que se persigue es un ambiente abierto, participativo y desenfadado. “Me inspiré más en entornos como los de Berlín, Londres o Estados Unidos, donde emprendedores e inversores se reúnen en torno a una barbacoa y levantan dinero”.

Un evento que ya replican muchos Ayuntamiento

En cualquier caso, la iniciativa ha resultado tan interesante que numerosos Ayuntamientos se apresuraron a replicarla. De hecho, ahora mismo hay abierta una primera convocatoria para los días 5 y 6 de febrero en la localidad de Segovia. También las ciudades de Bilbao, Córdoba o Sevilla, entre muchas otras, cuentan ya con su propio Business Market. En ninguno de los casos han consultado con el autor de la idea antes de hacer la réplica, un hecho que, más que molestar, enorgullece a Gerardo Salvador. “Aquí no se trata tanto de una cuestión de protagonismos como de fortalecer el ecosistema emprendedor. Si puedo ayudar a alguien a organizar el evento en su ciudad, yo encantado”, concluye.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo